< Volver a preguntas frecuentes Ahorro

¿Cuáles son las diferencias entre los seguros de ahorro privativos y gananciales?

A la hora de contratar un seguro es importante saber qué tipo de seguro queremos, ¿un seguro de ahorro privativo o uno ganancial? Si se desconocen sus diferencias puede parecer que no es tan importante hacerlo de un modo u otro, pero como veréis a continuación... la cosa tiene su miga.

Tal y como os habréis supuesto por sus nombres, un seguro privativo pertenece a la persona que lo toma, que es a su vez su beneficiaria, mientras que uno ganancial afecta a las dos partes de un matrimonio. En este último caso, el tomador puede ser una persona y la beneficiaria su pareja. Esto, que puede parecer obvio, nos afecta de formas muy distintas. Por ejemplo, un plan de pensiones es privativo, solo afecta a la persona que lo toma, por lo que la única forma de que recaiga en la otra persona de la pareja es que la tomadora fallezca.

¿Y si hay un divorcio de por medio? Pues tenemos un problema, porque en principio el plan de pensiones se lo lleva la parte que lo tenía contratado. Eso sí, si hay forma de demostrar que se había estado pagando con dinero común, del régimen de gananciales, quizás podríamos hacer algo. Lo ideal de los seguros privativos como los planes de pensiones, es que protegen y aumentan nuestra capacidad de ahorro, desde luego, pero también que nos permiten enfrentarnos a los impuestos cuando decidamos retirar nuestro capital.

Sin embargo, los seguros de vida ahorro, por ejemplo, son gananciales. ¿Qué quiere decir esto? Pues que se pueden considerar un activo económico de la pareja, por lo que en caso de divorcio la cosa se complica un poco. Sí, en función de las coberturas contratadas puede que los descendientes sigan estando cubiertos, pero toca analizar qué ocurre con los miembros de la ya expareja.

Otra cosa es que un juez, para asegurar el bienestar de los hijos o incluso de la expareja, nos obligue a contratar un seguro de ahorro en gananciales y a mantenerlo en el tiempo. Ahí no habrá escapatoria, y es que es una buena forma de asegurar que se cumplirá con las medidas decretadas.

¿Cómo sé qué seguro es mejor para mí?

Las características de unos y otros seguros de ahorro no los hace mejores o peores que otros. De hecho, sus diferencias son precisamente las que hacen que se adapten más o menos a nuestro ritmo de vida.  ¿Queremos ir afrontando nuestros pagos a Hacienda durante nuestra vida activa o preferimos hacerlo cuando empecemos a retirar nuestro capital al final de la misma? ¿Preferimos más rentabilidad y por tanto más riesgo o nos vale con un poco menos? O más importante aún, ¿estamos seguros de que no vamos a necesitar nuestro dinero al menos en diez años o queremos tenerlo disponible en cualquier momento? ¿Qué edad tengo a la hora de tomar el seguro de ahorro?

Estas son algunas de las principales cuestiones que hay que abordar antes de tomar nuestra decisión. Aunque visto lo visto, puede que tampoco esté de más valorar cómo está la salud de nuestra relación de pareja...

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?