¿Por qué elegir un seguro médico para niños?

Existen diferentes razones por las cuales es recomendable contratar un seguro médico para niños: la posibilidad de elegir el pediatra que quieras para tu hijo, la agilidad en la atención evitando largas listas de espera, las coberturas específicas para cada etapa de la infancia y por último, la salud bucodental. En las siguientes líneas vamos a desgranar cada uno de estos puntos, para ver cómo el seguro médico ayuda al bienestar y calidad de vida de tu peque, y por consiguiente, a tu tranquilidad como papá o mamá.

 Razones elegir un seguro médico para niños

Agilidad y segunda opinión médica

Hay dos etapas tempranas en las que una persona requiere de unos cuidados y un seguimiento continuado de su salud: recién nacido e infancia. Durante los primeros años de vida es cuando más visitas obligatorias realizamos a la consulta del médico. Las revisiones y el calendario de vacunación son algunas de las circunstancias que obligan a ello. Y además hay que sumar una mayor predisposición a enfermar debido a que las defensas aún están en desarrollo.

Ante este contexto el seguro médico supone un enorme atajo en lo que a tiempos de atención se refiere, ya que tu pequeño será atendido evitando largas listas de espera y pudiendo acudir directamente al especialista pertinente, sin tener que pasar por el médico de cabecera. Además, siempre que lo desees, podrás acudir a más especialistas para obtener una segunda opinión médica.

Elige al pediatra que tú quieras

Cuando se trata de mimar la salud de tu hijo es primordial que esté en las mejores manos. Contar con un seguro médico para niños posibilita que tú mismo puedas elegir el profesional que quieres que le vea en cada consulta. Esto supone un plus de tranquilidad y confianza, además de saber que la cercanía y el trato personalizado están garantizados.

Las compañías aseguradoras cada vez disponen de un mayor número de especialistas y clínicas dentro del Cuadro Médico, lo que te da total libertad para elegir por ejemplo al pediatra que cuide de tu pequeño. Tú mismo decides qué profesional, cuándo y dónde atiende a tu hijo.

Coberturas específicas para la infancia

Esta es sin duda una de las razones más importantes para contratar un seguro médico para niños, porque por encima de la rapidez o la libertad de elección, están las coberturas del seguro médico del seguro, es decir, la asistencia sanitaria que recibirá tu hijo. En este sentido, el seguro de salud dispone de múltiples coberturas y servicios pensados para la salud de los más pequeños.

  • Revisiones con numerosas especialidades: desde el nacimiento del bebé hasta la adolescencia, son necesarias múltiples revisiones periódicas de salud. El seguro médico para niños contempla un amplio abanico de especialidades para tener bien vigilada la salud del pequeño: pediatría, dermatología, alergología, oftalmología, traumatología...

  • Pruebas diagnósticas: acceso directo a análisis clínicos, radiografías, resonancias magnéticas, TAC…

  • Hospitalizaciones pediátricas: ante cualquier complicación, el seguro médico puede incluir la hospitalización de tu pequeño en habitación individual con cama para el acompañante.

  • Estudio biomecánico de la pisada: consiste en analizar el comportamiento de la pisada durante la niñez para prevenir la aparición de lesiones musculares, inflamaciones articulares y detectar alteraciones en el aparato locomotor. Saber más sobre el Estudio biomecánico de la pisada

  • Tratamientos especiales: como logopedia o foniatría para tratar patologías orgánicas de las cuerdas vocales.

  • Teleconsulta: para hablar con el especialista médico mediante llamada, videollamada o chat online 24h. Resuelve cualquier consulta relacionada con la salud de tu hijo sin tener que desplazarte a un centro médico.

  • Reembolso de gastos de farmacia, óptica y vacunas infantiles: las revisiones y el cuidado de los niños en muchas ocasiones supone un gasto extra. Por ello, algunos seguros médicos incluyen el reembolso de gastos de óptica, farmacia y vacunas infantiles.

Doctorfy, la nueva medicina al alcance de todos

Consultas online ilimitadas en medicina general y con el pediatra. Resuelve cualquier consulta sobre la salud de tu pequeño de forma rápida mediante llamada, videollamada o chat con el especialista. Y todo sin necesidad de tener que desplazarte a un centro de salud y por muy poco al mes.

Ir a Caser Doctorfy

La salud bucodental de los niños

Cuidar la salud bucodental durante la infancia es fundamental para evitar problemas futuros y por lo general, cualquier tratamiento dental que necesite tu pequeño puede suponer un quebradero de cabeza para tu bolsillo. Con el seguro médico para niños, abaratas estos costes, ya que según la modalidad escogida contarás con numerosos servicios gratuitos (como consultas, diagnósticos, limpiezas, extracciones…), además de los tratamientos más demandados a precios reducidos.

Por otro lado, algunos seguros médicos incluyen a su vez el seguro dental al completo. Como es el caso de Caser Salud Adapta + Sonrisa Esencial, que dentro de sus coberturas cuenta con un detallado Plan dental infantil, con el que acceder a los principales tratamientos odontopediátricos de forma gratuita.

Cómo contratar el seguro médico para niños y bebés

Llegados a este punto es probable que te estés haciendo la siguiente pregunta: ¿y qué opciones tengo para poder asegurar a mi hijo? Te las cuento:

  • Puedes contratar un seguro de forma individual para tu pequeño, como si lo contrataras para ti mismo. Para ello compara las modalidades y elige la que mejor se adapte a sus necesidades. Y por supuesto, calcula el precio online para acertar con tu elección final.

  • También puedes contratar un seguro de salud para familias, donde incluir a todos tus allegados bajo una misma modalidad.

  • Y por último, en caso de que ya tengas seguro, puedes añadirlo a tu póliza. En este caso no olvides que si ya eres asegurado de Caser Seguros, tienes una antigüedad de 8 meses con nosotros y añades a tu bebé al seguro durante los primeros 15 días desde el nacimiento, este tendrá acceso a las coberturas sin carencias ni preexistencias.

Y recuerda que elijas la opción que elijas, tu peque debe figurar como beneficiario del seguro (al ser menor de edad), siendo el padre, madre o tutor legal el titular de la póliza.