La importancia del Calendario de Vacunación Infantil

Uno de los temas más recurrentes para los padres es la salud de sus hijos, por lo que es esencial conocer el Calendario de Vacunación aconsejado cada año. Aunque es uno de los miedos más comunes de los niños, tener al día las vacunas es importante para evitar enfermedades y epidemias graves, ya que fortalecen su sistema inmunitario desde una edad muy temprana.

Del momento de su nacimiento hasta los 14 años, los niños son inmunizados de forma progresiva contra enfermedades como Poliomielitis, Paperas, Tos Ferina, Hepatitis B, Difteria o el Papiloma Humano en el caso de las niñas, aunque también se aconseja informar a las familias con hijos varones sobre este virus.

La elección de estas vacunas se ha mantenido estable en su mayoría, siendo reducidos los cambios de un año a otro pero aportando novedades. Si se producen, son sobre todo para minimizar y optimizar cada año las sugerencias de primovacunación de forma que sea lo menos molesto para los niños y lo más efectivo para su salud.

la variación más llamativa es el cambio de las dosis para lactantes, suprimiendo la vacuna de los 6 meses, que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha introducido por motivos inmunológicos y operativos. Además de las razones aportadas, también se realizan estudios de efectividad y de situaciones en países vecinos, buscando en todo momento ofrecer una sugerencia firme a las Comunidades Autónomas, que son las encargadas de poner el plan de vacunación infantil en marcha.

De esta forma, el Calendario de Vacunación Infantil 2017 quedaría establecido:

calendario-vacuna-infantil

¿Qué otras vacunas necesitan los niños?

Estas son las recomendaciones que se realizan desde el Sistema Nacional de Salud, pero es cierto que la Asociación Española de Pedriatría incluye dos vacunas más: Meningococo B y Rotavirus.

La decisión debe estar consensuada entre padres y expertos, basándose en situaciones especiales de riesgo de tener la enfermedad. Cabe destacar que, a diferencia de todas las incluidas en el Calendario de Vacunación de las autoridades sanitarias que sí cuentan con financiación pública, estas vacunas no están cubiertas por la Seguridad Social y para adquirirlas, es necesario acudir a una farmacia con la receta médica correspondiente.

También puede darse el caso de que los niños estén considerados en grupos de riesgo frente a enfermedades comunes como la gripe por alguna dolencia anterior o crónica, por lo que es importante informarse sobre las campañas que se ponen en marcha para completar su sistema inmunológico.

Top