Cómo combatir el frío en moto

Con la llegada del invierno aparece uno de los grandes enemigos del motero: el frío. El descenso de las temperaturas generalmente viene acompañado de heladas y también nieblas y brumas, que convierten el escenario de la conducción en una dura travesía. Para poder combatir las condiciones climatológicas invernales, es necesario llevar a cabo una serie de acciones en la moto, así como en la forma de equiparnos.

cazadora motera artículo Cómo combatir el frío en moto

Prendas para evitar el frío en la moto

Lo primero que tenemos que hacer cuando el día se presenta frío es arroparnos en la moto. Para ello, es importante vestirnos con prendas que aíslen de las bajas temperaturas y de la humedad.

  • 1. Traje aislante e impermeable

    No es barato económicamente, pero su función no tiene precio. Un traje con chaqueta y pantalón aislante e impermeable es el punto de partida para luchar contra el frío. Además se puede encontrar con numerosas capas desmontables, de tal forma que podemos jugar con él en función de la temperatura.

  • 2. Guantes

    No es lo mismo el guante con el que conducir en temporada estival, que en invernal. Con el termómetro tiritando tenemos que cubrir nuestras manos con un guante que presente diferentes capas y forros. Y sobre todo, que sea de caña larga, de tal forma que evitemos la entrada de frío entre manga y manos.

  • 3. Botas

    Y después de las manos la otra parte del cuerpo más vulnerable al frío son los pies. En este sentido lo primero es llevar un calcetín térmico y sobre ellos, botas de moto con material impermeable. Al igual que en el caso de los guantes, es conveniente que sean de caña larga, para que protejan parte de la pierna y se ajusten bien a ella.

  • 4. Cazadora

    Una buena cazadora es fundamental tanto para evitar el frío, como por seguridad ante una posible caída. En el mercado las encontramos de diferentes materiales, aunque las más aconsejables en el contexto que nos movemos son las fabricadas en piel y cordura. Comparándolas, la piel es más flexible, se adapta mejor a tu cuerpo y cumple perfectamente como protección ante quemaduras o roces con el asfalto. Por su parte, la cordura es algo más rígida, pero se destaca por su impermeabilidad y una mejor transpiración.

  • 5. Pasamontañas

    Otra de las zonas por las que se cuela el frío es el cuello y la nuca. ¿La solución? el pasamontañas. Al gusto queda escogerlo más corto o largo, pudiendo tapar hasta el pecho.

Equipar la moto para el frío

Como decíamos en las primeras líneas, no solo tenemos que equiparnos nosotros, sino que también debemos equipar a nuestra moto. A continuación, presentamos una serie de elementos y consideraciones a tener en cuenta.

Revisa los neumáticos

Por obvio que parezca, si la superficie de contacto se presenta helada o mojada, es fundamental asegurarse de que los neumáticos están en un estado óptimo, sin desgaste y con dibujo. También cabe la opción de adquirir unos neumáticos específicos para el invierno, aunque no son fáciles de encontrar. Estos, a diferencia de un neumático normal, están diseñados para condiciones extremas y carreteras resbaladizas, ofreciendo un agarre óptimo además de un dibujo que permite que el agua drene en mayor cantidad.

Puños térmicos

Algunas marcas de moto los incluyen de serie, en otros casos es necesario comprarlos. Estos puños, gracias a una resistencia eléctrica transmiten calor a tus manos y son fáciles de instalar.

Manoplas de moto

Se trata de unos guantes que van unidos al manillar de tal forma que nuestras manos quedan totalmente cubiertas. Importante valorar el material de las manoplas, si es cortaviento, mucho mejor.

Pantallas

La forma más fácil de luchar contra el viento es cortarlo. Para ello podemos recurrir a la protección aerodinámica de la pantalla. Esta desvía el viento y hace que la conducción sea más cómoda y estable. Muchos modelos vienen con ella incorporada, para los que no, se puede recurrir a una adicional.