Cómo elegir un seguro médico para el embarazo

Resulta una obviedad decir que el embarazo y el posterior nacimiento de un hijo te cambia la vida. ¡Guau! ¡Vas a ser mamá! Sin duda se trata de una etapa muy especial, en la que tanto tú como el bebé necesitáis toda la atención y los mejores cuidados. Quizás por ello, la maternidad se ha convertido en uno de los principales motivos por los que hacerse un seguro de salud, de cara a todas esas pruebas, ecografías, visitas al ginecólogo… Pero, ¿cómo elegir tu seguro médico para el embarazo? Futura mamá, toma nota.

ecografía embarazo articulo elegir seguro médico para embarazo

¿Qué hay que tener en cuenta al elegir tu seguro de embarazo?

Para tomar tu decisión de manera acertada no puedes pasar por alto dos cuestiones fundamentales, como son las coberturas y los periodos de carencia.

Coberturas que debe incluir tu seguro de salud para el embarazo

El embarazo es un periodo largo, pero la maternidad continua después del parto, por lo que mi recomendación es que elijas un seguro que te de coberturas tanto para el seguimiento del embarazo, como para la etapa posparto, donde los cuidados tienen que multiplicarse atendiendo también a tu bebé.

Sin embargo, en Caser vamos un paso más allá con coberturas que van desde la fase previa al embarazo, hasta la infancia de tu pequeño. Por supuesto, no falta la preparación ni asistencia al parto, pero además, quiero hablarte de otras garantías que convierten nuestro seguro para el embarazo en diferencial:

  • Diagnóstico y tratamiento de la infertilidad: porque a veces conseguir el embarazo no es fácil, con esta cobertura tienes hasta tres intentos de inseminación artificial y uno de fecundación in vitro, además de la ICSI si es necesario.
  • Test de Cribado Prenatal no Invasivo Harmony: te incluimos sin coste esta técnica, que mediante un análisis de sangre a la madre, analiza el ADN del feto para predecir el riesgo de síndrome de Down, de Edwards y de Patau.
  • Rehabilitación del suelo pélvico: es normal que el parto pueda dejarte alguna secuela física, como la disfunción del suelo pélvico, por ello, analizamos cualquier posible alteración y te ponemos en manos de los mejores profesionales para tu recuperación, con tratamientos como la electroestimulacion, masoterapia o biofeedback.

Te interesa: En Caser Salud incluimos un completo programa de seguimiento del embarazo con preparación y asistencia al parto, los mejores cuidados una vez esté el bebé en casa y además, coberturas para la infancia como el Estudio Biomecánico de la marcha.

Enséñame el Seguro de Salud para el embarazo

Los periodos de carencia en el embarazo

Los seguros de salud incluyen siempre diferentes periodos de carencia en algunas de sus coberturas para la maternidad, por lo que lo más recomendable es que elijas tu seguro médico antes de quedarte embarazada.

Los periodos de carencia responden al tiempo (normalmente meses), que tiene que pasar desde la contratación del seguro, hasta poder hacer uso de algunas de sus coberturas o servicios. Y esto, ¿por qué es? Las compañías determinan este margen para evitar que una persona se de de alta en el seguro por una determinada cobertura, justo en un momento determinado, como puede ser el parto, y una vez cubierta la necesidad, cancele su póliza.

Así pues, lo mejor es que contrates cuanto antes, para evitar estos periodos y poder disfrutar de todas las coberturas cuando más lo necesites.

 

Cómo contratar tu seguro Caser