¿Qué cubre el seguro de coche a todo riesgo?

Después de comparar diferentes modelos, precios y características, por fin has comprado tu nuevo coche. ¿Siguiente paso? Asegurarlo. Son muchas las opciones con las que cuentas para ello, pero sin duda, la más completa, la que ofrece total tranquilidad frente a lo que pueda ocurrir, es la modalidad a todo riesgo. Porque esta, además de cubrirte los daños a terceros, incluidos en el seguro mínimo obligatorio por Ley, también suma los daños propios y otros servicios exclusivos, hasta formar el mayor listado de coberturas dentro de los seguros de coche.

Pero, ¿cuáles son esas coberturas? Te las desgranamos.

Todas las coberturas incluidas en el seguro a todo riesgo

Daños propios

Se trata de una cobertura exclusiva de los seguros a todo riesgo. Con ella cubres los daños materiales que sufra tu coche en caso de accidente u otras circunstancias, como vandalismo o inundaciones. Con daños propios proteges a tu vehículo incluso cuando tú hayas sido el responsable del accidente.

Además, con Caser en caso de que el vehículo haya sido declarado siniestro total te indemnizamos con el 100% de su valor de compra, siempre que el coche no exceda los 2 años desde su primera matriculación. Pasados los dos años, el porcentaje varía y se aplica teniendo en cuenta el valor venal en función del tiempo que haya transcurrido desde su compra.

Responsabilidad Civil Obligatoria y Voluntaria

Es la cobertura básica e imperativa para poder circular. Con ella cubres la indemnización por daños materiales y corporales que puedas provocar a un tercero siendo tú el culpable del siniestro. La cuantía máxima asumible por tu seguro la marca la Ley de Responsabilidad Civil.

Pero además, el todo riesgo te da la Responsabilidad Civil Voluntaria, lo que implica aumentar esos límites económicos asumibles por la aseguradora para casos de accidentes de tráfico, incendio o explosión con el coche estacionado, caída de equipaje en la vía pública, e incluso, los daños provocados por remolques y caravanas.

Defensa jurídica y gestión de multas

Las prestaciones de esta cobertura varían en función de la compañía aseguradora. En el caso de Caser queremos ir más allá de su garantía común, ofreciendo una protección ampliada. Nuestra Defensa Jurídica asume los gastos en defensa y también fianzas por motivos penales. A su vez tienes uso ilimitado de nuestros servicios legales.

Y para cuando seas el perjudicado, reclamamos por los daños que puedas sufrir tanto tú, como tu coche.

En el caso de las multas, te ayudamos a recurrirlas orientándote jurídicamente para hacer frente a denuncias por infracciones de tráfico.

Asistencia en viaje

La asistencia en viaje de Caser te protege desde el Km 0 y las 24 horas del día. Esta cobertura acude a tu auxilio en caso de accidente o avería para que tanto los ocupantes del vehículo como el propio coche sean atendidos. Incluye asistencia mecánica, remolque y rescate en el caso del automóvil y transporte de heridos, búsqueda de equipajes y los gastos de transporte de familiares, en el caso de las personas.

triángulo en carretera artículo ¿Qué cubre el seguro de coche a todo riesgo?

Rotura de lunas

Protege los cristales de tu coche y en caso de rotura olvídate de los gastos de reparación, pues el seguro a todo riesgo se hace cargo del 100% de su valor.

Robo

En Caser la cobertura de robo va más allá, porque se incluye tanto el robo, como el intento de robo.

  • La aseguradora te repone o cubre los gastos de reparación por los daños sufridos en tu vehículo en caso de intento de robo.
  • En caso de robo de neumáticos y baterías se te indemniza por el 100% del valor venal o de reposición dependiendo del elemento.

Y en caso de robo se te indemniza con el 100% del valor de adquisición del coche si no han pasado más de dos años desde la compra. Y el 120% de su valor venal a partir del tercero.

Incendio

Te cubre los daños que pueda sufrir tu coche por incendio o explosión en cualquier situación, ya sea circulando, estacionado o incluso remolcado. Además, en caso de que el vehículo sea irreparable, en Caser te indemnizamos con el 100% de su valor si no han pasado más de dos años desde su matriculación, y el 120% del valor venal si es a partir del tercer año.

Otras coberturas opcionales de los seguro a todo riesgo

Además de las coberturas señaladas hasta ahora, los todo riesgo incluyen otras opcionales que pueden variar en función de la compañía. Estas son las más destacadas:

  • Vehículo de sustitución: si tu coche está en el taller por un accidente, inmovilizado por un intento de robo, o directamente, a desaparecido a causa de un robo, esta cobertura te asegura un coche de sustitución por un tiempo definido.
  • Seguro del conductor: te garantiza una indemnización económica en caso de que sufras lesiones permanentes a causa de un accidente del que seas responsable. Y, en caso de fallecimiento, serán tus familiares quienes reciban la indemnización.
  • Retirada del carnet: si te han retirado tu carnet de conducir de manera temporal o has perdido los puntos, esta cobertura te da subsidio mensual durante un año.

Diferencias entre seguros de coche todo riesgo con y sin franquicia

En términos económicos el todo riesgo permite ser contratado tanto con franquicia, donde el precio a pagar es más bajo pero a cambio asumes una parte de los costes de la reparación del coche, o bien, sin franquicia, con un precio más elevado pero sin ningún tipo de gasto extra, pues es la compañía la que asume el coste total de los siniestros.

Comparar seguros de coche

¡Un último consejo! A la hora de contratar tu seguro de coche el todo riesgo es sin duda la gama más completa, pero no la única. Por ello, es importante que te tomes tu tiempo y compares entre todas las modalidades del seguro de coche. Solo de esta forma, podrás elegir la mejor protección para ti y tu vehículo.