Resuelve tus dudas del Seguro de Vida

Preguntas más frecuentes sobre Seguros de Vida.

En Caser queremos ser los seguros de tu confianza, es nuestra forma de trabajar. Que tú te sientas cómodo y que sepas, siempre, qué contratas.

SEGURO DE VIDA

Cuando las aseguradoras hablamos de edad actuarial, nos referimos a la edad que tienes cuando te vas a asegurar. Es una forma de tarificar el riesgo que asume Caser al darte de alta en la póliza, de esta forma determinamos el rango de edad con el que calcular la cuota final o la prima de tu seguro de vida.

La edad actuarial se determina tomando como referencia la fecha de cumpleaños más cercana, anterior o posterior, en el momento en que contratas tu seguro de vida y, en caso de que coincida el periodo, se toma como referencia la fecha futura.

Por ejemplo, si has nacido el 28 de mayo de 1977 y deseas contratar un seguro de vida el 2 de enero de 2016, tendrás una edad actuarial de 39 años, aunque no corresponda con tu edad real.

¿Te ha servido de ayuda esta? No

La finalidad de los seguros de vida se basa en pagar una indemnización a la persona que contrata la póliza o a los beneficiarios que designe.

Tener varios seguros de vida es algo normal, puesto que puedes dar de alta un mismo producto para un número determinado de personas o varios productos en los que se haga referencia a distintas personas. Esto último se utiliza, sobre todo, si quieres diferenciar los beneficios que recibirán cada uno de tus beneficiarios, por ejemplo.

Es importante que los beneficiarios de las indemnizaciones estén al corriente de los seguros en los que estén relacionados ya que en caso de que un siniestro tienen que presentar a Caser los datos de la póliza, así como toda la documentación relativa al contrato para poder obtener los beneficios señalados en las condiciones de la póliza.

¿Te ha servido de ayuda esta? No

Esta es una de las preguntas más recurrente. Y la respuesta es que no, no es una obligación.

No obstante sí debemos matizar ciertos detalles. Por regla general, los bancos solicitan unas garantías mínimas para ofrecerte el préstamo necesario para comprar un piso. Por ley, el único seguro obligatorio que te pueden pedir a la hora de firmar el contrato es un seguro de hogar que cubra los daños en la propiedad.

Las entidades solicitan seguros de vida o asocian los seguros de vida a la hipoteca, porque es una forma de garantizar el pago del préstamo en caso de que fallezcas antes de que finalice el contrato hipotecario.

Pero no es obligatorio.

¿Te ha servido de ayuda esta? No

En contra de lo que muchos pueden pensar, los seguros de vida no solo están diseñados para proporcionar recursos económicos a tus seres queridos en caso de muerte. También están pensados para ti, para proporcionarte ingresos económicos en caso de invalidez total y permanente, así como en casos de enfermedad grave como cáncer o patologías cardiorespiratorias.

No obstante, diseñes como diseñes tu seguro de vida, está claro que la finalidad principal es la de garantizar la estabilidad de aquellos a quienes quieres en circunstancias complicadas. De protegerlos.

¿Te ha servido de ayuda esta? No

Sí puedes hacerlo y además, todas las veces que consideres oportuno.

Para ello, debes notificárnoslo mediante de las vías permitidas, o bien indicándolo en tu testamento y haciéndonos conocedores de dicho cambio.

Para la notificación tienes que rellenar una solicitud especificando quiénes serán las personas beneficiadas por la indemnización correspondiente y que dos personas son los testigo del cambio.

¿Te ha servido de ayuda esta? No

Puedes incluir a tantos como desees. Además, es muy importante tener siempre a más de dos beneficiarios, ya que si solo tienes a una persona, cabe la posibilidad de que fallezca antes de que reciba la indemnización.

Cuando no exista un beneficiario, serán sus herederos legales los que reciban la indemnización, es decir: el cónyuge, sus hijos o sus padres en orden de descendencia.

En este sentido, es importante destacar que los hijos menores de edad no pueden recibir dinero por parte de las compañías de seguros. En este caso, las ganancias serían acumuladas en un fideicomiso en beneficio de los menores.

¿Te ha servido de ayuda esta? No

En caso de fallecimiento, son los beneficiarios quienes pueden cobrar esta indemnización. Es importante que sepan que son beneficiarios de este seguro y que estén en disposición de la documentación acreditativa de la póliza.

Por otra parte, en los casos de invalidez absoluta y permanente, también por accidente, el pago del capital lo recibes tú como tomador del seguro.

En los casos de accidente, invalidez y enfermedad, se paga al asegurado un capital fijo establecido y garantizado para estas coberturas.

¿Te ha servido de ayuda esta? No

Cuando contratas un seguro de vida, aseguras un capital total. De este capital, y según qué coberturas, tú puedes gestionar cuánto asignas a cada cobertura. En caso de fallecimiento, los beneficiarios reciben el total del capital asegurado. Y en caso de otro supuesto, como una enfermedad cardiovascular, recibes el capital garantizado que estaba previamente indicado para esa situación supuesta.

Este tipo de ajustes se realiza para poder adaptar las primas y que el seguro de vida sea el más adecuado.

¿Te ha servido de ayuda esta? No

Para empezar, cada situación es diferente y, lo que necesite tu cuñado puede ser, perfectamente, lo contrario a lo que necesitas tú. No obstante, el principio es el mismo y la regla de tres, también

Primero tienes que valorar tu estructura familiar: si entran más ingresos que los tuyos, si tienes hijos mayores o pequeños, sus necesidades educativas, etc…

En segundo lugar, determinar la cantidad real necesaria para que, cuando faltes, tu familia pueda seguir adelante económicamente, que no se queden con deudas (por ejemplo, la hipoteca).

Cuando tienes préstamos o hipotecas, tienes que tener en cuenta que el capital que asegures, el que ellos recibirán como indemnización, cubra el importe pendiente de pago con la entidad financiera, además de una cantidad para que los miembros de tu familia puedan reajustar los ingresos.

El periodo medio en que una familia reajusta su situación económica está entre 3 y 5 años.

¿Te ha servido de ayuda esta? No

En la mayor parte de los seguros existen exclusiones. En Caser nos gusta poner siempre sobre la mesa todos los condicionantes para que, a la hora de contratar, sepas qué contratas y para qué.

Una exclusión es una situación de accidente que implica el impago de la cantidad asegurada a los beneficiarios. En Caser Vida excluimos los siguientes supuestos:

  • Suicidio

    En Caser Vida, durante el primer año, no contemplamos el suicidio como causa de fallecimiento que dé lugar a indemnización puesto que es una muerte voluntaria. A partir del segundo año, sí se incluye como causas posibles de fallecimiento.

  • Negligencias o imprudencias graves

    Accidentes que se producen cuando no se toman las precauciones adecuadas. Si vas en bicicleta y tu obligación es ponerte el casco y tienes un accidente, si te saltas un cruce sin hacer stop…

  • Uso y abuso de alcohol y estupefacientes

    Tomarse una copa es algo habitual, pero el abuso del alcohol es una adicción que debe diagnosticarse y tratarse. Ocurre lo mismo con la adicción a las drogas. Una sobredosis, o un accidente a causa de no estar en plenas facultades por causa del alcohol, es una situación en la cual no se aplicará la compensación por fallecimiento...

  • Guerras y situaciones de conflictos político y social

    Un seguro de vida no contempla el fallecimiento a causa de un conflicto bélico, puesto que son accidentes que los estados deben evitar. Lo mismo ocurre con conflictos políticos y sociales. Si asistes a manifestaciones políticas con uso de armas y se produce un accidente, no se aplican las coberturas del seguro de vida.

  • Fenómenos meteorológicos extremos

    Los cambios del clima se manifiestan en forma de fenómenos meteorológicos de carácter extraordinario y entran dentro de los supuestos de exclusión de los seguros. Por ejemplo, erupciones volcánicas, temblores de tierra, contaminaciones por radiación e inundaciones extraordinarias.

  • Participación en competiciones deportivas, tanto en calidad de aficionado como de profesional

    No se cubren las consecuencias de una muerte por esfuerzo físico realizado voluntariamente en una competición deportiva.

  • Actos delictivos

    Esta exclusión parte del aspecto lógico y legal. Cometer un acto delictivo parte de un acto de mala fe. Si realizando una acción ilegal, falleces, no se indemnizará a tus beneficiarios

¿Te ha servido de ayuda esta? No
Top