¿Cómo hacer un plan de pensiones?

Los planes de pensiones, en sus diferentes modalidades, son uno de los instrumentos de ahorro e inversión más recomendables a la hora de planificar tu futuro y garantizar que tu poder adquisitivo no se verá afectado una vez llegue tu edad de jubilación.

Guía sobre cómo hacer un plan de pensiones

Así, en la medida en que tomes la decisión de dedicar una parte de tus ahorros a hacer un plan de pensiones, con suficiente tiempo de antelación, y este comience a generar rendimientos económicos, estarás invirtiendo en asegurar tu tranquilidad y bienestar a medio y largo plazo.

No obstante, si bien esta medida cuenta con una elevada valoración en cuanto a su atractivo generalizado para la población, como un más que interesante complemento a la pensión pública que corresponde a cada trabajador por los años cotizados en la Tesorería de la Seguridad Social, sí que se percibe un cierto desconocimiento hacia los factores clave para tramitar esta inversión y hacer que un plan de pensiones comience a generar sus efectos tal y como deseamos.

En base a esta reflexión, vamos a aprovechar este espacio para resolver tus dudas en este sentido, ofreciéndote una sencilla guía acerca de los principales aspectos a tener en cuenta para contratar un plan de pensiones que se ajuste a la perfección a tu perfil y expectativas de rendimiento económico.

¿Cuál es el momento ideal para hacer un plan de pensiones?

Al tratarse de una inversión que se realiza para la obtención de un rendimiento a largo plazo, es bastante habitual pensar que hay tiempo de sobra para tomar esta decisión, lo que lleva a posponer indefinidamente la contratación de un plan de pensiones.

Si bien es cierto que podrás contratar un plan de pensiones en cualquier momento de tu vida activa, el hecho de hacer un plan de pensiones con el mayor plazo de antelación posible a tu jubilación no solo te permitirá generar unos mayores beneficios de tu inversión, sino que, además, te ofrecerá la capacidad de decidir con mayor libertad en qué tipo de inversiones deseas depositar tus ahorros.

Por eso, se considera como edad ideal para hacer un plan de pensiones cuando todavía no hayas superado los 40 años, ya que así dispondrás de tiempo para optar en un principio por inversiones más conservadoras y pasar posteriormente a la realización de inversiones que impliquen un mayor riesgo, pero también unas mayores expectativas de beneficio, o al contrario, en función a tu perfil como inversor.

¿Qué plan de pensiones es más adecuado para ti?

No se puede precisar una respuesta concreta a esta pregunta, ya que este aspecto estará condicionado, solo y exclusivamente, por tu perfil inversor.

Así, tú serás quien decidirá si prefieres optar por planes de pensiones que te ofrecen unas mayores expectativas de rentabilidad, pero que a su vez implican un mayor riesgo, como son los planes de pensiones de renta variable, o por el contrario consideras más adecuado invertir tus ahorros en productos que se caracterizan por una menor volatilidad, en los que el beneficio y el nivel de riesgo serán inferiores, como son los planes de pensiones de renta fija.

Como puedes observar, dispones de una total libertad para hacer un plan de pensiones a tu medida, optando también por alternativas mixtas entre ambos extremos, en las que tú marcarás el porcentaje de inversión que quieres dedicar a inversiones de renta fija o variable, ajustándolo así plenamente a tus intereses.

Un plan de pensiones a tu medida

En Caser puedes elegir entre diferentes tipos de planes de pensiones: por edades, por categoría de inversión o por autor. ¿Cuál es el tuyo?

Ver Planes de pensiones

¿Qué otros aspectos pueden ayudarte a tomar la mejor decisión?

Más allá de estos dos aspectos esenciales, como son tu edad y tu perfil inversor, también será conveniente que incorpores otros criterios antes de darle forma a tu inversión, para así hacer un plan de pensiones a tu medida, y que pasamos a resumir a continuación.

Beneficios fiscales

Aunque, en líneas generales, los planes de pensiones se caracterizan por ofrecer unos beneficios fiscales bastante atractivos, tanto en lo que se refiere a las aportaciones realizadas como en el momento de recuperar la inversión, ya sea en forma de capital o como renta vitalicia, cada una de las diferentes modalidades que tienes a tu disposición presentará unas características diferenciales, que es conveniente conocer.

Por eso, no dudes en consultar detenidamente esta información y solucionar cualquier duda que te pueda surgir en este sentido, con carácter previo a tomar tu decisión.

Capacidad de trasladar la inversión a otro plan o rescatar la inversión

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de hacer un plan de pensiones residirá en analizar las posibilidades que cada modalidad te ofrece en cuanto a tu capacidad para trasladar tu inversión a otro producto, o proceder a su cancelación de forma anticipada.

En este sentido, es importante que analices con calma los supuestos contemplados para realizar estas diferentes actuaciones, y sobre todo en relación a la posible existencia o no de una penalización económica en caso de que no te sea posible ajustarte a las cláusulas y condiciones reflejadas en el contrato de tu plan de pensiones.

Volumen de comisiones de la entidad gestora del plan de pensiones

Para finalizar, solo nos queda recomendarte que solicites la información que consideres pertinente en cuanto a la comisión contemplada para la entidad que se responsabilizará de la gestión de tu plan de pensiones.

Si bien es lógico que esta entidad gestora obtenga una comisión por el desarrollo de su actividad profesional, dirigida a maximizar la rentabilidad de tu inversión, es conveniente que tengas en cuenta este aspecto, y que sopeses hasta qué punto puede afectar a tus expectativas de rentabilidad futuras.