< Volver a Coche

¿Qué es la depreciación de un coche?

La devaluación o depreciación de un coche es la pérdida de valor que éste experimenta desde su primer uso. ¿Nunca has oído que los vehículos pierden valor desde que salen del concesionario? Veamos por qué.
La devaluación de un coche empieza desde el momento en el que sale del concesionario. Esto tiene una explicación sencilla: el precio que se paga por la matriculación y otros gastos del vehículo ya no tiene que volver a realizarse si éste se quisiera vender a un segundo propietario, lo que significa que un coche nuevo pierde valor desde el minuto uno.

Se calcula que un vehículo pierde un 10% de su valor al sacarlo por primera vez del concesionario. En su primer año, perderá otro 10% de su valor. Y seguirá depreciándose durante los cuatro primeros años entre un 15% y un 25% por cada año. En sus primeros cinco años de vida, se estima que un coche puede perder el 60% de su valor inicial.

Eso sí, esta depreciación se frena en los años siguientes y la pérdida de valor ya es más lenta.

Estos porcentajes son aproximados, pues es posible que haya coches de marcas menos atractivas que pierdan incluso más valor en sus primeros años de rodaje.

¿Influye el valor de tu coche en la elección del seguro de Caser?

A la hora de calcular el valor de un coche de segunda mano, se tiene en cuenta la antigüedad del mismo, entre otros factores.

La fecha de matriculación es importante a la hora de calcular el valor de tu vehículo, así como la marca y el modelo, porque no todos los coches 'envejecen' igual.

Los kilómetros acumulados son otro de los factores a tener en cuenta, así como el equipamiento extra, el historial técnico del vehículo e incluso el tipo de combustible que consume.

Todos esos factores determinarán el estado real de tu vehículo y te ayudarán a elegir el mejor seguro para ti.

Si tu coche es muy antiguo, tendrá un valor bajo. En ese caso, el seguro a terceros de Caser puede ser el más beneficioso para ti, ya que cubre las exigencias de la normativa, tiene un precio económico y no prescindes de coberturas importantes como la asistencia en carretera.