Cuidado implantes dentales: guía paso a paso

Cuidado implantes dentales: guía paso a paso

La durabilidad, naturalidad de los resultados y comodidad hacen que los implantes dentales sean una opción muy interesante para las personas que han perdido alguno de sus dientes y buscan opciones duraderas para reemplazarlos. Sin embargo, para que se mantengan en buen estado durante el mayor tiempo posible, es importante saber cómo debe ser el cuidado de los implantes dentales.

¿Cómo cuidar los implantes dentales?

Para un adecuado cuidado de los implantes dentales no solo hay que tener en cuenta la higiene (que debe ser muy específica), sino otra serie de factores a los que, generalmente, no se les presta atención. Veamos alguno de ellos.

Higiene dental

La higiene dental para el cuidado de los implantes dentales debe incluir un cepillado mínimo de 2-3 veces al día. Este debe realizarse sin prisas para eliminar cualquier resto de comida de la parte anterior y posterior de los dientes, así como el sarro, que se puede acumular y acabar provocando problemas en las encías.

No obstante, el uso del cepillo no es suficiente, por lo que la higiene interdental debe realizarse, al menos, antes de dormir. Utilizar cepillos interdentales o hilo es importante, aunque hay que hacerlo con sumo cuidado para no dañar las encías. Posteriormente, se puede usar un enjuague bucal recomendado por el dentista.

Revisiones periódicas

Las revisiones periódicas al dentista también son cruciales de cara a realizar limpiezas mucho más profundas y, con ello, un cuidado óptimo de tus implantes dentales. Estas visitas servirán para mantener tus implantes en buen estado durante más tiempo y también, para identificar a tiempo cualquier problema de salud bucodental que pueda surgir.

Alimentación

La alimentación es un factor importantísimo, sobre todo, cuando te acaban de colocar los implantes dentales. Seguir una dieta blanda y beber bebidas frías durante 15 días será fundamental. Conviene tener siempre presentes las recomendaciones del dentista con respecto a la introducción de alimentos duros como cereales o frutos secos, puesto que pueden dañar los implantes en las primeras semanas.

Buenos hábitos

Otro factor que se debe tener presente en el cuidado de los implantes dentales tiene que ver con los buenos hábitos. Y es que fumar o beber alcohol impide la cicatrización de las heridas tras la colocación de los implantes y, también, incrementa el riesgo de que se produzcan infecciones. En este sentido, lo adecuado es mantener estos buenos hábitos para siempre, ya que el exceso de tabaco o alcohol puede acabar dañando los implantes con el paso del tiempo.

Por otro lado, una vez llevada a cabo la implantación dental, también conviene esperar para realizar cualquier deporte o actividad física de contacto. El objetivo es que se fijen bien los implantes.

Causas de fracaso de implantes dentales

Algunas personas han tenido malas experiencias con sus implantes dentales. Estas son las causas más habituales.

Tabaco

Ya hemos expuesto que el tabaco no es un gran aliado en el cuidado de los implantes dentales y es que este hábito hará que la prótesis adquiera una coloración amarillenta muy desagradable y, además, incrementa las posibilidades de que se pierda de forma temprana. A pesar de tener una buena higiene dental, ser fumador es un factor a tener presente por los riesgos que conlleva.

Higiene oral mala o deficiente

Un cepillado con prisas o el uso insuficiente del hilo dental es otra de las causas del fracaso de los implantes dentales. Y es que la prótesis también acabará viéndose afectada por la placa bacteriana que se irá acumulando, provocando problemas en las encías, que derivan finalmente en que el implante acabe cayéndose. Por lo tanto, hay que mantener una buena higiene bucodental siempre.

Enfermedades

Existen algunas enfermedades que también pueden ser una de las causas del fracaso de los implantes dentales. Por ejemplo, la diabetes. Este diagnóstico no solo provoca que los niveles de glucosa en sangre estén elevados, sino que los implantes se caigan por la falta de mineralización de los huesos

Bruxismo

Entre las causas del fracaso de los implantes dentales está el bruxismo o, lo que es lo mismo, rechinar los dientes durante el descanso. Esto acaba provocando un desgaste en los dientes y en los propios implantes que se ven abocados a una presión que pueden acabar desembocando en su pérdida. El uso de férulas dentales es una opción para impedir que esto ocurra y así proteger los implantes.

En definitiva y para concluir, un buen cuidado de los implantes dentales es clave para su éxito y mantenimiento a largo plazo. Y si aún estás planteándote someterte a este tratamiento, entonces debes saber que con los seguros dentales de Caser puedes tener hasta un 50% de descuento en tu tratamiento de implantes dentales. Además, contamos con nuestras propias clínicas dentales, donde de la mano de una atención 100% personalizada, podrás solicitar tu tratamiento de implantología. Si quieres saber en qué consiste, aquí te lo contamos todo al detalle: Ver tratamiento implantes dentales

 

Artículos relacionados

Ver más artículos
Qué cubre un seguro dental

¿Qué cubre un seguro dental?

Pregunta: ¿cuáles son las principales ventajas de contar con un seguro dental? La primera es saltarse las listas de espera. ¿Y la segunda? El ahorro.
Limpieza dental y curetaje: principales diferencias

Limpieza dental y curetaje: principales diferencias

Hacerse una limpieza dental y curetaje, al menos, una vez al año, es una de las recomendaciones más repetida por los dentistas. Y es que esta suele ser la única manera de deshacerse de la placa bacteriana, de prevenir enfermedades periodontales, como la gingivitis (inflamación de las encías), y de eliminar manchas.