¿Qué cubre el seguro de coche a todo riesgo?

El seguro de coche a todo riesgo cubre todos los supuestos incluidos en el terceros básico y el terceros ampliado, como la Responsabilidad Civil, la Asistencia en viaje, el incendio, el robo, la rotura de lunas… Pero además, incorpora la cobertura de daños propios, garantía exclusiva de esta modalidad. Gracias a ella, la aseguradora se hace cargo de los daños materiales que pueda sufrir tu vehículo, incluso cuando tú seas el responsable de los mismos.

A continuación, te desgranamos al detalle cada una de las coberturas del seguro a todo riesgo.

manos protegiendo coche

Todas las coberturas incluidas en el seguro a todo riesgo

Daños propios

Se trata de una cobertura exclusiva de los seguros a todo riesgo. Con ella cubres los daños materiales que sufra tu coche en caso de accidente u otras circunstancias, como vandalismo o inundaciones. Con daños propios proteges a tu vehículo incluso cuando tú hayas sido el responsable del accidente.

Además, con Caser en caso de que el vehículo haya sido declarado siniestro total te indemnizamos con el 100% de su valor de compra, siempre que el coche no exceda los 2 años desde su primera matriculación. Pasados los dos años, el porcentaje varía y se aplica teniendo en cuenta el valor venal en función del tiempo que haya transcurrido desde su compra.

Responsabilidad Civil Obligatoria y Voluntaria

Es la cobertura básica e imperativa para poder circular. Con ella cubres la indemnización por daños materiales y corporales que puedas provocar a un tercero siendo tú el culpable del siniestro. La cuantía máxima asumible por tu seguro la marca la Ley de Responsabilidad Civil.

Pero además, el todo riesgo te da la Responsabilidad Civil Voluntaria, lo que implica aumentar esos límites económicos asumibles por la aseguradora para casos de accidentes de tráfico, incendio o explosión con el coche estacionado, caída de equipaje en la vía pública, e incluso, los daños provocados por remolques y caravanas.

Defensa jurídica y gestión de multas

Las prestaciones de esta cobertura varían en función de la compañía aseguradora. En el caso de Caser queremos ir más allá de su garantía común, ofreciendo una protección ampliada. Nuestra Defensa Jurídica asume los gastos en defensa y también fianzas por motivos penales. A su vez tienes uso ilimitado de nuestros servicios legales.

Y para cuando seas el perjudicado, reclamamos por los daños que puedas sufrir tanto tú, como tu coche.

En el caso de las multas, te ayudamos a recurrirlas orientándote jurídicamente para hacer frente a denuncias por infracciones de tráfico.

Asistencia en viaje

La asistencia en viaje de Caser te protege desde el Km 0 y las 24 horas del día. Esta cobertura acude a tu auxilio en caso de accidente o avería para que tanto los ocupantes del vehículo como el propio coche sean atendidos. Incluye asistencia mecánica, remolque y rescate en el caso del automóvil y transporte de heridos, búsqueda de equipajes y los gastos de transporte de familiares, en el caso de las personas.

Te interesa

Elige la máxima protección para ti y tu coche. Conduce con la tranquilidad de estar siempre cubierto. Y además, franquicia personalizable y red de talleres Premium.

Seguro de coche a todo riesgo
triángulo en carretera artículo ¿Qué cubre el seguro de coche a todo riesgo?

Rotura de lunas

La cobertura rotura de lunas protege los cristales de tu coche y en caso de rotura olvídate de los gastos de reparación,pues el seguro a todo riesgo se hace cargo del 100% de su valor.

Robo

En Caser la cobertura de robo va más allá, porque se incluye tanto el robo, como el intento de robo.

  • La aseguradora te repone o cubre los gastos de reparación por los daños sufridos en tu vehículo en caso de intento de robo.
  • En caso de robo de neumáticos y baterías se te indemniza por el 100% del valor venal o de reposición dependiendo del elemento.

Y en caso de robo se te indemniza con el 100% del valor de adquisición del coche si no han pasado más de dos años desde la compra. Y el 120% de su valor venal a partir del tercero.

Incendio

Te cubre los daños que pueda sufrir tu coche por incendio o explosión en cualquier situación, ya sea circulando, estacionado o incluso remolcado. Además, en caso de que el vehículo sea irreparable, en Caser te indemnizamos con el 100% de su valor si no han pasado más de dos años desde su matriculación, y el 120% del valor venal si es a partir del tercer año.

Otras coberturas opcionales de los seguro a todo riesgo

Además de las coberturas señaladas hasta ahora, los todo riesgo incluyen otras opcionales que pueden variar en función de la compañía. Estas son las más destacadas:

  • Vehículo de sustitución: si tu coche está en el taller por un accidente, inmovilizado por un intento de robo, o directamente, a desaparecido a causa de un robo, esta cobertura te asegura un coche de sustitución por un tiempo definido.
  • Seguro del conductor: te garantiza una indemnización económica en caso de que sufras lesiones permanentes a causa de un accidente del que seas responsable. Y, en caso de fallecimiento, serán tus familiares quienes reciban la indemnización.
  • Retirada del carnet: si te han retirado tu carnet de conducir de manera temporal o has perdido los puntos, esta cobertura te da subsidio mensual durante un año.

Tu todo riesgo, ¿con o sin franquicia?

A la hora de asegurar tu coche con el seguro a todo riesgo, puedes elegir hacerlo con o sin franquicia. ¿Esto qué significa? La franquicia hace referencia a la cuantía económica que decides asumir tú, siempre que tu coche necesite una reparación. Dicha cantidad se acuerda durante la contratación del seguro, y se toma siempre como valor tope independientemente del siniestro.

Lo vemos con un ejemplo. Imagina que has contratado tu seguro a todo riesgo con una franquicia de 200€ y tu coche sufre una avería por valor de 500€. En ese caso, tú pondrías de tu bolsillo los 200€ establecidos como franquicia y la aseguradora los 300€ restantes. Es decir, siempre que la reparación supere a tu franquicia asumirás como máximo el valor pactado para la misma.

¿Y si el coste de la reparación es menor que la franquicia establecida? Si por ejemplo el arreglo cuesta 150€ y tu franquicia es de 200€, tú asumirías íntegramente los 150€, pues se trata de una cantidad que se encuentra por debajo de los límites establecidos por tu franquicia.

La gran ventaja de incluir franquicia en tu seguro a todo riesgo, es que reduces el coste de la prima y además, cuanto mayor sea la franquicia que decidas, más bajo será el precio de tu seguro. ¿Con qué opción te quedas?

  • “Prefiero asumir una parte del coste de las reparaciones de mi coche y a cambio tener un seguro más económico” Todo riesgo con franquicia

  • “Prefiero tener un precio del seguro un poco más elevado, pero a cambio saber que la compañía asume siempre el coste total de las reparaciones” Todo riesgo sin franquicia

Por último, te recomendamos realizar una simulación y calcular online el precio de tu seguro de coche, de esta forma podrás conocer de primera mano la diferencia económica entre cada modalidad teniendo en cuenta las características de tu vehículo.

 

Cómo contratar tu seguro Caser