< Volver a Salud

Enfermedades preexistentes

Se conoce como enfermedades preexistentes a aquellas dolencias, discapacidades y patologías que ha experimentado, o sigue padeciendo, una persona con anterioridad a la contratación de su seguro de salud, y sobre las que está obligado legalmente a informar a su compañía de seguros, para adaptar su protección en este sentido.
En el ámbito de los seguros, se consideran enfermedades preexistentes a aquellas dolencias crónicas, patologías o discapacidades con las que ya contaba el titular de un seguro de salud con anterioridad a la contratación de su póliza.

En este sentido, no se trata de un tipo de enfermedad concreto, sino de aquellas enfermedades comunes que ha experimentado la persona asegurada a lo largo de su vida, que han sido convenientemente diagnosticadas por un profesional médico acreditado, y que o bien manifiestan todavía sus síntomas o pueden implicar una mayor predisposición a que se vuelva a reproducir en el futuro.

¿Por qué es necesario que nos informes sobre tus enfermedades preexistentes?

Es fundamental que la persona que quiere disponer de una protección adecuada a sus necesidades informe sobre sobre la presencia de estas dolencias en el Cuestionario de Salud que se entregará junto con el resto de documentación, ya que de esta forma contaremos con una información más exacta y fidedigna sobre tu estado de salud real.

Aunque esto pueda suponer, en algunos casos, un incremento de la prima de tu seguro o una limitación en el alcance de alguna de tus coberturas médicas, debes tener en cuenta que esta información es básica para que podamos diseñar un seguro a tu medida y, sobre todo, basado en una plena confianza mutua entre ambas partes.

Ten en cuenta que, si a lo largo de la duración de tu seguro detectásemos que se ha producido una ocultación de esta información, estaríamos capacitados legalmente para excluir la cobertura afectada o, en casos excepcionales, dar por finalizada la validez de la protección contratada.

TÉRMINOS RELACIONADOS