< Volver a preguntas frecuentes Decesos

¿Qué pasa con los derechos de antigüedad si te cambias de compañía?

Cuando un asegurado decide cambiar de entidad para su seguro de decesos puede perder sus derechos de antigüedad, una cuestión que tendrá repercusión en el precio de la póliza. Tampoco está obligada la entidad aseguradora a aplicar el derecho de rehabilitación de póliza en caso de que el cliente quiera volver a contratar dicho seguro con su antigua compañía.
En un seguro de decesos, los derechos de antigüedad son la tasa que se calcula en función de la esperanza de vida y de la edad del asegurado.

Su principal objetivo es determinar el precio del seguro y se aplica únicamente a los productos de prima nivelada, es decir, aquéllos en los que el importe de la prima es fijo en el momento de la contratación y a medida que el tomador del seguro va cumpliendo años empieza a tener un retorno, lo que significa que el asegurado pagará menos cuanto mayor se hace. De ahí que sea importante contratar este tipo de seguros cuando se es joven.

La Ley de Contrato de Seguros no regula la posibilidad de conservar los derechos de antigüedad adquiridos con tu seguro de decesos si cambias de compañía, lo que significa que, en ese caso, la compañía aseguradora no tiene obligación de respetar los derechos de antigüedad generados en la anterior entidad y, por tanto, tampoco tiene por qué aplicar la bajada paulatina del precio del seguro a la que tenía derecho en su compañía anterior.

Eso sí, la Ley de Contrato de Seguros sí establece que el tomador del seguro puede tener derecho a la rehabilitación de la póliza en cualquier momento -obviamente, antes de que se produzca el fallecimiento del asegurado-. Es lo que se conoce como derecho de rehabilitación de póliza y está pensado para aquellos clientes que en un momento dado deciden dar de baja su contrato con la aseguradora pero que después quieren recuperarlo.

Es necesario aclarar que no todas las compañías permiten recuperar las pólizas del seguro de decesos tras su cancelación, porque a lo que están obligadas únicamente las entidades es a informar a los asegurados de si incluyen la rehabilitación del seguro de decesos como una opción o no. Por eso es necesario conocer siempre el contrato que se firma.

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?