3 consejos rápidos para elegir el mejor seguro de decesos

A la hora de elegir el mejor seguro de decesos te recomendamos tener en cuenta los siguientes aspectos: el tipo de prima, las coberturas y la diferencia entre los costes del servicio y el capital asegurado.

Pero antes de entrar en detalle con cada uno de ellos, vamos a explicar de forma resumida en qué consiste esta tipología de seguro. Como es lógico, se trata de un producto cuyas coberturas responden ante un tema delicado, como es la defunción de una persona. El principal objetivo del seguro de decesos es aliviar la carga económica de los allegados del difunto en relación a los costes de sepelio, ya que este tipo de póliza se hace cargo de los gastos resultantes de los servicios funerarios. Además, incluye otra serie de garantías, como la gestión del proceso sucesorio, asistencia para traslados o la orientación psicológica. En definitiva, la persona que contrata una póliza de decesos se está anticipando a un momento difícil, con la intención de que sus familiares no tengan que preocuparse de los gastos económicos asociados a su fallecimiento.

Subrayar que la contratación de una póliza de decesos es muy común en nuestro país; se calcula que en torno a 21 millones de personas están aseguradas bajo esta modalidad. Y es que es sin duda una decisión muy recomendable, y más teniendo en cuenta que por ejemplo solo los costes de un entierro pueden ascender hasta los 3.000€.

Y ahora sí, vamos a ver los aspectos que debes valorar para elegir el mejor seguro de decesos.

Consejos para elegir el mejor seguro de decesos

1. El tipo de prima

En el seguro de decesos puedes encontrar diferentes tipos de prima: la que se mantiene en el tiempo independientemente de tu edad y la que va creciendo de manera progresiva a medida que vas envejeciendo. Antes de contratar valora ambas opciones y escoge la que mejor se adapte a ti y al resto de personas que vayas a incluir en la póliza.

  • Prima estable: el precio de tu seguro solo se incrementa anualmente en base a la evolución de los costes de la prestación de servicio fúnebre, algo semejante al incremento del IPC en el alquiler de viviendas. Con este tipo de prima te garantizas que la variación anual del coste de tu seguro de decesos sea muy baja, independientemente de que vayas cumpliendo años.

    Elegir seguro de decesos, prima estable

  • Prima creciente: el precio del seguro va creciendo de manera progresiva hasta los 66 años de edad. A partir de ahí el importe da un salto, para posteriormente solo incrementarse anualmente en función de las variaciones relativas a las prestaciones del servicio fúnebre. Este tipo de prima es la mejor opción si eres una persona joven, porque de esta manera durante los primeros años pagarás por tu seguro de decesos un precio más bajo, sin dejar de estar protegido desde el primer día.

    Elegir seguro de decesos, prima creciente

Te interesa

Con nuestro seguro de decesos tú eliges el tipo de prima que deseas y además, puedes añadir en tu póliza a todos tus allegados.

Seguros de decesos

2. Las coberturas del seguro de decesos

Por obvio que parezca, lo más importante de cualquier seguro es lo que incluye. Por ello, vamos a conocer cuáles son las coberturas que no pueden faltar en tu póliza y a su vez, otras recomendables para garantizarte que eliges el mejor seguro de decesos.

  • Servicios fúnebres

    Es importante que te fijes en que tu seguro cubre todos los costes relativos al sepelio: arca fúnebre, capilla, acondicionamiento del cuerpo, certificados oficiales, inhumación e incineración, corona de flores, coche de acompañamiento, servicios religiosos, tanatorio, sepulcro o nicho, lápida e inscripción…

  • Asistencia en traslados

    En muchas ocasiones el fallecimiento de una persona es algo imprevisible. Con esta cobertura te garantizas que el seguro se haga cargo de todos los gastos de traslado del difunto a la localidad que tú elijas previamente, o al lugar que decidan los beneficiarios que estimes en el momento de la contratación.

  • Asistencia en viajes

    Para que en caso de accidente, aunque no se produzca el fallecimiento, tengas cobertura médica estés donde estés y por supuesto, se cubran los gastos de tu traslado.

  • Accidentes familiares

    Con esta garantía la aseguradora indemniza a los beneficiarios cuando a causa de un accidente fallezcas o sufras una invalidez absoluta.

  • Gestión del proceso sucesorio

    Preparar el testamento puede convertirse en un proceso farragoso. Si tu seguro de decesos incluye esta cobertura tendrás asesoramiento jurídico para la redacción del mismo y los beneficiarios recibirán ayuda de primera mano para obtener todos los certificados necesarios.

  • Orientación psicológica

    El fallecimiento del asegurado supone un duro golpe para sus más allegados. Muchas pólizas de decesos incluyen servicio de apoyo psicológico al cónyuge, y a los ascendientes y descendientes de primer grado.

  • Borrado de la vida digital

    En la era de la digitalización gran parte de nuestros datos, documentos e imágenes están en la red. Con esta cobertura expertos informáticos se encargan de eliminar la presencia del fallecido en internet: datos personales, redes sociales, direcciones de correo electrónico, resultados en buscadores…

3. Diferencia entre costes del servicio y capital asegurado

Por lo general, a la hora de contratar un seguro de decesos el capital asegurado lo determina la aseguradora. Pero entonces, ¿qué ocurre si los costes de los servicios fúnebres y el capital asegurado en base al cual se estableció la prima no coinciden? Cuando esto suceda, asegúrate de que tu compañía de seguros actúe de la siguiente manera:

  • Si el coste de la prestación del servicio es inferior al capital asegurado, lo justo es que se les devuelva el excedente a tus beneficiarios.

  • Si por el contrario el capital asegurado es inferior a los costes del servicio, la aseguradora debe asumir la diferencia, para que tus familiares no tengan sorpresas.

Por último, una vez vistos estos tres aspectos, te recomendamos calcular el precio de tu seguro de decesos mediante un simulador online, porque de esta manera obtendrás una prima estimada para tu póliza y será el punto de partida para que elijas la opción que mejor se ajuste a ti.

 

ARTICULOS RELACIONADOS