< Volver a Hogar

Continente de tu hogar

El continente de tu hogar se refiere a todos aquellos elementos que conforman lo que se podría considerar como el inmueble en vacío, es decir, que constituyen su infraestructura y, por tanto, son esenciales para garantizar su habitabilidad.

El continente de tu hogar engloba todos aquellos elementos que componen la infraestructura de una vivienda y, por tanto, forman parte indisoluble del inmueble y son indispensables para disfrutar de unas condiciones mínimas de habitabilidad.

En este sentido, dentro del continente de tu hogar se incluyen, a grandes rasgos, las paredes y el suelo de la vivienda, así como las instalaciones de los distintos suministros con los que esta cuenta (electricidad, agua, gas, etc.).

El hecho de calcular el continente es fundamental para la contratación de un seguro de hogar, ya que a partir de esta estimación económica se establecerá el nivel de protección aplicable a aquellos siniestros que estén cubiertos por tu póliza y que afecten directamente a estos elementos. 

Otros aspectos de interés a tener en cuenta en relación al continente de tu hogar

A la hora de formalizar el contrato de tu seguro de hogar el contenido y el continente deberán considerarse como elementos diferenciados, en cuanto a su valoración, ya que son los elementos básicos para determinar el alcance de tu protección.

Al igual que ocurre con el contenido, no es conveniente que trates de reducir el precio final de la prima de tu seguro estableciendo, de forma consciente, una valoración del continente por debajo de su valor real.

Esta práctica en tu seguro de hogar, en relación al valor del continente, si bien no influirá en qué cubre, sí que podrá afectar drásticamente al nivel de protección asociado a aquellos daños que puedan afectar a la infraestructura de tu vivienda, y que es preciso reparar lo antes posible para garantizar su habitabilidad.