Diferencia robo y hurto en los seguros

Diferencia entre robo y hurto en los seguros

¿Sabes cuál es la diferencia entre robo y hurto en los seguros? Por norma general, es posible que califiques como “robo” cualquier sustracción de bienes, dinero u otros objetos personales que tengas, por ejemplo, en casa. Sin embargo, has de saber que no siempre estamos ante la terminología adecuada para definir tal acto. Y es que, para las aseguradoras, no es lo mismo un robo que un hurto, por eso hay distinciones que debes conocer.

Porque nos pueden haber robado, o bien, hurtado. Jurídicamente no es lo mismo, aunque como víctima solo importe el haberse quedado sin algo. Y, como decíamos, para las aseguradoras tampoco es lo mismo, pues en la póliza sí se hace distinción entre estos dos conceptos a la hora de limitar las coberturas. Por ello, y con el fin de acotar cómo se aplican ambos términos en el ámbito asegurador, vamos a explicar en qué consiste, tanto de forma teórica, como práctica, el robo y el hurto.

¿Qué es un robo?

La definición jurídica de robo es la siguiente: “delito contra la propiedad consistente en el apoderamiento de una cosa mueble ajena, con ánimo de lucro, y empleando fuerza en las cosas o violencia en las personas”. Ante estas líneas es importante subrayar que, en el caso del robo, es necesario el uso de la fuerza en las cosas, o bien, la intimidación, sea o no con violencia, frente a la víctima.

Vamos con algunos ejemplos rápidos para entenderlo mejor. 

  • Has abandonado tu domicilio y el delincuente ha accedido a tu vivienda forzando la cerradura de la puerta
  • También se considera robo si, estando tú dentro de casa, se produce un forcejeo o amenaza hacia ti, por parte del delincuente que invade tu propiedad.

¿Qué es un hurto?

Para conocer bien la diferencia entre robo y hurto en los seguros, ahora que ya tienes claro el primer concepto, veamos de qué trata el segundo. La definición jurídica de hurto es: “delito contra la propiedad, posesión o uso consistente en el apoderamiento no autorizado de un bien inmueble ajeno con ánimo de lucro, sin fuerza en las cosas ni violencia en las personas. La sustracción aprovecha una oportunidad o un descuido, o explota una particular habilidad”.

Como vemos, en la propia definición encontramos las palabras fundamentales que le dan identidad a este tipo de delito y diferencian de otros actos semejantes: “sin fuerza en las cosas ni violencia en las personas”. Esta línea es la que marca la diferencia entre robo y hurto en los seguros y, además, matiza y tiñe a la víctima de cierta “culpabilidad” en el caso del hurto, pues, por lo general, la pérdida de ese bien mueble sin violencia viene motivada por un descuido del afectado.

Estos serían algunos ejemplos de hurto en el hogar:

  • Has dejado la puerta de casa abierta y el ladrón ha entrado sin tener que forzar la cerradura, por lo que no hay ningún daño, ni violencia.
  • Además, en la situación anterior, si no te encontrabas en casa en el momento de esta sustracción, también sería un caso de hurto.

¿Cuál es la diferencia entre robo y hurto para el seguro?

La diferencia entre robo y hurto en los seguros es, por tanto, el grado de violencia, intimidación o daños, que se produzcan en el acto delictivo. De manera práctica y comparativa, esta sería la distinción.

Casos de robo Casos de hurto
Han forzado la puerta para entrar en tu casa o han desconectado tu alarma o han roto una ventana, o bien, se ha producido una disputa física entre la víctima y el delincuente, tras la cual se han llevado la televisión y algunas joyas. Has dejado la puerta de casa abierta, o bien, una ventana, es decir, no han tenido que forzar y romper nada para entrar, además, tú no estás en casa, por lo que no ha sido necesaria ninguna disputa física y, tras ello, se han llevado la televisión y joyas.
Estando tú dentro de tu coche, te han sacado de él de manera violenta o intimidatoria y se lo han llevado. Sin estar tú dentro, se llevan tu coche porque lo has dejado abierto y con las llaves puestas o el motor encendido.
Te quitan el móvil llevándolo encima tras una disputa en la que te tiran del bolso. Dejas tu móvil olvidado en una cafetería y cuando vuelves ya no está.

En todos los ejemplos vemos como en el caso del hurto, el delincuente no se ha valido de ningún tipo de violencia, fuerza o intimidación durante el acto. Mientras que en el robo sí. Por lo que la diferencia entre ambos conceptos radica fundamentalmente en este punto y no, por ejemplo, en la cuantía de los bienes sustraídos, como se podría pensar.

¿Qué cubren los seguros de hogar en cuanto al robo y al hurto?

Y, llegados a este punto, ¿sabías que la cobertura de robo del Seguro de hogar Caser, además de cubrir los robos en la vivienda, también actúa en casos de atraco fuera de casa y ante el uso fraudulento de tarjetas de crédito o débito?

Así actúa la cobertura de robo de Caser Hogar*

Si sufres un robo dentro de casa
  • Te indemnizamos por los bienes perdidos en el robo (televisión, ordenador, equipo de música…) y también por los que hayan quedado dañados por intento de robo. Para ello, debes tener asegurados los enseres (contenido).
  • Nos hacemos cargo de los desperfectos ocasionados por culpa del robo o intento de robo (en puertas, ventanas, paredes, techos, suelo…) cuando tengas asegurada la vivienda (continente).
  • Si tienes jardín y te roban el mobiliario u otros elementos que formen parte de este, te indemnizamos.
  • Y si te roban dinero en efectivo, te indemnizamos con hasta 1.500€ cuando estuviera dentro de una caja fuerte. Y con hasta 600€, cuando estuviera fuera de ella.
  • También cubrimos el hurto de tus pertenencias dentro de la vivienda (dependiendo de la modalidad del seguro de hogar que elijas)
Atracos FUERA de casa y uso fraudulento de tarjetas
  • Si te atracan y se lleven tus pertenencias, como tu mochila o bolso, te indemnizamos con hasta 2.500€.
  • Si se llevan dinero en efectivo, te indemnizamos con hasta 600€.
  • Y si te roban o pierdes tu tarjeta de crédito o débito, en cualquier situación, y es utilizada de forma fraudulenta por personas que no son titulares, te indemnizamos con hasta 1.500€.

*Los límites de la cobertura de robo varían dependiendo de la modalidad del Seguro de hogar contratada.

Aquí te contamos al detalle la cobertura de robo y todo lo que incluye para cada modalidad del Seguro de hogar.

Ver cobertura de robo en modalidades de Caser Hogar

Algunos consejos para evitar robos o hurtos en tu vivienda

Ahora que ya conoces la diferencia entre robo y hurto en los seguros, estos son algunos consejos para que puedas evitar estas situaciones tan incómodas e indeseables en tu vivienda:

  • Cierra siempre con llave: aunque suelas dejar la puerta abierta cada vez que vas a sacar la basura, esto puede provocar que, un día, al ir al trabajo o quedar con alguien, te olvides de cerrarla. Por lo que no pierdas la costumbre de cerrar siempre con llave.
  • Invierte en medidas de seguridad: ya sean cámaras, detectores de movimiento o cualquier otro tipo de alarma con la que te sientas tranquilo y refuerces la seguridad de tu casa. 
  • Instala cerraduras con sistema antirrobo: cuya seguridad es superior a las convencionales, ya que están reforzadas y son difíciles de manipular. Será un elemento disuasorio para los delincuentes.
  • Cuidado con las publicaciones en redes sociales: dar demasiados datos de cuánto tiempo estará la casa vacía o dónde te encuentras puede ser la información que los delincuentes necesitan para entrar en tu propiedad. 

Y, además de todo esto, una de las últimas recomendaciones que te queremos dar, es la de contratar un seguro de hogar con cobertura de robo. Así, en el caso de que todas las medidas anteriores fallen, estarás cubierto frente a las consecuencias materiales que pueda tener un robo en tu vivienda.

 

Artículos relacionados

Ver más artículos
Cuáles son las coberturas más importantes del Seguro de Hogar

¿Cuáles son las coberturas esenciales del Seguro de Hogar?

Para dar con el mejor seguro de hogar es muy importante conocer bien las coberturas incluidas. Lo habitual es que la oferta de garantías sea de lo más amplia, y cubra tanto los daños producidos en el contenido de la vivienda, es decir, en los bienes inmuebles, como los producidos en el continente, o lo que es lo mismo, los relativos a la estructura de la casa. 

¿Es obligatorio tener un seguro de hogar?

Tu casa es el escenario principal de tu vida. El espacio donde compartes la mayor parte del tiempo con los tuyos. Sin duda, un lugar muy importante cargado de valor emocional y que supone una gran inversión económica. Y en tu casa, como en cualquier otra, pueden ocurrir millones de imprevistos: una tubería que se rompe, una gotera que inunda el baño, humedades, un robo…