¿Cuál es el mejor seguro para un coche de segunda mano?

A la hora de asegurar un coche de segunda mano lo más importante es elegir la modalidad adecuada. Es decir, aquella que te de las coberturas necesarias para proteger a tu vehículo y al mismo tiempo, su precio no suponga perder el ahorro ganado en comparación con haber comprado un vehículo a estrenar. Pero entonces, ¿cuál es el seguro ideal para un coche de segunda mano? Primero vamos a conocer las diferentes opciones de las que dispones.

conductor contento artículo Cuál es el mejor seguro para un coche de segunda mano

Opciones para asegurar un coche de segunda mano

  • Quedarte con el seguro actual del vehículo

    Al tratarse de un coche de segunda mano es probable que este ya tenga un seguro en vigor suscrito por su antiguo propietario. Por lo tanto, puedes elegir continuar con esta póliza siendo el nuevo tomador de la misma. Para ello, el vendedor deberá darte a conocer las condiciones de dicho seguro y comunicarle a la compañía aseguradora el cambio de titularidad.

    Ante este contexto, la aseguradora puede o no aceptar dicho cambio. Si la compañía acepta la transmisión del seguro, este será válido hasta que venza la póliza. Este cambio de titularidad puede implicar variaciones en la prima del seguro. Factores como tus años de experiencia al volante o tu historial de siniestralidad, pueden hacer que llegado el momento de cambiar el tomador en el contrato, el precio de la póliza aumente o disminuya.

    Por el contrario, también puede darse que la compañía no acepte el cambio de tomador. Esto sucede en diferentes supuestos, como por ejemplo que la aseguradora considere que el nuevo titular es un conductor con un perfil de riesgo alto.

     

  • Traspasar el seguro de tu antiguo coche

    También puede darse la posibilidad de que antes de adquirir tu coche de segunda mano tuvieras otro vehículo. En este caso puedes solicitar a la compañía aseguradora traspasar el seguro de tu antiguo coche al nuevo. De esta forma te evitas perder lo que ya hubieras pagado de tu actual seguro.

    Si te decantas por esta opción lo más probable es que la prima varíe, ya que las condiciones del contrato se actualizarán ajustándose a las características de tu nuevo vehículo.

     

  • Contratar un nuevo seguro

    Y por último, puedes asegurar tu coche como si este fuera 100% nuevo comparando coberturas y precios, para elegir la modalidad que mejor se adapte a tus necesidades. Si esta es tu opción, vamos a ver a continuación cuáles son los aspectos que debes valorar para acertar con tu seguro.

     

Acierta con la modalidad de seguro para tu coche de segunda mano

Si finalmente te decantas por contratar un nuevo seguro para tu vehículo de segunda mano, debes saber que el factor más importante a la hora de elegir la modalidad es la antigüedad del coche. Y es que los años que tenga el vehículo determinan el valor del mismo y por lo tanto, la rentabilidad de las coberturas.

  • El seguro a terceros

    Se trata de la modalidad más económica, pero suficiente para contar con la protección mínima exigida por la Ley. El seguro de coche a terceros tiene como objetivo principal asumir los daños que puedas causar a otros en un accidente cuando tú seas el responsable. Por ello, la Responsabilidad Civil es su cobertura principal, aunque también incluye otras centradas en protegerte a ti y tu vehículo, como la Defensa jurídica o la asistencia en viaje.

    ¿Cuándo debes contratar el seguro a terceros? Al tratarse de una modalidad sin indemnización por daños propios, debes recurrir a ella cuando te interese ahorrar lo máximo en tu seguro y sobre todo, cuando el valor venal de tu coche ya sea muy bajo, por ejemplo, cuando el vehículo supere los 10 años de antigüedad.

    Quiero ver el Seguro de coche a terceros

     

  • El seguro a terceros ampliado

    A las coberturas de un seguro a terceros, la modalidad a terceros ampliado añade otras que sí te indemnizan por la pérdida total del vehículo. Es el caso de las garantías de robo o incendio. Estas te indemnizan con el 120% del valor venal de tu vehículo cuando el siniestro se produzca durante el tercer año desde su primera matriculación, y con el 100% del valor venal a partir del cuarto. Además, el terceros ampliado añade otras coberturas especializadas en daños habituales y no contempladas en el terceros básico, como por ejemplo la rotura de lunas.

    Esta modalidad te interesa si quieres darle un plus de protección a tu coche frente a algunas situaciones en las que puede ser declarado siniestro total. Y es ideal para vehículos que en torno a o que superen los 4 años de antigüedad.

    Quiero ver el Seguro de coche a terceros ampliado

     

  • El todo riesgo

    Y por último tenemos la modalidad a todo riesgo. Se trata del nivel de protección más elevado, porque a las garantías incluidas en el terceros ampliado se le suma la cobertura de daños propios. Con ella, la aseguradora asume los daños que sufra tu coche a causa de un accidente – incluso aunque tú seas el responsable del mismo - o por otras circunstancias, como inundaciones, hundimientos de terreno, incendio o vandalismo… Y además, cuando esos daños supongan el siniestro total del vehículo y este no supere los 2 años de antigüedad desde su primera matriculación, se te indemnizará por su valor de adquisición.

    El todo riesgo tiene la particularidad de poder contratarse con y sin franquicia, por lo tanto, si tu vehículo es de Km 0 lo más recomendable es que contrates el seguro a todo riesgo sin franquicia, mientras que si apenas supera los dos años, te compensa esta misma modalidad pero con franquicia, ya que tu coche aún no está del todo devaluado y gracias a la franquicia, tienes la protección más completa a un precio reducido.

    Quiero ver el Seguro de coche a todo riesgo

     

Por último, más allá de la modalidad que contrates, existe una cobertura que no puede faltar en tu seguro: la Asistencia en carretera. Y es que los vehículos de segunda mano, debido a su antigüedad, es más probable que sufran averías. Con esta cobertura te garantizas que si durante un trayecto sufres una avería o accidente, como por ejemplo un pinchazo, la aseguradora te asista tanto a ti, como a tu coche, para tratar de solucionar el problema en el acto. Y en caso de que no sea posible, remolcarte hasta el taller más cercano. Por lo general, la Asistencia en viaje está incluida de serie en todas las modalidades del seguro de coche.

Compara las tres modalidades del seguro de coche

 

Terceros

Terceros Ampliado

Todo Riesgo

Responsabilidad Civil Obligatoria
Responsabilidad Civil Obligatoria      
Responsabilidad Civil Voluntaria
Responsabilidad Civil Voluntaria      
Daños personales
Daños personales      
Defensa Jurídica
Defensa Jurídica      
Gestión de multas
Gestión de multas      
Asistencia en viaje
Asistencia en viaje      
Incendio
Incendio      
Rotura de lunas
Rotura de lunas      
Robo
Robo      
Daños propios
Daños propios