< Volver a Mascotas

¿Qué es la Vacuna antirrábica?

Es posible que pienses que viviendo en un país como España tu mascota no tendrá problemas con la rabia, pero nada más lejos de la realidad. Se trata de una problemática muy latente que requiere de la inoculación de la vacuna antirrábica para evitar sustos. Te contamos qué es y por qué resulta tan importante para tu animal de compañía.

La rabia es una enfermedad vírica que se contrae por la mordedura de un animal infectado o bien por por el contacto de su saliva con una herida en la piel. Afecta tanto al cerebro como a la médula espinal del animal que la sufre, pero eso no es todo: al igual que se supone que ocurrió con la Covid-19, se trata de una zoonosis, o lo que es lo mismo, puede saltar de animales a humanos.

Esto hace aún más necesario extremar las precauciones con una enfermedad que, si llega a manifestar sus síntomas, es mortal de necesidad. La enfermedad puede estar presente en cualquier parte, y hasta el momento la única posibilidad de hacerle frente es inyectándose la vacuna antirrábica bien de forma preventiva o bien tras haber contraído la enfermedad, pero antes de que esta afecte al cerebro, cuando ya es imposible de controlar.

En el caso de tus animales de compañía, lo ideal es prevenir la amenaza. Sobre todo porque, en caso de contraerla sin mordedura, será extremadamente complicado darse cuenta de que sufre dicha enfermedad hasta que sea demasiado tarde. Además, de ocurrir esto tu amigo peludo podría convertirse en un elemento peligroso para tu familia.

¿Qué precio tiene la vacuna antirrábica?

Consideramos que la vacuna contra la rabia es algo tan esencial tanto para la salud de tu mascota como para la de tu familia que está incluida en tu Seguro de Mascotas perros y gatos sin coste alguno. Es decir, podrás decidir inyectársela a tu perro o tu gato desde el mismo momento en el que contrates tu seguro de forma totalmente gratuita, ya que este no conlleva ningún tipo de periodo de carencia.

En cuanto al resto de vacunas, sus precios oscilan entre los 5 y los 10€, por lo que, como ves, mantener la salud de tu mascota en buen estado no resulta algo para nada prohibitivo.