¿Qué factores influyen en el precio de un seguro de hogar?

A la hora de contratar cualquier producto o servicio, el precio siempre es un aspecto a tener en cuenta. En el caso del seguro de hogar, la prima viene determinada por numerosos factores. Como es lógico, la inclusión de coberturas opcionales a tu póliza es uno de los elementos con mayor influencia, pero en este artículo quiero ir más allá y hablarte de los aspectos que actúan desde la base, aquellos que desde las características de tu vivienda marcan el precio a pagar.

En este sentido es importante distinguir dos grandes bloques. Por un lado el continente, es decir, la propia vivienda y todo lo referente a su estructura y suministros, y por otro, el contenido, es decir, todos los bienes que tienes dentro de tu hogar. En la tasación de ambos conceptos nacerá tu precio de partida. Con el objetivo de que tengas una imagen más clara, vamos a desgranar de manera pormenorizada cada uno de los factores que influyen en el precio de tu seguro de hogar.

¿Cómo se calcula el continente en el seguro de hogar?

Como te decía anteriormente, el continente determinará en gran medida el coste de tu seguro. Vamos a ver de forma detallada cada uno de los elementos que lo componen.

  • Antigüedad de la vivienda: hace referencia al año de construcción de paredes, cimientos y techo. Además también contempla si desde entonces se ha realizado alguna reforma en la casa. Por lo general, cuanto más antigua sea la vivienda, las probabilidades de que sufra algún desperfecto son mayores y por tanto el seguro será más caro.

  • Materiales de construcción: a mayor calidad del material, más caro será el seguro, pues mayor es el coste de sustitución o reparación de dicho material en caso de siniestro. Por poner un ejemplo, para el seguro una construcción en mármol es más costosa que en ladrillo.

  • Tamaño: tiene en cuenta tanto el número de metros cuadrados, como el de habitaciones. Como es lógico a menor tamaño el precio se abarata, a más metros cuadrados, la prima será más elevada.

  • Características de la casa: o los “extras”, como es el caso de piscina, chimenea o garaje. Además de otros elementos como mascotas. Toda suma añade riesgos para la aseguradora y por lo tanto, euros a la prima.

  • Ubicación: en este sentido se tienen en cuenta dos aspectos. Por un lado la climatología, ya que existen zonas con mayor riesgo atmosférico. Y por otro, la seguridad, donde se valoran diferentes indicadores como por ejemplo el índice de robos.

El contenido en el seguro de hogar

Con el contenido se entiende todos los objetos que tienes dentro de tu casa. Por supuesto, en este caso eres tú quien determina el valor de los mismos. Es muy importante que incluyas todo aquello que consideres imprescindible, pues si dejas algún objeto fuera de tu póliza, a efectos de la aseguradora no existirá. Algunos enseres a tasar como contenido son por ejemplo todo lo relativo al mobiliario, véase estanterías, sillas, sofás, lámparas… Además de electrodomésticos y otros elementos tales como televisores, móviles, tablets...

¿Y cómo afectará el contenido al precio? Pues a mayor valor del contenido, más cara será la prima a pagar. Y cuanto menos contenido tengas, menor será el precio de tu seguro. Pero mucho ojo, porque si declaras menos valor del que realmente tienes por contenido, la aseguradora en caso de siniestro responderá sobre el valor declarado y no sobre el real.

Otros factores que determinan el precio

  • Uso de la vivienda: porque no es lo mismo tu hogar habitual, que tu casa de las vacaciones. El tiempo que pasas en el inmueble es fundamental para establecer el límite de algunas coberturas, como la Responsabilidad Civil. Como es lógico, un seguro de vivienda habitual siempre será más costoso que un seguro de segunda vivienda o un seguro para una casa en alquiler.

  • Número de personas: cuantas más personas habiten en la casa, mayor será la prima a pagar.

  • Objetos de valor: que hace referencia a todos aquellos elementos de lujo o de un alto poder adquisitivo. Obras de arte, tapices, objetos de colección, pieles o alfombras.

  • Joyas: debido al alto valor, las joyas suelen tener una cobertura propia y como tal deberás de establecer el valor de las mismas o por el contrario decidir si prefieres prescindir de ellas en tu seguro, lo que abarataría el precio.

Como has podido comprobar, son muchos los factores que influyen en la prima del seguro, pero al final será tu casa la que marque el coste de la póliza. Mi recomendación una vez conocida toda esta información es que utilices un simulador para calcular el precio de tu seguro de hogar, porque esta es sin duda la forma más fácil y rápida de obtener una estimación real de tu presupuesto.