Seguro de Responsabilidad CivilTú vive tranquilo y que salga el sol por dónde quiera

Lo más responsable es contar con un seguro que te ayude cuando realmente lo necesitas.

Amplia protección Seguro de Responsabilidad Civil
Amplia protección

Protégete ante diferentes situaciones del día a día

Tú eliges Seguro de Responsabilidad Civil
Tú eliges

Dispones de dos tipologías de responsabilidad civil, inmobiliaria y familiar

Protegete, protegelos Seguro de Responsabilidad Civil
Protégete, protégelos

La mejor protección para que toda la familia viva tranquila

En esta vida, uno de los valores más remarcables es la responsabilidad, es decir, dar la cara ante las consecuencias de tus acciones. Estando en tu casa, con tu familia, de viaje... En cualquier momento puede pasar algo que afecte a otros y lo importante es tenerlo previsto. Por su seguridad, por la de tu familia y por la tuya.

Para ser feliz es importante mantener todo bajo control y que, si pasa algo, tengas la total protección y respuesta efectiva. En Caser somos así, una compañía en la que respondemos por vosotros, nuestros clientes, y en la que os respaldamos ofreciéndoos total protección en todo momento.

Consulta todas las coberturas del Seguro de Responsabilidad Civil

En Caser hemos creado dos productos que son perfectos para ti. En función de lo que necesites puedes contratar uno u otro. Ambos incluyen Costes Judiciales. Vamos a verlos más detalladamente.

Responsabilidad Civil Inmobiliaria
Si tu edificio, por lo que sea, provoca daños, y tú eres propietario, nosotros correremos con los gastos que deriven de reclamaciones. Si la comunidad tiene que pagar una cantidad, nosotros asumimos el porcentaje que te corresponda.
Si decides redecorar el salón de tu casa (siempre y cuando cuentes con todas las licencias y autorizaciones pertinentes) y esto provoca molestias o daños a terceras personas, también cubrimos la Responsabilidad Civil Subsidiaria, es decir, la obligación de reparar los daños y perjuicios ocasionados a terceros.
Cubriremos los daños por agua ocasionados por instalaciones fijas, como termos o la calefacción, y que provoquen desperfectos en las viviendas colindantes.

Daños al personal que está al servicio de la comunidad.

Desperfectos causados por trabajos de demolición, excavación o construcción.

Responsabilidad Civil Familiar
Nos haremos cargo de las consecuencias que puedan derivar de tus acciones privadas, así como de deportes de riesgo que practiques y que puedan provocar un accidente.
Haremos frente a las reclamaciones por daños que puedan ocasionar tus mascotas. Considerados como tal: perros, gatos, aves, roedores enjaulados, peces y tortugas.
Nos responsabilizamos de lo que pueda hacer y las consecuencias que pueda tener, siempre que esté legalmente contratado.
Imagínate que invitas a comer a unos amigos y el pescado está en mal estado y no te has dado cuenta. Nosotros haremos frente a las posibles reclamaciones.
Si por viento se desprende y causa daños, nosotros los cubrimos, incluso si la vivienda está alquilada a terceros o si al contratar lo haces como persona jurídica.
Cubriremos escapes, reventones, atascos, etc... En las tuberías de la vivienda o provocados por la lavadora o el lavavajillas, así como por omisión del cierre de los grifos.
Cualquier daño o derivados que puedan ocasionarse en la vivienda por causa del fuego o el gas, siempre que la vivienda esté alquilada.

Si la vivienda es cedida a terceros, se destina a multipropiedad o si al hacer el seguro, quien hayas puesto como Asegurado es una persona jurídica

Reclamaciones por transmisión de enfermedades infecciosas del ser humano

Daños causados por animales si forman parte de una explotación comercial, agrícola o ganadera.

La responsabilidad civil implica acciones judiciales. En Caser vamos a cubrir los siguientes:

  • Asumimos la dirección jurídica frente a la reclamación, bien sea civil o penal. Es decir, te defenderemos en las reclamaciones que se presenten, bien por vía civil o judicial.

  • Haremos frente a las fianzas tanto judiciales como extrajudiciales.

  • Costas y gastos judiciales si te los imponen por sentencia.

  • Capital asegurado: 1.000.000€.

  • Reclamaciones que se basen en pactos o promesas y que soliciten más de lo que la responsabilidad civil requiere.

  • Actos de mala fe, desafíos y riñas.

  • No haremos frente a las reclamaciones que surjan a causa de acciones malintencionadas o que surjan de una apuesta o una discusión.

  • El incumplimiento de disposiciones oficiales.

  • La responsabilidad que debe ser cubierta por un seguro obligatorio.

  • Reclamaciones por daños causados en el ejercicio de un oficio, profesión, servicio, cargo o actividad, retribuido o no.

  • Reclamaciones que deriven de los daños causados a cosas de terceros que tengas en tu poder o en el de las personas por las que respondes.

Top