Razas peligrosas

Razas peligrosas

Se consideran razas caninas potencialmente peligrosas a aquellas que, por sus propias características fisiológicas, como es su tamaño, musculatura o tipo de mordida, implican de forma genérica un mayor riesgo potencial para otros perros o personas.

No cabe duda de que tu perro es algo más que un animal doméstico. Es un compañero que comparte contigo tu día a día y que se puede decir que forma parte de tu familia.

No obstante, aunque dediques todos tus esfuerzos a la educación y cuidado de tu perro, existen algunos tipos de perros o razas que, por sus propias características fisiológicas, son considerados legalmente en nuestro país como razas potencialmente peligrosas.

  • Pit Bull Terrier.
  • Staffordshire Bull Terrier.
  • American Staffodshire Terrier.
  • Rottweiler.
  • Dogo Argentino.
  • Fila Brasileiro.
  • Tosa Inu.
  • Akita Inu.
     

Es preciso aclarar que la pertenencia de tu mascota a este grupo de razas potencialmente peligrosas no implica que tu perro suponga un riesgo para la sociedad, sino que, tiene unas características físicas diferenciales que requieren de un especial tratamiento a la hora de establecer su contacto con otros perros y personas.

Legalmente, para la obtención de la licencia de tenencia de un perro cuya raza es potencialmente peligrosa, será necesario que cuentes con un seguro de Responsabilidad Civil con una cobertura de daños cuyo importe dependerá de la CCAA.

Pero, más allá de esta obligación legal, protegemos sin limitación o exclusión en la protección por su edad, estado de salud o raza.