¿Cómo calcular el valor de un coche de segunda mano?

Los coches usados son sin duda una opción muy a tener en cuenta en el mercado de la compra – venta de vehículos. Y para ti, que has llegado hasta estas líneas porque quieres vender el tuyo o bien comprar el de otro, te cuento cuáles son los elementos a tener en cuenta a la hora de calcular el valor real de un coche de segunda mano.

coche rojo artículo Cómo calcular el valor de un coche de segunda mano

Factores que influyen en el valor de un coche de segunda mano

La antigüedad del vehículo

Este es sin duda el factor más determinante, y es que en un mercado tan cambiante como el automovilístico, las marcas cada vez trabajan más deprisa para mejorar sus coches, dejando atrás modelos con apenas meses de comercialización.

La devaluación del coche en el mercado juega un papel vital a la hora de calcular su valor, y para ello debes tener muy en cuenta la fecha de su primera matriculación. Además, como decíamos, las marcas y modelos también tienen mucho que decir, ya que algunas de ellas gozan de un mejor envejecimiento. En este apartado, los compactos y los vehículos utilitarios llevan mejor los años, frente a las berlinas o los todoterreno de gran cilindrada.

Pero, ¿cuánto se deteriora un coche con el paso de los años? Para que puedas hacerte una idea, asociaciones de vendedores de automóviles como GANVAM, establecen que un vehículo puede llegar a perder cada año en torno al 10% - 15% de su valor durante los 6 primeros años de matriculación. A partir de ahí, restamos un 5% anual, por lo que un coche con 10 años de antigüedad puede tener una depreciación del 90% en la tasación.

¿Cuántos kilómetros acumula?

Este factor cobra especial importancia a partir del sexto año de matriculación. Como es lógico, el precio disminuye cuantos más kilómetros acumule el coche, porque al fin y al cabo estamos hablando de cuánto uso se le ha dado. Ahora bien, para valorar este dato tienes que tener también muy en cuenta el mantenimiento del vehículo. Si este se ha realizado de forma periódica y correcta, los kilómetros pierden peso.

Y si eres comprador, ¿cómo saber que los kilómetros que figuran en el cuentakilómetros son los reales? Te recomiendo que prestes especial atención a toda la documentación del coche, como la ITV o el “Informe del Vehículo” que puedes solicitar a la DGT. Y por supuesto, el estado del motor, frenos o embrague, que también son una buena pista para saber el recorrido del vehículo.

El equipamiento extra

Porque lo extras, extras son. Y como tal, incrementan el valor del coche. Elementos como GPS, sensores de aparcamiento, rueda de repuesto, alarma o las llantas se siguen pagando con el paso del tiempo.

Historial técnico del vehículo

Ya lo mencionábamos en el apartado de los kilómetros, pero merece mención aparte. Al final, toda la documentación relativa al estado del coche, ITV e “Informe del vehículo”, es fundamental para determinar el valor del automóvil. Toda esta documentación determina el historial del vehículo: revisiones que ha pasado, siniestros, número de propietarios…

Además, el valor también vendrá determinado por el estado interno y externo del coche. Si presenta roces, arañazos, grado de iluminación de los faros…

¿Influye el tipo de combustible en el precio?

Sin duda. El precio de un coche de segunda mano diesel es más elevado, pero a cambio consume menos y el carburante es más barato. También debes tener en cuenta la nueva normativa aplicada ya en algunas grandes ciudades, como Madrid, en relación a la sostenibilidad medioambiental, en donde los diesel salen peor parados en lo que a limitaciones de circulación se refiere.

 

Cómo contratar tu seguro Caser