< Volver a Salud

¿Qué es vitalicio en un seguro de salud?

Un seguro de salud se considera vitalicio si cuenta en las cláusulas y condiciones generales de su póliza con una cobertura específica que evite que la compañía aseguradora pueda decidir unilateralmente proceder a su no renovación, ya sea por motivos de edad o por considerar que el beneficiario ha realizado un uso excesivo del mismo a causa de los gastos médicos y hospitalarios disfrutados durante su vigencia.

Cuando se habla de que un seguro de salud cuenta con cobertura vitalicia se está haciendo referencia a que esta protección no está condicionada en modo alguno a un límite de edad concreto o al desarrollo de un gasto médico considerable durante su periodo de vigencia.

Si bien se suele pensar que este aspecto no tiene influencia en aquellos seguros de salud que se van renovando año tras año, será sumamente importante que analices con detenimiento este aspecto en las cláusulas y condiciones generales de tu contrato de seguro, para evitar sorpresas desagradables.

En el ámbito de los seguros, tanto en el caso de los seguros de salud como en otras modalidades de protección, existen compañías aseguradoras que se reservan el derecho a no renovar la póliza de un cliente en lugar de proceder a su renovación automática, debido a la consideración de que el riesgo se incrementa notablemente, a causa de la edad, o debido a la realización de numerosos gastos, o de un gasto de gran cuantía, por parte del cliente.
 

¿Cómo funciona un seguro vitalicio?

Si cuentas con un seguro vitalicio, o con cobertura vitalicia, podrás tener la tranquilidad de que tú, y solo tú, serás quien decida si quieres continuar renovando tu póliza de forma automática año tras año, o si, por el contrario, prefieres notificar a tu compañía de seguros tu intención de desistir de este derecho.

Por tanto, con un seguro vitalicio tu protección no se encontrará condicionada al aprovechamiento de las coberturas y garantías que te ofrece tu póliza, ni tampoco al hecho de que alcances una edad máxima para continuar disfrutando de ella.

En líneas generales, el hecho de que tu seguro de salud se renueve anualmente ofrece la posibilidad a ambas partes de que decidan de forma unilateral si mantener esta relación contractual o si, por el contrario, consideran preferible ejercer este derecho de desistimiento.

Por este motivo, te recomendamos que consultes con detenimiento si tu póliza de seguro de salud incluye esta cobertura vitalicia, para asegurarte así de que la continuidad de tu protección en el tiempo no se encuentra limitada en este sentido.

 

¿Qué es el máximo vitalicio?

Del mismo modo, también deberás prestar atención a la existencia de otra cláusula relacionada, en cierto modo, con este aspecto, como es el máximo médico vitalicio.

El máximo vitalicio se refiere a la cobertura o cantidad máxima de gastos médicos que el beneficiario de un seguro de salud puede solicitar a su compañía aseguradora a lo largo del periodo de vigencia total de su relación contractual, derivados del empleo efectivo de las coberturas médicas incluidas en su póliza.

En este sentido, hay que tener en cuenta que este máximo médico vitalicio tiene un carácter no renovable, lo que supone que, si se encuentra fijada esta cláusula en las condiciones generales de tu póliza, esta cantidad económica se irá reduciendo a medida que hagas uso de las coberturas de tu seguro de salud y esto suponga un gasto para tu compañía.