Seguro de Responsabilidad Civil para Autónomos

Implicados contigo y con tu negocio

En tu actividad profesional pueden pasar muchas cosas, por eso te ayudamos a que puedas trabajar tranquilo.

Máxima protección Seguro de Responsabilidad Civil para Autónomos
Máxima protección

Protege tu trabajo, protégete a ti y protégé a tus empleados

Precio a medida Seguro de Responsabilidad Civil para Autónomos
Precio a medida

Confeccionamos el precio de tu seguro adaptándonos a tus necesidades

Personalízalo Seguro de Responsabilidad Civil para Autónomos
Personalízalo

Cada autónomo es diferente, por eso puedes personalizar tu seguro a tu medida

En esta vida, casi todo se puede prever. Menos los contratiempos. Has puesto tus ilusiones, tu trabajo y tu dinero en tu propio negocio. Que una fatídica casualidad no eche a perder tus sueños. En Caser respondemos por ti.

Si eres Autónomo y trabajas por tu cuenta, como fontanero, albañil, pintor, electricista, entre otros muchos, hemos diseñado un seguro de RC para autónomos específicamente dirigido a ti.

Un seguro de Responsabilidad Civil General que destaca porque su tarifa es por unidad de riesgo/persona, es decir, depende de las personas que trabajan para ti o de si estás tú solo. De esta forma la prima se adecua a la dimensión de cada autónomo en función de si se trata únicamente de una persona, de una comunidad de bienes con varios autónomos o de un autónomo con uno o varios empleados (hasta un máximo de 6).

Consulta todas las coberturas del Seguro de Responsabilidad Civil Autónomos

En Caser sabemos que los inicios son complicados. Y sabemos que llevar tú solo el peso de todo un negocio conlleva un gran esfuerzo. Nuestros más de 70 años de experiencia trabajando con empresas y empresarios de todo tipo, nos ayudan a configurar las coberturas básicas que tu negocio y tú necesitáis en el Seguro de Responsabilidad Civil para autónomos.

Cubre las reclamaciones de terceros derivadas de tu actuación profesional y la de tus empleados.

A título enunciativo incluye:

  • Daños por la utilización de maquinaría necesaria para la realización de los trabajos propios de tu actividad.

  • Los daños ocasionados por tu participación en exposiciones y ferias.

  • Daños causados a terceros por el transporte y distribución de mercancías no peligrosas y operaciones de carga y descarga.

  • Responsabilidad Civil Inmobiliaria: daños derivados de la propiedad, arrendamiento o usufructo de terrenos, edificios, locales e instalaciones dedicados a tu actividad, así como de sus instalaciones fijas (tales como alumbrado, calefacción, antenas receptoras de radio y/o televisión) y otras similares.

  • La realización de obras de mantenimiento o reforma de los inmuebles, edificios o locales destinados al desarrollo de tu actividad.

    • Daños a terceros a consecuencia de incendio y/o explosión.

    • Daños a terceros por agua.

     

Vamos a garantizar tu defensa en cualquier procedimiento judicial que se siga contra ti por siniestros contemplados en la póliza, por ejemplo, una denuncia por daños en un producto que hayas reparado. Nos hacemos cargo de las fianzas que te puedan imponer y las costas y gastos judiciales que tengas que abonar.
Ponemos a tu disposición un amplio servicio de asesoramiento: asesoramiento jurídico telefónico, reclamación de daños propios sufridos por ti en el ejercicio de tu actividad profesional y la protección de tus intereses en relación con los locales donde desarrollas tu trabajo.

En toda actividad profesional hay diferentes necesidades, y no es lo mismo que te dediques a la reparación de cristales o que seas contable. Por ello, además, te proponemos las siguientes coberturas:

Si eres electricista y contratas a albañiles para realizar las rozas por donde van los cables lo esencial es que tengas esta cobertura, ya que es la que te puedan exigir legalmente como consecuencia de daños ocasionados a terceros por tus subcontratistas durante el desarrollo de las actividades que les hayas encomendado.

Si tienes empleados es importante contemplar la contratación de esta cobertura, dado que es la que garantiza el abono de las indemnizaciones que tus trabajadores o sus beneficiarios te puedan reclamar como consecuencia de un accidente laboral por alguna responsabilidad en que hubiera incurrido tu empresa.

Esta cobertura es independiente del seguro de Accidentes de Convenio y totalmente compatible con ella.

Si te dedicas a la elaboración o producción de productos, en cualquier fase de producción que vayan a ser suministrados, vendidos o distribuidos por ti, es importante que contrates esta cobertura, dado que cubre los daños que los productos que elabores o comercialices ocasionen a terceros tras su entrega.

Si te dedicas a la elaboración artesanal de quesos y uno de tus productos, una vez vendido, ocasiona un daño al consumidor por encontrarse en mal estado, es importante que tengas contratada esta cobertura.

Es la que garantiza los daños que las obras o trabajos que has realizado puedan ocasionar a terceros después de su terminación y entrega. A diferencia del resto de pólizas del mercado y con carácter general, esta cobertura no tiene limitación temporal, mientras la póliza se encuentre en vigor.

Aquello que hacemos, una vez entregado, es susceptible de producir un daño. Un ejemplo habitual se da en las reparaciones a domicilio. Aparentemente el trabajo ha sido bien realizado y con el tiempo aparecen humedades o fallos en el trabajo que perjudican al que habita la vivienda. Por eso debes contratar esta cobertura.

Garantiza las indemnizaciones que te puedan reclamar por daños personales que sufran los empleados de tus contratistas o subcontratistas o los que estos se puedan causar entre sí.
Cubre los daños causados al propietario de las instalaciones o locales donde desarrollas tu actividad, si son alquilados. Esta cobertura se encarga de los daños causados por incendio, explosión o acción del agua.
Cubre los daños que ocasiones a terceros por contaminación accidental a causa de un suceso que se origine en tus instalaciones o durante el desarrollo de tu actividad, siempre y cuando no se haya producido de forma intencionada o prevista y consentida y tenga carácter repentino.
Top