Motivos por los que contratar un seguro dental

Dos confesiones para empezar. Una: nadie va al dentista porque sea un planazo. Y dos: estas líneas no están escritas para convencerte de lo contrario. Pero la realidad, es que cada año más de la mitad de los españoles acude a consulta. Repito. Más de la mitad de las personas van al dentista. Y además, también vemos como gran parte de esa población lo hace apoyándose en la contratación de un seguro dental Espera un momento. ¿Un seguro? ¿Por qué? Vale, lo reconozco, de esto sí quiero hablarte: a continuación, te cuento los principales motivos que explican el auge de este tipo de póliza en nuestra compañía.

El ahorro

Pero basado en una premisa importante. Cuánto más te preocupe tu salud bucodental, más ahorrarás. Porque con el seguro tendrás hasta un 50% de ahorro en tratamientos que por lo general son muy costosos. Esto supone que al final de año tus visitas al dentista supongan un gasto más reducido en comparación con un paciente no asegurado. Y además, tienes hasta 40 servicios sin coste adicional: consultas, radiografías intrabucales, pruebas diagnósticas, exodoncias, apertura y drenaje pulpar…

Por otro lado, si eres de los que prefiere la opción de un seguro dental y de salud conjunto, con la modalidad Adapta + Dental, prescindes de los copagos.

Son para toda la familia

Porque también nos preocupamos de la salud bucodental de los más pequeños de la casa. Por ello, tanto la modalidad Sonrisa Esencial Familiar, como Sonrisa Perfecta, incluyen un completo Plan Dental Infantil, que protege y cuida de cada una de las etapas dentales de los niños, con tratamientos odontopediátricos sin coste hasta los 15 años.

Y por supuesto, puedes incluir en un mismo seguro a todos los miembros de la familia obteniendo un precio final más reducido.

Sin cuestionario de salud

A diferencia de los seguros médicos, no es necesario realizar ningún cuestionario de salud, por lo que evitas un trámite previo a la contratación algo engorroso, en el que tendrías que dar detalles relativos a tu estado de salud actual o enfermedades que hayas podido tener. Con una póliza dental nada de esto es necesario. Si lo quieres, lo tienes.

Uso desde el día 1, sin carencias

No existen períodos de carencia, ni un tiempo obligatorio que deba transcurrir desde la firma de la póliza hasta poder acceder a los servicios que incluimos. En cuanto realices la contratación, o lo que es lo mismo, desde el minuto 1 que eres asegurado, ya puedes hacer uso de las coberturas y tratamientos.

Incluyen consulta maxilofacial

La consulta maxilofacial va más allá de tu boca: incluye cabeza, cara o cuello, para la identificación de traumatismos o lesiones e incluso, problemas respiratorios. Claro, este tipo de visitas suelen tener un coste cercano a los 30€, excepto con nuestro seguro dental, que te da acceso a dos consultas anuales.

Cobertura a nivel nacional

Da igual donde estés y el día que sea. No importa si estás en tu ciudad o en la costa de vacaciones. El cuadro médico de Caser, con más de 1.500 profesionales, se extiende por toda la geografía española y te dará servicio siempre que lo necesites. Además, contamos con Clínicas Dentales propias de la compañía donde recibes una atención aún más personalizada.

Odontología preventiva

Y es que al final gran parte de nuestras visitas al dentista se centran en revisar nuestra salud bucodental a fin de verificar que todo está correcto o bien, identificar dolencias a tiempo para evitar que vayan a más suponiendo un tratamiento más costoso. Por ello, nuestro seguro se centra sobre todo en la prevención incluyéndote sin coste las revisiones periódicas que hagas al especialista.