< Volver a preguntas frecuentes Salud

¿Si contrato un seguro de salud tengo algún beneficio fiscal?

Si contratas tu seguro de salud a nivel particular no tendrás la posibilidad, en principio, de deducirte este gasto en tu declaración de la renta, salvo que tu comunidad autónoma de residencia especifique algún tipo de bonificación o deducción autonómica al respecto.

Por el contrario, si eres empresario o profesional autónomo y tributas por estimación directa en el IRPF, sí que tendrás derecho a deducción de un importe de hasta 500 euros por persona y año natural.

En principio, la contratación de un seguro de salud a nivel particular no contempla ningún tipo de beneficio fiscal ni posibilidad de deducción o bonificación en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), aunque es conveniente que te informes de este aspecto en el territorio de la Comunidad Autónoma en la que tengas fijada tu residencia fiscal.

Por el contrario, si eres un empresario o un profesional autónomo, y tributas por estimación directa en el IRPF, y decides contratar nuestro Seguro de Salud para AutónomosSeguro de Salud para Pymes o Seguro de Salud para grandes empresas, podrás acogerte a los siguientes beneficios fiscales:

  • Deducción de hasta un máximo de 500 euros por persona y año natural, computando a estos efectos tu propia cobertura, la de tu cónyuge y la de tus hijos o hijas menores de 25 años no emancipados (que convivan en tu mismo domicilio).
  • Asimismo, si como tomador del seguro deseas incluir en tu póliza a las personas que componen tus recursos humanos, la prima de tu seguro será considerada como gasto deducible en tu declaración de IRPF o Impuesto de Sociedades.

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?

Cómo contratar tu seguro Caser