< Volver a preguntas frecuentes Salud

¿Qué es el copago?

El sistema de copago en los seguros de salud se basa en la posibilidad de optar por asumir una parte de aquellos servicios médicos que, en principio, no tienes previsto utilizar, solamente en el caso de que realmente los necesites, a cambio de una reducción considerable en el precio anual de la prima de tu póliza.

Al contratar tu seguro de salud tú serás quien decida libremente qué coberturas consideras necesarias para diseñar una protección a tu medida, en función de tus necesidades y expectativas.

Con independencia del alcance de la protección que desees en cada una de estas coberturas, también puedes optar por un sistema de cálculo de la prima de tu seguro que te permita acceder a todos los servicios médicos y de salud contemplados en tu póliza sin ningún coste adicional, salvo aquellos supuestos excepcionales que se recojan expresamente en tu póliza de seguro.

Del mismo modo, también puedes solicitar una disminución en el montante final de tu prima anual mediante el compromiso de hacerte cargo de una parte del pago de aquellos servicios y coberturas que utilices de una forma efectiva durante la vigencia de tu seguro, a través de lo que se conoce, en el ámbito de los seguros, como copago.

En este sentido, el sistema de copago puede ser una alternativa muy interesante en el caso de que estés interesado en contar con la protección y tranquilidad que te ofrece un seguro de salud, pero no tengas previsto hacer uso de sus servicios y ventajas salvo en situaciones excepcionales, consiguiendo así ahorrar en el precio de la prima de tu seguro.

De esta forma, podrás acceder al mismo cuadro médico que se encuentra disponible en el caso de los seguros de salud sin copago, y asumir el coste de una parte proporcional por una atención médica recibida, como pruebas diagnósticas o intervenciones, solamente en el caso de que realmente necesites hacer uso de estos servicios.

¿Cómo se aplica el copago?

En el caso de que al contratar tu seguro de salud decidas optar por una de las modalidades de protección que contempla la existencia de un sistema de copago, se te aplicará un precio de la prima de tu póliza inferior al que corresponde a los seguros sin copago y, como contrapartida, asumirás una parte del coste de los servicios médicos que realmente utilices.

En este sentido, cuando recibas atención médica o requieras de los servicios de análisis o intervención asociados a las coberturas de tu seguro de salud, será preciso que presentes tu tarjeta sanitaria, con el fin de acumular las distintas cantidades económicas generadas en concepto de copago y que estas se puedan cargar en tu cuenta, a través de domiciliación bancaria, de forma mensual o trimestral.

Es conveniente aclarar que dentro de nuestra cartera de servicios médicos puedes encontrar varios de ellos que tienen fijado el límite de copago en 295 euros, para garantizar tu accesibilidad a este servicio. Por tanto, por encima de esta cantidad en concepto de copago, nosotros asumiremos el resto de su coste.

De cualquier forma, si has contratado un seguro de este tipo, podrás consultar el montante acumulado por copago mediante tu acceso personalizado a nuestra Área de Clientes.

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?

Cómo contratar tu seguro Caser