< Volver a Comercio

Daños a la mercancía

La cobertura de daños a la mercancía es, sin lugar a dudas, una de las garantías de protección más relevantes y apreciadas tanto en los seguros de empresa como en los seguros de transporte de mercancías, debido al riesgo asociado a la ocurrencia de incidencias durante el almacenamiento, transporte y distribución de este tipo de bienes.
Por este motivo, la cobertura de daños a la mercancía contempla, como podrás observar a continuación, la práctica totalidad de supuestos por los que la mercancía transportada o almacenada puede sufrir daños, estableciendo diferentes niveles de protección con el fin de que sea el titular del seguro quien decida cuál de ellos es el que más se ajusta a sus necesidades de protección.

¿En qué supuestos podrás contar con la cobertura de daños a la mercancía?

Para dar respuesta a esta pregunta es preciso establecer los diferentes grados o niveles de protección asociados a estas modalidades de seguros de empresa, y que pasamos a mostrarte a continuación:

Condiciones generales

Transporte terrestre

  • Incendio, Rayo o explosión, cualesquiera que sea su origen, excepto combustión espontánea.
  • Gastos asociados a la realización de acciones de salvamento.
  • Daños sufridos por los bienes asegurados como consecuencia de accidentes sufridos por el vehículo porteador, debido a:
  1. Caída.
  2. Colisión o choque.
  3. Vuelco o descarrilamiento.
  4. Tempestades.
  5. Avalanchas.
  6. Corrimiento de tierras.
  7. Derrumbamiento o rotura de construcciones.
  • Daños por fenómenos extraordinarios de la naturaleza.
  • Daños provocados por accidentes durante el transporte en aeronaves o buques, siempre que este se realice como actuación complementaria al transporte terrestre.
  • Expoliación o robo en cuadrilla o a mano armada.

 

Transporte marítimo

  • Pérdida total de mercancías, contribución a la avería gruesa y gastos de salvamento derivados de accidentes y riesgos asociados a:
  1. Piratería.
  2. Abordaje o arribadas forzosas.
  3. Cambios y escalas forzadas.
  4. Explosiones.
  5. Incendio baratería del capitán.
  6. Todos aquellos riesgos considerados como fortuitos o de fuerza mayor.
  • Avería simple particular a causa de un naufragio, incendio a flote o en tierra varada, o embarrancada y abordaje.
  • En aquellos casos en que esté previsto que la mercancía se transporte en cubierta, y este supuesto sea conocido y aceptado por la compañía aseguradora, la protección podrá hacerse extensible a los casos de echazón por salvamento y arrastre debido al oleaje.

 

Transporte aéreo

  • Daños sufridos por los bienes asegurados como consecuencia de accidentes de la aeronave a causa de:
  1. Caída.
  2. Vuelco.
  3. Colisión.
  4. Choque.
  5. Incendio.
  6. Cualquier otro accidente fortuito sufrido por la aeronave.

Condiciones amplias (contempla las coberturas anteriores y añade las que se muestran a continuación)

  • Mojaduras.
  • Roturas.
  • Daños ocasionados en la carga y/o descarga de la mercancía.
  • Robo.
  • Otros riesgos adicionales solicitados expresamente por el asegurado.

 

Todo Riesgo – Cláusulas inglesas; en el caso de seleccionar esta modalidad, a los daños contemplados en las condiciones generales se añadirán las garantías establecidas en las cláusulas inglesas (Institute Cargo Clauses del Instituto de Aseguradores de Londres), asociadas a transporte terrestre, marítimo y/o aéreo.

Seguros en los que puedes encontrar la cobertura de daños a la mercancía

En nuestras diferentes modalidades de seguros de empresa te ofrecemos la posibilidad de adaptar tu cobertura de daños a la mercancía a tus necesidades reales de protección, contratando aquella que más se ajuste a tus necesidades y expectativas entre las que te mostramos a continuación:

  • Seguro de daños a la mercancía en transporte terrestre.
  • Seguro de daños a la mercancía en transporte marítimo.
  • Seguro de daños a la mercancía en transporte aéreo.
  • Seguro de daños a la mercancía con condiciones amplias, para el desarrollo de tu actividad en territorio nacional.
  • Seguro de daños a la mercancía con condiciones Todo Riesgo, adaptadas a las cláusulas inglesas.