Cómo evitar los robos en casa en verano

Llegan las vacaciones de verano y, con suerte, dejamos atrás nuestra rutina y hogar habitual para conseguir ese cambio de ritmo tan ansiado durante los días de trabajo. Esta temporada supone una recompensa para el trabajo de todo el año, pero el verano es, también, la estación que más se asocia con los robos en viviendas.

Según el Ministerio del Interior, el año pasado, se produjeron 112.925 robos en domicilios, con lo que hay que estar alerta. La buena noticia es que, según los criminólogos, el robo es uno de los delitos más fáciles de evitar: la clave está en ser consciente de que el ladrón evalúa las posibilidades y decide si merece la pena asumir un riesgo para lo que pueda obtener. Así que hay que mandar al delincuente un mensaje disuasorio para que vea que no le sale a cuenta intentarlo. Esta advertencia se compone de dos aspectos, el primero por nuestra y el segundo más centrado en medidas técnicas.

Cambios de hábitos para evitar los robos

Pregonar nuestras vacaciones en el barrio: que nos vayamos de vacaciones para nosotros es una muy buena noticia, y si significa facilidades para entrar en una casa, también lo es para el ladrón. Es importante no ir contando a todo el mundo cuándo nos vamos a ir, ni durante cuánto tiempo; se lo podemos estar diciendo al panadero, pero no sabemos quién está escuchando.

Cuidado con las redes sociales: las medidas no terminan en un “no cuentes cuándo ni cuánto te vas de vacaciones”, sino que subir esas fotos que dan tanta envidia pueden ser la pista que estaban esperando para entrar en tu hogar. Una de las opciones es esperar a estar de vuelta para publicar lo bien que lo has pasado y, sobre todo, desactivar la localización de todas tus Redes Sociales para que no aparezca cada vez que actualizas o subes un elemento con tus perfiles.

No dejes a la vista objetos de valor: es mejor evitar las tentaciones y que el ladrón piense que “aquí no hay nada que robar” o que si lo pudiera haber las dificultades son mucho mayores que el posible beneficio. Lo mejor es no dejar a la vista, en balcones o cerca de ventanas, objetos de valor como joyas, relojes o tecnología puntera. Aún así, es recomendable tener anotados los números de serie de electrodomésticos, aparatos de fotografía, etc. ya que esto ayudará a identificarlos en caso de ser robados.

objetos-de-valor-articulo-robos-en-vacaciones

La clásica ayuda de los vecinos: para aparentar que hay alguien en casa podemos contar con alguien de confianza que pueda chequear de vez en cuando que todo está bien, mover las persianas y, por supuesto, vaciar el buzón.

Tener ropa tendida: si queremos aparentar normalidad y que la casa no está vacía, es una buena idea dejar ropa en el tendedero si las vacaciones van a ser cortas. Si vamos a estar muchos días fuera y queremos tomar esta medida, necesitaremos que alguien de confianza cambie la ropa para que no aumenten las sospechas al mantenerlas durante semanas. Otra buena opción es, si se tienen, dejar los toldos desplegados.

Medidas técnicas para proteger tu casa

Cerraduras blindadas: los delincuentes cada vez son más expertos y logran abrir puertas sin hacer ruido, así que estas se lo podrán muchísimo más difícil. Si tu puerta no es blindada, debería tener al menos dos puntos de cierre y, para evitar un apalancamiento, la parte de las bisagras deberá estar reforzada con ángulos metálicos y pivotes de acero.

puerta-blindada-articulo-evitar-robos-en-vacaciones

Ventanas protegidas: la instalación de barrotes, esencialmente en los bajos y primeros pisos, es de suma importancia, y no hay que olvidar las ventanas interiores. Esta medida dificulta mucho la entrada y puede “quitar las ganas” si desde la ventana tampoco se ve nada de valor. Por otro lado, debemos evitar dejar las persianas completamente bajadas, ya que supone una clara ausencia.

Temporizadores de luces: si queremos que parezca que estamos en casa, desde fuera tiene que simular que hay actividad; para esto existen en el mercado numerosos aparatos que se encargan de encender y apagar las luces y televisión de forma automatizada.

Electricidad conectada: o, al menos, el timbre, ya que una de las mejores pistas de ausencia es precisamente que no suene al pulsarlo.

Activar sistemas de seguridad: existen productos en el mercado con grabación de imágenes y aviso inmediato a la policía que pueden suponer una muy buena opción. Sin embargo, no llega con instalar estos sistemas, nunca hay que olvidar activarlos antes de salir.

Con estas medidas confiamos en que pases unas vacaciones estupendas y que la vuelta a casa sea un feliz momento en el que revivir los días fuera y, si queremos, mostrárselo al mundo en las redes sociales y el vecindario. Mientras tanto, protege tu hogar y no dejes que los ladrones hagan su agosto.

Top