¿Qué es y por qué es necesario un cuestionario de salud para un seguro médico?

Si estás interesado en contratar un seguro de salud, pronto descubrirás que este es un paso previo muy importante para determinar cuestiones como tus coberturas, exclusiones… Te contamos todo lo que necesitas saber.

Un cuestionario de salud es una declaración firmada que acompaña a la solicitud de seguro para formalizar una contratación. Las preguntas de este cuestionario están relacionadas con tu estado de salud y el de aquellas personas que quieras incluir en la póliza. Si alguna de las personas que quieres incluir en tu póliza es menor de edad, su parte del cuestionario tendrás que realizarla tú si eres su padre/madre o su tutor legal. Las preguntas no se limitan a conocer tu estado actual o enfermedades que hayas tenido anteriormente, estas preguntas también se refieren a la frecuencia con la que acudes al médico o las pruebas o intervenciones quirúrgicas a las que tengas previsto someterte en el futuro.

Hay diferentes tipos de cuestionario, dependiendo, por ejemplo, del tipo de seguro que quieras contratar y las coberturas que tenga. Si el seguro que te interesa no tiene incluida la hospitalización, es posible que aseguradora no tenga en cuenta tu historial de ingresos y esta pregunta no aparezca en tu cuestionario.

ejemplo-cuestionario-de-salud-caser

¿Por qué tengo que contestar un cuestionario sobre mi estado de salud? Es una pregunta que habitualmente se plantean las personas que por primera vez se interesan en contratar un seguro de este tipo. La principal función de este cuestionario es la de facilitar a la aseguradora hacer una adecuada valoración del riesgo de cara a la contratación. Esto significa que al asegurar tu salud, debes poner en conocimiento de la compañía todo lo relacionado con tu historial médico, hábitos y estado actual, que pueda influir en una valoración que se ajuste a la realidad.

No tienes de qué preocuparte, tus respuestas no influirán en la prima que pagarás por él. Estas enfermedades pueden clasificarse como asegurables, excluibles o no asegurables y determinarán si la aseguradora no acepta la solicitud o si establece alguna exclusión de cobertura en alguna de las enfermedades preexistentes que hayas declarado. En caso de que la aseguradora te comunique su intención de excluir alguna cobertura, siempre serás tú quien tenga la última palabra y aceptarás o no contratar un seguro con las condiciones propuestas.

Es importante que seas claro a la hora de responder a las preguntas planteadas, pero sobre todo es muy importante que seas sincero. Te aconsejamos que recurras a tu historial médico y a todos los informes que puedas tener guardados sobre tus visitas al médico. De esta forma, serás preciso a la hora de proporcionar fechas y duración de los ingresos hospitalarios. De hecho, en según qué casos, la aseguradora te pedirá algunos de esos informes si necesita realizar una valoración más precisa de una enfermedad determinada declarada por ti en el cuestionario.

También es importante que la aseguradora plantee un cuestionario claro y que no dé lugar a interpretaciones subjetivas. El cuestionario de salud no es un documento único común a todas las compañías aseguradoras, por lo que no podemos darte un listado de preguntas cerrado que tendrás que contestar. En Caser, como podrás ver en las imágenes, se trata de preguntas claras y fáciles de responder.

Comparte este contenido