< Volver a preguntas frecuentes Salud

¿Tengo algún beneficio extra si contrato un seguro de salud?

Si contratas tu seguro de salud a nivel particular no tendrás la posibilidad, en principio, de deducirte este gasto en tu declaración de la renta, salvo que tu comunidad autónoma de residencia especifique algún tipo de bonificación o deducción autonómica al respecto.

Por el contrario, si eres empresario o profesional autónomo y tributas por estimación directa en el IRPF, sí que tendrás derecho a deducción de un importe de hasta 500 euros por persona y año natural.

En principio, la contratación de un seguro de salud a nivel particular no contempla ningún tipo de beneficio fiscal ni posibilidad de deducción o bonificación en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), aunque es conveniente que te informes de este aspecto en el territorio de la Comunidad Autónoma en la que tengas fijada tu residencia fiscal.

Por el contrario, si eres un empresario o un profesional autónomo, y tributas por estimación directa en el IRPF, y decides contratar nuestro Seguro de Salud para AutónomosSeguro de Salud para Pymes o Seguro de Salud para grandes empresas, podrás acogerte a los siguientes beneficios fiscales:

  • Deducción de hasta un máximo de 500 euros por persona y año natural, computando a estos efectos tu propia cobertura, la de tu cónyuge y la de tus hijos o hijas menores de 25 años no emancipados (que convivan en tu mismo domicilio).

  • Asimismo, si como tomador del seguro deseas incluir en tu póliza a las personas que componen tus recursos humanos, la prima de tu seguro será considerada como gasto deducible en tu declaración de IRPF o Impuesto de Sociedades.

Otras ventajas de desgravarte tu seguro médico

Como empresario, contar con un seguro de salud puede reportarte bastantes más alegrías además de una ventaja económica al hacer tu Renta.

  • Una de ellas es, sin duda alguna, poder proporcionar a tus empleados uno de los incentivos mejor valorados en el mundo laboral: un seguro de salud como beneficio social. No solo estarás demostrando que te preocupas por su bienestar, sino que estarás motivándoles a trabajar más y mejor.

  • Además, también te garantizarás mayor efectividad a la hora de solucionar problemas de salud en tu plantilla. Sin esperas, con acceso a todas las pruebas diagnósticas que se necesiten y a los mejores especialistas. 

  • Y no solo eso, sino que conseguirás que la gente quiera trabajar para ti. No todas las empresas ofrecen un seguro de salud para sus empleados, se trata de un factor diferencial.

  • Por último, aunque no por ello menos importante, está la imagen que le da a tu empresa contar con un recurso como este. Los clientes cada vez buscan más valores a la hora de decidir con quién contratar sus servicios o dónde comprar sus productos.

Como ves, además de las ventajas fiscales, contar con un seguro de salud como empresario y hacerlo extensible a los trabajadores de tu empresa puede reportarte no pocos beneficios. Consulta con uno de nuestros agentes y te explicará cómo puedes aprovecharte de todos ellos.

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?