¿Qué incluye la protección básica del seguro de hogar?

Son muchas y variadas las coberturas que puede incluir tu seguro de hogar, pero independientemente de la modalidad que contrates, existe una que siempre va a estar presente: la protección básica. Esta tiene dos lecturas diferentes. Por un lado, es la garantía que asegura tu vivienda ante los imprevistos, siendo el primer nivel de defensa sobre el que nace tu seguro. Y por otro, es la única cobertura que se convierte en obligatoria en caso de contratar una hipoteca.

¿En qué situaciones te cubre la protección básica?

Una de las dudas más comunes que te puede surgir a la hora de contratar el seguro de hogar, es saber si con la protección básica bastará para que tu casa quede asegurada ante cualquier situación o suceso imprevisible. Y también, es muy común preguntarse si con ella se incluye el robo. Pues bien, vamos a salir de dudas conociendo cada uno de los casos en los que esta garantía entra en juego:

Incendio, rayo y explosión

Cubre los daños que sean consecuencia directa de un incendio, una explosión o un rayo.

Fenómenos atmosféricos

Contempla los daños causados en la vivienda por:

  • Agua de lluvia, cuando la intensidad sea superior a 40 litros por metro cuadrado y hora.

  • Por la acción del viento o por objetos desplazados o derribados por este, cuando la velocidad supere los 80km/hora.

  • Pedrisco o nieve, independientemente de la intensidad.

Inundación

Con la Protección básica proteges los daños materiales directos producidos por cualquiera de estos supuestos:

  • Desbordamiento de lagos sin salida natural y arroyos.

  • Desbordamiento de canales, acequias o cauces artificiales.

  • Desbordamiento provocado por averías de alcantarillado y otros cauces subterráneos.

  • Desbordamiento o rotura de presas y diques de contención.

¿Y qué pasa cuando se trata de un desbordamiento en un río o mar? En estos casos será el Consorcio de Compensación de Seguros quien cubrirá el siniestro.

Actos malintencionados

Comprende todos esos actos cometidos por otros con la intención de causar daños y que tengan consecuencia directa sobre tus bienes. Igualmente contempla los actos malintencionados acontecidos en acciones tumultuarias y durante el transcurso de huelgas legales.

Acción del humo u hollín

Independientemente de que sea de forma accidental o repentina.

Impacto de vehículos y animales

Daños materiales directos provocados por el choque o impacto de animales y vehículos terrestres, marítimos o aéreos, así como por los objetos que contengan.

Ondas sónicas

Cuando las ondas sónicas sean producidas por aeronaves y astronaves.

Daños eléctricos

Cubre los daños producidos en las instalaciones eléctricas por cortocircuito y sobretensión. Además, también incluye entre las causas, la caída del rayo, corrientes con anomalías y la propia combustión.

Derrame o escape accidental de instalaciones de extinción de incendios

Te cubre los daños que se produzca sobre bienes asegurados y que hayan sido provocados por derrames o escapes de agua producidos por una avería del sistema automático de extinción de incendios.

Con todo esto… ¿compensa añadir coberturas opcionales a tu seguro?

chico abrazando su casa artículo qué incluye la protección básica del seguro de hogar

Como habrás podido comprobar, la Protección básica tiene un amplio alcance sobre posibles siniestros que puedan darse en la vivienda. Sin embargo, no se trata de una garantía total y aun con ella, existen situaciones que quedan excluidas y que es conveniente asegurar con otras coberturas. En este sentido, destaco dos imprescindibles:

Roturas

Veíamos con anterioridad, que el Seguro de hogar básico te cubre los daños provocados por fenómenos atmosféricos, como lluvia, nieve o viento. Sin embargo, cuando estos daños provoquen la rotura de lunas o cristales, estos quedarán excluidos del seguro si no cuentas con esta cobertura. Lo mismo sucede con los actos malintencionados, también contemplados en la Protección básica, excepto cuando estos provoquen una rotura de cristales, porque para ello existe esta garantía.

Pero además, la cobertura de roturas va más allá. Porque no distingue entre si el daño lo ha causado un tercero o has sido tú. Imagina que tu hijo jugando al fútbol en el jardín da un balonazo a la ventana. Con la cobertura de roturas se te sustituye el cristal.

Y no solo incluye la rotura del cristal, dependiendo de la situación también cubre otros materiales, como los tableros de mármol, los cristales de las placas vitrocerámicas o el granito.

Cobertura de Robo

Tomando de nuevo como referencia la Protección básica, esta te cubría en caso de actos malintencionados, sin embargo, si esos actos conllevan un robo, este queda excluido de dicha cobertura. ¿Por qué? Porque para esas situaciones debes asegurar tu vivienda con la garantía específica de Robo.

Haciéndolo, no solo estarás cubriendo la pérdida de bienes o posibles desperfectos que los ladrones cometan en tu vivienda, sino que también te incluye los atracos que se produzcan fuera de tu casa.

Entonces… ¿cuándo es suficiente un Seguro de Hogar básico?

Como hemos visto, existen coberturas a las que no debes renunciar si quieres tener una protección total en tu vivienda. Sin embargo, hay determinadas situaciones en las que puede ser suficiente contratar un seguro de hogar básico:

  • Vivienda en alquiler: si tienes tu casa alquilada a otra persona, puede ser una buena idea contratar tu seguro con las coberturas básicas, donde se incluirá la Responsabilidad Civil, la ya nombrada Protección básica o los daños por agua. Es decir, coberturas que protegerán ante todo el continente de la vivienda.

  • Tu casa de las vacaciones: no caigas en el error de no asegurar tu segunda vivienda, y menos cuando te puede bastar con un seguro básico, sobre todo si los objetos que tienes en su interior son ya antiguos o no tienen gran valor. Además, con la Responsabilidad Civil incluida, te despreocupas de los costes ante posibles desperfectos que puedan darse en la casa y que afecten a un tercero.