¿Cómo seguir ahorrando en tiempos de crisis?

Independientemente del motivo de cualquier crisis (financiera, sanitaria, demográfica…), los mercados financieros se ven afectados, y con ello, la rentabilidad de los productos financieros y aseguradores que invierten en estos mercados de renta fija, variable, activos alternativos…

Este tipo de situaciones plantea una serie de incógnitas que afecta a la rentabilidad de los productos financieros y aseguradores: ¿cuáles serán los efectos económicos? ¿Cuánto durará? ¿Cómo será la recuperación?

Las respuestas a estas preguntas son distintas en cada crisis y hay que ir adaptándose a ella día a día.

Durante una crisis, ¿sigo ahorrando o lo dejo para más adelante?

En esos momentos, lo ideal sería continuar con el plan de ahorro previsto ya que la inversión que podamos realizar ahora sería a un precio menor y, por lo tanto, podríamos sacarle más rentabilidad más adelante, siempre que nuestras circunstancias personales lo permitan.

Para poder seguir guardando dinero aun en tiempos de crisis, existen una serie de consejos que pueden ayudarnos a conseguirlo. Porque todos tenemos los mismos propósitos y, en general, siempre nos cuesta hacer las mismas cosas: comer de forma sana, ir al gimnasio… y, por supuesto, también ahorrar. Es más fácil gastarnos el dinero hoy que guardarlo para el futuro.

¿Y si a la hora de ahorrar en lugar de dejarlo para el último día de mes, ahorramos al principio? Para ello, podemos establecer un plan periódico de aportaciones que sea automático. De esta manera conseguiremos:

  • 1. Establecer una planificación con la que nos comprometemos y nos cueste más abandonar.

  • 2. Creamos un hábito: cuesta menos esfuerzo dejar de gastar un poco cada mes, que tener que ahorrar mucho más a final de año.

  • 3. Financieramente, conseguimos más rentabilidad: del ahorro que vamos poniendo mes a mes vamos obteniendo rentabilidad, sin embargo, si lo hacemos a final de año, no habremos conseguido nada por ese dinero.

  • 4. Tendremos un ahorro más estable ya que al aportar en diferentes momentos del tiempo, estaremos suavizando las oscilaciones del mercado, puesto que las subidas y bajadas de este afectarán menos a la inversión.

Pero, ¿puedo rescatar mi Plan de Pensiones?

En los productos aseguradores sí, pero siempre deberíamos tener en cuenta cuál será el destino que daré a ese dinero.

En los planes de pensiones y planes de previsión asegurado (PPA) tiene que cumplirse cualquiera de las contingencias contempladas (jubilación, fallecimiento, invalidez) o situación de liquidez establecida (enfermedad grave, desempleo de larga duración o a los 10 años, a partir de 2025).

Te damos más detalles sobre cuándo y cómo rescatar un Plan de Pensiones.

¿Qué ocurre con mi Plan de Pensiones si estoy afectado por un ERTE?

Para el caso de Planes de Pensiones y PPA, acaba de aprobarse un nuevo supuesto de liquidez para las personas que lo soliciten y que acrediten los importes a disponer. Los requisitos para ello son los siguientes:

  • Trabajadores por cuenta ajena que estén en desempleo por un ERTE derivado del COVID-19.

  • Empresarios titulares de establecimientos cerrados al público por lo establecido en el artículo 10 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo.

  • Trabajadores por cuenta propia que hayan cesado en su actividad por el COVID-19 o que sin cesar en su actividad, hayan tenido una reducción de, al menos, el 75% en su facturación como consecuencia de la situación de crisis sanitaria.

Tienes toda la información al detalle en el Observatorio de Pensiones

Pero entonces, ¿debes rescatar tu Plan de Pensiones?

Es muy importante no dejarse llevar por decisiones rápidas. La historia nos dice que los mercados se recuperan progresivamente y así, nuestras inversiones.

Si hemos realizado una buena planificación de nuestros ahorros teniendo en cuenta nuestros objetivos, edad y perfil de riesgo, deberíamos estar tranquilos y, en la medida que podamos, continuar cumpliendo el plan de ahorro fijado.

Si quieres más consejos, te recomendamos echar un vistazo a la Guía de Psicología Económica para Inversores publicada por la CNMV.