Consejos de seguridad vial para el verano

En plena época estival los viajes en carretera aumentan, especialmente aquellos realizados con toda la familia, la circulación es más intensa y congestionada y aumenta la conducción nocturna.

Según los datos presentados por la DGT año tras año, durante los meses de julio y agosto se producen más de 80 millones de desplazamientos por carretera especialmente en carreteras nacionales, autovías y autopistas. Las rutas más comunes son hacia las zonas de litoral, aunque también es habitual la circulación a localidades en las que se tiene una segunda residencia.

Ante esta situación es importante recordar los gestos y pautas de seguridad vial que nos ayudan a salvar vidas y evitar accidentes antes y durante el viaje, que se resumen en dos reglas básicas: prevención y prudencia.

Regla 1: Prevención antes de irte de vacaciones

  • Revisa el vehículoEste es un momento ideal para la puesta a punto de nuestro vehículo: frenos, iluminación, ruedas… todo mejorará la seguridad vial. El año pasado, el 4% de los vehículos que tuvieron un accidente no habían pasado la ITV.

  • Planifica el viajePrograma el viaje evitando, en la medida de lo posible, los días y las horas de desplazamientos masivos que se concentran en los fines de semana de verano, los viernes desde las 16h, los sábados por la mañana y los domingos por la tarde en trayectos de vuelta a casa. También es conveniente no conducir por la noche, ya que produce somnolencia y fatiga. Consulta tanto la previsión como el estado actual del tráfico utilizando tanto las Redes Sociales de la DGT, como su aplicación gratuita.

  • Prepárate para el viajeDescansa lo suficiente para estar en condiciones óptimas el día del viaje y evita las comidas copiosas que vayan a aumentar tu somnolencia. De todas formas, ante el menor síntoma de cansancio, lo mejor es parar el coche fuera de la carretera y echar una siesta. Ponte ropa y calzado cómodo y adecuado para la conducción y, si necesitas gafas graduadas, se recomienda llevar unas de repuesto.

taller-coche-revision-articulo-seguridad-vial-verano

Regla 2: Prudencia

Respetar la distancia de seguridad, no ingerir alcohol y realizar descansos son tres elementos básicos que siempre hay que tener en cuenta. Sin embargo, hay dos puntos muy importantes y que, a veces, pasan desapercibidos.

  • Sistemas de retenciónLas excusas como el calor, o los atascos no son válidas para ir desprotegidos. El cinturón de seguridad es un elemento esencial para salvar vidas, su uso es obligatorio para todos los ocupantes del vehículo tanto en vías urbanas como interurbanas. Si viajamos con menores y estos miden menos de 135 cm, deben ir situados en los asientos traseros con su sistema de retención infantil. No hay que olvidar que los sistemas a contramarcha son los más seguros, especialmente en el caso de los bebés.

  • EquipajePreparar el vehículo con todo lo que queremos llevarnos de viaje es una tarea a la que dedicar tiempo e ingenio. Debemos llevar lo realmente necesario y colocarlo repartiendo los pesos de forma equilibrada dentro del coche, evitando el exceso de equipaje, y si podemos no llevar la baca, mucho mejor. La vista desde el espejo retrovisor interior deberá estar despejada, por lo tanto, a la hora de organizar los objetos en el interior del coche, es importante que no estorben.

Consejor para conducir

¿Cómo conducir con sol?

Al igual que la lluvia y el viento requieren de unas medidas especiales de seguridad, el sol también afecta a la conducción, ya que supone un aumento considerable de la fatiga de los ojos de quien conduce.

Para protegernos y preservar la buena visión hay que utilizar el parasol, inclinándolo de forma que permita ver la carretera a la vez que elimina los rayos solares directos sobre los ojos; también es recomendable utilizar gafas de sol, sin embargo, hay que prestar especial atención a los cambios de luminosidad que se producen al pasar por túneles.

conducir-con-sol-reflejo-articulo-seguridad-vial-verano

¿Cómo conducir con calor?

Cuando el coche se calienta, se produce un aumento de fatiga y nerviosismo, que afectará muy negativamente a la conducción. Por ello es imprescindible encender el aire acondicionado, o airear el vehículo bajando las ventanillas. El conductor no puede ir con un brazo sobre la ventanilla, y los ocupantes tampoco deberían sacar la cabeza, o cualquier parte del cuerpo, para así evitar accidentes.

Con el calor, es conveniente realizar paradas más frecuentes para hidratarse (con bebidas frescas no alcohólicas que podemos llevar en el coche), relajarse y airear el vehículo. Recuerda que nunca hay que dejar a niños, personas mayores, ni animales dentro del vehículo aunque esté estacionado en la sombra.

No sólo nosotros sufrimos el calor en la carretera, también nuestro vehículo, por lo que es importante vigilar y controlar la temperatura del motor.

Prepárate para la conducción en caravana

Tal vez ya hayas intentado moverte los días de menos tráfico, o incluso hayas buscado rutas alternativas para ir con más tranquilidad, pero a veces, es inevitable encontrarnos en una caravana. Esta situación puede llegar a ser desesperante y ponernos de los nervios, sin embargo hay que mantener la calma y tener una serie de precauciones para llegar a destino bien, aunque algo más tarde de lo que teníamos planeado. Así que mejor recordar estas tres recomendaciones básicas para los atascos:

  • Evita los adelantamientos: si los realizas, que no sea a más de dos vehículos seguidos.

  • No te pongas metas de tiempos: no servirá de nada y sólo logrará aumentar la frustración.

  • Mantén la distancia de seguridad:a pesar de que el tráfico esté enlentecido, puede haber accidentes y esta medida puede marcar la diferencia para evitar daños.

¿Cómo calcular la distancia de seguridad?

Con la Regla del Cuadrado, en la que se puede saber la distancia óptima con el siguiente vehículo utilizando una sencilla fórmula: si conducimos por ejemplo a 100 Km/h., eliminamos la última cifra, quedando 10, y multiplicamos este número por sí mismo 10 x 10, es decir su cuadrado, dando como resultado 100. En este caso significa que la distancia de seguridad con el vehículo de delante es de 100 metros. La Regla del Cuadrado aplica cuando se trata de suelo seco, en suelo mojado, la distancia de seguridad será el doble. Recuerda que para adelantar a un vehículo de dos ruedas, o a un peatón, la distancia mínima de separación lateral es de 1,5 metros.

Teniendo en cuenta estos consejos habrás aumentado tu seguridad vial para los viajes de este verano. Disfruta tus vacaciones gracias a la precaución en tus trayectos, y recuerda que lo más importante es regresar con historias divertidas que contar.

Top