< Volver a Motos

Gran cilindrada

Se considera que una moto es de gran cilindrada cuando la capacidad de los cilindros de su motor es superior, aproximadamente, a los 400 centímetros cúbicos. Esta diferenciación es importante a la hora de establecer las limitaciones de los permisos de conducción de motocicletas, ya que para poder manejar este tipo de motos deberás tener más de 20 años y contar con un permiso A2 desde hace, al menos, dos años.

Aunque normalmente se suele prestar una mayor atención al número de caballos de potencia de los vehículos a motor, en el caso de las motos es habitual que se priorice otro aspecto mecánico de gran importancia para medir sus prestaciones, como es su cilindrada.

A grandes rasgos, la cilindrada de un vehículo, y en concreto de una moto, hace referencia al volumen total de los distintos cilindros que conforman su motor, y que permite hacerse una idea de su capacidad o velocidad de reacción que es capaz de ejercer cuando se produce su aceleración.

En base a ello, se consideran como motos de gran cilindrada aquellos modelos que cuentan con una cilindrada superior a los 400 centímetros cúbicos, por lo que suelen estar asociadas, casi exclusivamente, a motos de carretera.

¿Qué implicaciones tiene la conducción de motos de gran cilindrada?

Este aspecto es esencial para garantizar tu protección en carretera, aunque el hecho de que tu moto permita desarrollar unas mayores prestaciones mecánicas también será tenido en cuenta a la hora de contratar tu seguro de moto, y deberías tenerlo en cuenta en la elección de las coberturas de tu seguro.

Pero, además, conforme a las especificaciones establecidas por la Dirección General de Tráfico para la habilitación de permisos de conducción de vehículos, para manejar una moto de gran cilindrada, contando con el permiso A, deberás tener más de 20 años y contar con dos años de antigüedad en el permiso A2, o tener instalado un limitador que reduzca sus prestaciones hasta que cumplas los requisitos establecidos legalmente.