CÓMO SABER LOS KILÓMETROS REALES DE UN COCHE

Resulta que quieres un coche pero solo para momentos puntuales, como ir al trabajo o hacer escapadas de fin de semana. Encuentras una gran ganga en el mercado, un vehículo de segunda mano, a muy buen precio para los pocos kilómetros que indica su contador. ¿Posible? ¿Sospechoso? Ambas. Es entonces cuando tendremos que averiguar cuál de las dos preguntas tiene un sí por respuesta. Puede que estemos ante un gran acierto o bien, ante un afeitado de los kilómetros. Y esto, ¿cómo lo podemos saber?

Distinguimos las posibilidades en dos grandes bloques. El primero responde a diferentes aspectos internos del vehículo. Y el segundo a su documentación.

Factor mecánico y tapicería

Son las partes más escondidas del coche, aquellas de índole mecánica, las que nos pueden señalar los kilómetros que lleva de recorrido:

  • Frenos: tanto los delanteros como los traseros tienen una vida que va de los 100.000 a los 150.000 kilómetros. En una simple revisión podremos saber si en algún momento han sido sustituidos.

  • Turbo: la duración de un turbo varía en función del conductor, pero si estamos ante uno prudente, éste puede durar hasta 200.000 kilómetros sin cambiarlo.

  • Lámparas de xenón: cuando enciendas las luces del coche comprueba si los dos faros alumbran por igual. Si no es así sospecha que uno de ellos ha sido cambiado y ten en cuenta que este tipo de luces duran una media de 100.000 kilómetros.

También puedes acudir a un servicio oficial, especializado en electrónica, para que realicen una conexión al puerto OBD del coche, ya que este nos da información sobre todos los sensores con los que cuenta el vehículo. De esta forma sabremos si se ha manipulado la electrónica del mismo.

Tapiceria-coche-articulo-kilometros-reales

Y para los menos amantes de la mecánica invitarles a echar un vistazo a los elementos más visibles. Tapicería y acabados. Para ello no podemos pasar por alto el mullido de los asientos, el nivel de desgaste del volante o el estado de los pedales, ya que son sinónimo de un elevado número de kilómetros. Sin embargo, en este sentido solo podremos pillar a un estafador muy descuidado que no se haya preocupado de cambiar o camuflar estos detalles más superficiales.

Documentación del vehículo e informes

Lo primero que debes hacer antes de comprar el coche es revisar al detalle toda su documentación. Prestando especial atención a la Tarjeta de Inspección Técnica. Importante en este sentido que los kilómetros marcados en el coche coincidan con los reflejados en la tarjeta. Por supuesto dicha tarjeta tiene que ser la original, nunca un duplicado, y además debe de estar correctamente sellada.

También es conveniente comprobar si se ha realizado el mantenimiento del coche en los plazos establecidos o se ha sido poco cuidadoso con el mismo.

Inspeccion-coche-artículo-kilómetros-reales

Y por último, podemos acudir a la Dirección General de Tráfico y pedir el denominado “Informe del Vehículo”. En él podremos ver el número de kilómetros registrado en su última ITV para a partir de ahí tener una aproximación de los mismos en el momento actual. Además, se nos informa de algunos aspectos técnicos o de cargas.

Aunque al final y como con todo, la mejor manera de comprobar si nos la están colando es usar el sentido común. Si tu vendedor no se muestra transparente o es reticente a facilitarte cualquier documento del vehículo, desconfía. Y por supuesto, nunca compres el coche sin verlo antes y comprobar que todos los factores nombrados están en orden.