¿Cómo calcular el continente y el contenido de mi vivienda?

¿Cómo calcular el continente y el contenido de mi vivienda?

Para incrementar la protección de tu vivienda, deberás aportarnos una estimación del valor de su continente y su contenido. Por eso, aquí tienes toda la información que necesitas para realizar dichos cálculos, garantizando así que se ajustan lo más posible a su valor real.

A la hora de contratar un seguro de hogar, es conveniente que tengas presente que serás tú quien decida previamente qué cubre tu seguro, tanto en relación a las coberturas que decidas incorporar como en términos de alcance de dicha protección.

Así, como paso previo a la formalización de tu póliza, deberás estimar el valor del continente y contenido asociado a tu vivienda, para fijar el nivel de protección de tu seguro de hogar.

¿QUÉ NECESITAS PARA CALCULAR VALOR DEL CONTINENTE DE TU VIVIENDA?

Para dar respuesta a esta pregunta, es necesario aclarar que el ‘continente’ de tu vivienda se refiere estrictamente a aquellos elementos relacionados con el inmueble en sí, en vacío, como son los muros o paredes, el suelo y las distintas instalaciones que garantizan su habitabilidad (electricidad, agua, gas, etc.).

No obstante, dado que este cálculo puede resultar ciertamente complejo, puedes calcular el precio de tu seguro de hogar a través de nuestro tarificador online, en el que te solicitaremos los siguientes campos:

  • Tipo de vivienda (Piso intermedio, Ático o bajo, Chalet individual o Chalet adosado o pareado).
  • Año de construcción.
  • Metros cuadrados construidos.
  • Calidad de la vivienda (Estándar o Alta).
  • Uso habitual de la vivienda (Vivienda principal, Segunda residencia, Alquilada a terceros o Desocupada).
  • Provincia en la que se encuentra el inmueble.

¿CÓMO PUEDES ESTIMAR EL VALOR DEL CONTENIDO DE TU VIVIENDA?

Para calcular el contenido de tu seguro de hogar, lo más adecuado será realizar un inventario completo y actualizado del equipamiento, mobiliario y enseres que están presentes en tu hogar, y estimar posteriormente su valor económico aproximado.

Aunque inicialmente pueda resultarte algo tedioso, ten presente que solamente tendrás que hacerlo de esta forma la primera vez, ya que de ahí en adelante únicamente habrá que ir actualizándolo cuando incorpores o sustituyas algún elemento nuevo en tu vivienda.

Por otro lado, en el caso concreto de la estimación del valor de los enseres que se encuentran habitualmente en tu vivienda, también podrás realizarlo respondiendo a las preguntas relacionadas con los siguientes aspectos:

  • Tipo de vivienda.
  • Superficie del inmueble, en metros cuadrados construidos.
  • Calidad de la vivienda.
  • Número de personas que residen habitualmente en ella.
  • Número de habitaciones/dormitorios con los que cuenta la vivienda.

De esta forma, garantizamos que tu seguro estará lo más ajustado al contenido de tu hogar, evitando posibles situaciones en las que, debido a la fijación de una valoración del contenido inferior a su valor real, puedas poner en riesgo tu adecuada protección.

¿Te ha resultado útil este artículo?