Resuelve tus dudas del Seguro de Salud

Preguntar es de sabios. Darte respuestas es nuestra razón de ser

Un servicio excelente conlleva adelantarnos a tus necesidades y proporcionarte las respuestas que necesitas antes de contratar

¿CONTRATACIÓN? ¿CONTRATACIÓN?
  • Residencia en España y ser mayor de edad.

  • En caso de ser menor de edad, el tomador debe ser la madre, padre o tutor legal.

Los seguros médicos son anuales y se renuevan automáticamente. En caso de no querer renovar tendrás que comunicárnoslo con un mes de antelación a su vencimiento.

Por supuesto. Y cuantos más, mejor. Te puedes ahorrar en algunos de nuestros productos hasta un 35% de descuento por contratación familiar.

En caso de niños recién nacidos, si llevas más de 8 meses con nosotros, recuerda que tienes 15 días para incluirle sin carencias ni preexistencias y sin pasar cuestionario de salud.

Junto a la solicitud de contratación del seguro, se incluye un cuestionario de salud. Este consiste en una declaración de salud firmada por parte de cada uno de los asegurados a incluir en la póliza antes de su formalización, en el que se incluyen preguntas relevantes sobre el estado de salud de cada uno de ellos. Dicho cuestionario debe ser cubierto por cada uno de las personas a asegurar (salvo en el caso de menores de 18 años, donde dicha declaración será hecha por padre/madre o tutor legal), teniendo la obligación de contestar con veracidad a cada una de las preguntas, e indicando todas las circunstancias por él conocidas sobre su salud (pasada y actual). Estas respuestas a la entidad aseguradora, hacer una correcta valoración del riesgo de cara a la contratación del seguro, rechazar la contratación o establecer exclusión de cobertura en alguna de las enfermedades preexistentes declaradas por los asegurados (previa aceptación del asegurado).

En caso de falsedad, inexactitud u omisión intencionada de información en alguna de las declaraciones recogidas en el cuestionario, la Compañía podrá rescindir la póliza de seguro.

Sí, es posible. Nuestra intención es siempre poder ofrecerte una póliza que se ajuste a tus necesidades y un seguro de salud de calidad.

No obstante, hay enfermedades que no podemos asegurar, dado que la cuota mensual sería excesivamente alta, así como el pago por el uso de los servicios.

Sí. Por supuesto. Para ello la contratación se ha tenido que realizar a distancia y el plazo máximo para poder hacerlo es de 14 días desde la recepción de la póliza.

No obstante, se te cobrará la parte proporcional de los servicios que se hubieran prestado.

Sí. No obstante recuerda que existen periodos de carencia para ciertas prestaciones, pruebas diagnósticas, intervenciones, hospitalización, etc., necesarias en este proceso. Debes consultar las condiciones del contrato.

Los períodos de carencia hacen referencia al periodo de tiempo que debe cumplirse, desde el alta del asegurado en la póliza, para poder solicitar y hacer uso de determinados servicios. Por ejemplo, intervenciones, uso de medios de diagnóstico de alta tecnología, prótesis, etc.

Actualmente, dependiendo del producto, se establece entre los 64 y los 69 años. Consúltalo en las condiciones de producto.

Caser Salud no establece un límite de permanencia. Si estás contento con nosotros, estaremos encantados de que renueves tu póliza anualmente.

Caser podrá modificar la prima aplicable a la siguiente anualidad y en su caso el importe de los copagos, de acuerdo a los cálculos técnico-actuariales realizados y basados en el IPC sanitario, la frecuencia en la utilización de las coberturas garantizadas, la inclusión de avances médicos o nuevas coberturas aseguradas en cada renovación anual de la póliza, así como las actualizaciones derivadas de descuentos familiares o promocionales en el momento de contratación.

En caso de modificación de primas, recibirás una notificación de dicha actualización para la anualidad siguiente dos meses antes del vencimiento de la póliza, pudiendo optar entre la prórroga del contrato de seguro, lo que supone la aceptación de las nuevas condiciones económicas, o su rescisión al termino de la anualidad, mediante correspondiente escrito dirigido al asegurador.

Las primas a satisfacer variarán en función del incremento anual de los costes médicos del sistema sanitario, así como la actualización de la edad de cada asegurado, la variación del número de personas en la póliza, la vinculación como cliente, las condiciones promocionales (si las hubiese en su contratación), y la zona geográfica correspondiente al domicilio de la prestación, aplicando las tarifas que el asegurador tenga en vigor en la fecha de cada renovación.

El seguro se contrata por el periodo previsto en las Condiciones Particulares. A su vencimiento, se prorrogará tácitamente por periodos anuales. No obstante, cualquiera de las partes podrá oponerse a la prórroga mediante notificación escrita a la otra, efectuada con antelación no inferior a un mes de la fecha de la conclusión del periodo de seguro en curso si es el tomador, y dos meses si es la aseguradora.

En cualquier caso, la entidad aseguradora se compromete a:

  • No resolver la póliza cuando el asegurado se halle en tratamiento en régimen hospitalario, hasta el alta del mismo, salvo renuncia del asegurado a continuar con dicho tratamiento.

  • No oponerse a la prórroga de contratos de seguro que tengan asegurados con determinadas situaciones de enfermedad grave, siempre y cuando el primer diagnóstico se haya producido durante su período de alta en la póliza. Serán enfermedades con tratamiento en curso dentro del contrato las que se enumeran a continuación:

    • Procesos oncológicos activos.

    • Enfermedades cardiacas tributarias de tratamiento quirúrgico o intervencionista.

    • Trasplante de órganos.

    • Cirugía ortopédica compleja en fase de evolución.

    • Enfermedades degenerativas y desmielinizantes del sistema nervioso.

    • Insuficiencia renal aguda.

    • Insuficiencia respiratoria crónica tórpida.

    • Infarto Agudo de Miocardio con insuficiencia cardiaca.

    • Degeneración macular.

    •  

    • No ejercitar oposición a la prórroga respecto de contratos de seguro que tengan asegurados mayores de 65 años, cuando su permanencia acreditada en la entidad (sin impagos) alcance una antigüedad continuada de 5 o más años

    Los compromisos anteriores no serán de aplicación o quedarán sin efecto en aquellos supuestos en los que:

    • El asegurado hubiese incumplido sus obligaciones o hubiese existido reserva o inexactitud por parte del mismo a la hora de declarar el riesgo.

    • Se produjese impago de la prima o negativa a aceptar su actualización por parte del tomador.

    • El Tomador no esté de acuerdo con las condiciones de Renovación.

    Esta renuncia por parte de la Compañía, a su derecho de oponerse a la continuidad de la póliza, requiere de forma inexcusable que el tomador acepte la prima y la participación en el coste de los servicios (copagos) que le correspondan, y que la aseguradora podrá actualizar periódicamente para adecuarlos a la evolución de los costes del seguro, siempre conforme a criterios actuariales y dentro de los límites de la ley y del contrato.

Las primas están sujetas a la aplicación del impuesto legalmente repercutible en el primer recibo (0,15% L.E.A.) y el IPS en su parte de cobertura correspondiente. Las primas de seguro de salud están exentas del Impuesto Sobre Primas de Seguro (IPS), excepto aquella parte de la prima destinada a cubrir garantías de Asistencia en Viaje, en caso de incluirlo.

Sí. La edad es uno de los factores principales para el cálculo de la prima, a mayor edad aumentan los riesgo de enfermedades.

Para un seguro de asistencia sanitaria, no asistencia dental, el pago de la prima se puede realizar de forma mensual, trimestral, semestral o anual sin recargo alguno. Éste se realizará a través de domiciliación bancaria en la cuenta corriente, titularidad del tomador, expresamente indicada en la solicitud de seguro.

A través de la tarjeta personal e intransferible de Caser. En esta vendrá indicado tu número de asegurado, tus datos personales, así como el tipo de seguro que tienes. Cuando vayas al Centro Médico, solo tendrás que presentarla.

En algunos casos, por motivos de seguridad, podrán solicitarte otro tipo de identificación a parte de la tarjeta.

En nuestra gama de productos existen seguros con copago y sin copago, para adaptar mejor el precio al uso de cada persona.

Los productos con copago consisten en una coparticipación tuya por el uso de servicio. En los productos sin copago únicamente abonas el importe de la prima.

El copago es una participación de los asegurados en el coste de los servicios que se incluye en la mayor parte de los seguros de salud del mercado.

Esto supone el pago por parte del asegurado de una pequeña cantidad por hacer uso de determinados servicios, evitando así el incremento del coste genérico de la prima a todos los clientes que dispongan de un mismo seguro, asignando estas cantidades en función del uso individual de cada persona.

Cada vez que asistas a una consulta o te realices alguna prueba pasarán tu tarjeta, y, dependiendo del producto contratado, de forma mensual o trimestral realizaremos el cargo en tu cuenta de la parte del copago.

Además, para que puedas tener siempre una previsión del coste, podrás consultarlo siempre accediendo a tu área de cliente.

Recuerda que es el Centro o médico el que nos traslada los usos realizados, y Caser factura el copago asignado a cada uno de los servicios realizados.

En algunos de nuestros productos limitamos el copago en 295€ para no penalizar la enfermedad, superado dicho límite los servicios no tendrán coste para el asegurado.

Hemos diseñado una serie de productos ajustados a clientes que hacen un menor uso de su seguro, por lo que el cliente paga una cuota baja y solo paga por lo que necesita a través del copago.

El reembolso es una tipología de seguro en la que tú decides en todo momento a qué médico consultar, con quién operarte y en qué centro quieres realizar un ingreso. Si no están en el cuadro médico de Caser, tú te harás cargo de los importes y, posteriormente, nosotros te reembolsaremos una parte, entre el 80% y el 90%, dependiendo del servicio, hasta un límite de 210.000€ por asegurado y año.

En el momento en que tengas la factura, deberás rellenar el formulario y remitir una copia adjunta de la factura. En un plazo de 10 días laborales, te reembolsaremos la cantidad que corresponda según las condiciones de reembolso establecidas en la póliza. Muy sencillo.

En nuestra página de Cuadro Médico podrás consultar siempre de forma actualizada a los profesionales que ponemos a tu disposición.

Sí, siempre que esté en nuestro amplio y prestigioso cuadro de profesionales médicos.

En caso de querer acudir a un médico que no se encuentre en el cuadro médico concertado te recomendamos Caser Salud Prestigio, dado que ofrece la modalidad de reembolso y tienes total libertad para elegir médico.

Desde el primer día que figure en tu contrato. Cuando vas a realizar la contratación online te preguntaremos desde qué día quieres que tenga efecto la póliza.

Debes tener en cuenta que para que nosotros demos de alta una póliza, ésta deberá haber sido abonada previamente, al menos la primera mensualidad. Recuerda que existen periodos de carencia para determinados servicios.

Puedes consultarlo en las Condiciones Generales de tu contrato o en los condicionados o guía de buenas prácticas que tenemos en las páginas de producto de nuestra web

Como consejo, siempre te recomendamos que leas las Condiciones Generales y Particulares [las que se aplican a tu caso concreto] para estar seguro y, si tienes dudas, ponte en contacto con nosotros para que te las solucionemos.

  • Mediante nuestro Chat.

  • A través del correo electrónico en nuestro formulario.

  • Llámanos al 901 332 233.

Por norma general es necesario solicitar autorización para hospitalizaciones**, pruebas diagnósticas de alta tecnología, tratamientos especiales y prótesis. No obstante, te informamos de las pruebas que precisan de autorización.

* Debes tener contigo el talón de prescripción Dorso y Anverso

Para solicitar un ingreso hospitalario es importante tener el Informe Médico. Digitalízalo bien escaneándolo o tomándole una foto con el móvil.

Lo puedes realizar de dos formas:

  • Llamándonos al 901 332 233

  • A través del Área de Cliente. Siempre que seas el titular de la póliza de Salud

Una vez realizado, nos pondremos en contacto contigo, vía SMS o de forma telefónica

Sencillo:

  • 1. Realizas la compra

  • Imprimes el formulario de solicitud Gastos de Farmacia , adjuntas las facturas originales y la receta médica que te haya dado tu médico. * deben aparecer el nombre y apellidos del paciente receptor.

  • Nos lo remites a Caser, Avenida de Burgos, nº 109, 28050, Madrid

  • Antes de 15 días laborables, te lo ingresamos en la misma cuenta en donde domicilias el pago de tu seguro.

Y ya está

Sencillo:

  • 1. Realizas la compra

  • Imprimes el formulario de solicitud Gastos de Óptica , adjuntas las facturas originales en dónde deben de figurar la graduación y el concepto de los productos adquiridos y la prescripción médica o el estudio de óptica que autoriza estos servicios.

  • Nos lo remites a Caser, Avenida de Burgos, nº 109, 28050, Madrid

  • Antes de 15 días laborables, te lo ingresamos en la misma cuenta en donde domicilias el pago de tu seguro.

Y ya está.

Es sencillo, simplemente tienes que acceder a nuestra plataforma online casermasbeneficios.es.

Dentro de nuestra plataforma podrás contratar con condiciones preferentes diferentes servicios o acceder a otros beneficios especiales, descuentos, relacionados con la salud, el bienestar y la estética, para ello solo deberás presentar tu tarjeta de Caser Salud.

Con Caser Salud te garantizamos la segunda opinión médica, es decir, información y opinión médica complementaria por parte de un médico experto sobre una enfermedad grave, como puede ser un caso oncológico, cardiovascular, estomatológico, ginecológico, etc… sin que te suponga un gasto extra.

Si pierdes tu tarjeta Caser, no te preocupes. Puedes solicitar una nueva de dos formas.

  • Área de Cliente. Accede a tu área de cliente para solicitarla.

  • Llámanos al 901 332 233.

Ponemos a tu disposición los siguientes teléfonos y accesos online para que puedas dar solución a las diferentes necesidades que puedan surgirte.

Servicio de gestión y tramitación telefónica 901 332 233

Orientación Médica y Pediátrica online. Telefónica 902 190 191 (inlcuir enlace)

Caser pone a disposición de sus clientes su Servicio de Defensa al Asegurado (Quejas y Reclamaciones) en Avenida de Burgos, no 109, 28050 Madrid, y en la dirección de correo electrónico defensa-asegurado@caser.es

Si la resolución de la reclamación es desestimatoria o bien han trascurrido más de dos meses sin obtener respuesta, también se podrá iniciar el procedimiento administrativo de reclamación ante el Servicio de Reclamaciones de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, Paseo de la Castellana, 44, 28046 Madrid. De igual manera podrás acudir a los Juzgados y Tribunales competentes.

Las primas de seguro de salud están exentas del Impuesto Sobre Primas de Seguro (IPS), excepto aquella parte de la prima destinada a cubrir garantías de Asistencia en Viaje.

Con carácter general en los Seguros para Particulares, las primas abonadas por el presente seguro no otorgan derecho a ningún beneficio fiscal, no son deducibles en el IRPF, ni dan derecho a deducción o bonificación alguna. No obstante, pueden existir casos especiales en algunas comunidades Autónomas.

En el caso de que el tomador fuese empresario o profesional en régimen de estimación directa por el IRPF, el límite máximo de deducción es de 500 euros por persona y año natural, computando a estos efectos exclusivamente su propia cobertura, la de su cónyuge y sus hijos/as menores de 25 años que convivan con el tomador. Si el tomador estuviera asegurando a sus empleados/as, la prima pagada será gasto deducible en su impuesto personal (Impuesto de Sociedades o IRPF).

La prima no constituirá retribución en especie del trabajador/a con los mismos límites cuantitativos por persona asegurada y año natural señalados en el párrafo anterior. La cuantía que excediera de estos límites sí se consideraría retribución en especie y estaría sometida al correspondiente ingreso a cuenta.

Las prestaciones de servicios sanitarios no constituyen afluencia de renta para el beneficiario. Por este motivo, estas prestaciones no tributaran en el IRPF del beneficiario.

Top