Cómo ahorrar dinero de forma automatizada

La entrada de los roboadvisors en el mundo del ahorro es toda una realidad. Esta nueva herramienta de asesoramiento financiero supone una revolucionaria mejora para el inversor. Asistimos al nacimiento y consolidación de un sistema automatizado creado a partir de algoritmos financieros, pero con el objetivo de hacer todo el trabajo por ti y además, hacerlo de manera personalizada, ajustándose a tus parámetros. ¿Su meta? Rentabilizar tus ahorros al máximo.

Pero más allá de una definición primaria, ¿por qué gestionar los ahorros a través de un roboadvisor? ¿Qué ventajas ofrece? A continuación te contamos cómo este sistema optimiza los planes de ahorro e inversión ofreciendo al cliente una vía sencilla, práctica y económica.

Rapidez y eficacia en las decisiones

Los roboadvisors están programados bajo una ingeniería matemática difícil de llevar a cabo por un asesor humano, lo que les posibilita crear una cartera con una rentabilidad mejorada. Debemos tener en cuenta que son capaces de considerar correlaciones en los activos, desviaciones típicas o evaluar riesgos en apenas segundos, lo que les convierte en una herramienta plenamente eficiente. Esto deriva en rapidez en la toma de decisiones sobre tu cartera.

Pensamiento neutro

Por otro lado, al tratarse de un robot, este se abstrae de intereses empresariales, lo que deriva en una toma de decisiones sin tener en cuenta posibles productos afines, dando como resultado un servicio al cliente totalmente personalizado e independiente de la compañía contratada. Los roboadvisors también carecen de emociones que puedan influir en las decisiones.

Permiten el ahorro mínimo

Con la presencia de la gestión automatizada no se hacen distinciones sobre el dinero a invertir inicialmente, lo que posibilita el ahorro aun con sueldo bajo y el ingreso a inversores de cualquier edad.

Montana-monedas-robot-articulo-ahorrar-dinero-automatizado

Gestión pasiva

El cliente apenas tiene que tomar decisiones. La programación de estos robots digitaliza todas las operaciones teniendo en cuenta el perfil del usuario, sus reinversiones, los diferentes estados de la cartera y las características personales del inversor.

Reducción de costes

Se reducen los costes que se puedan dar en las operaciones tradicionales. Lo que estimula y optimiza la inversión.

Servicio omnipresente y transparente

No será necesario acudir al banco ni a ninguna oficina. Podrás ponerte al día de tu inversión estés donde estés, sin necesidad de moverte de casa. Y todo gracias a la comunicación online, adaptada en este caso tanto a ordenadores como dispositivos móviles.

Además, independientemente de la autonomía del robot, el plan es tuyo, por lo que en todo momento tienes el control sobre tu inversión: decide el ritmo de las aportaciones, modifica el perfil de riesgo, cancela el plan si lo deseas…

Fácil de usar

Que tanta tecnología no te lleve a engaño. Todo lo complicado va aplicado a su programación, no al uso. Los roboadvisors son herramientas muy sencillas con un interfaz intuitivo y automatizado.

Comparte este contenido