< Volver a Comercio

Absentismo laboral

El absentismo laboral se basa en la ausencia o abandono de un trabajador de su puesto de trabajo, durante el horario establecido en su contrato. En este sentido, los motivos que provocan este absentismo pueden ser justificados, como una baja por enfermedad, o injustificados, pudiendo dar lugar estos últimos a sanciones disciplinarias o despidos.

El absentismo laboral hace referencia a todas aquellas posibles situaciones, justificadas o injustificadas, que dan lugar a la ausencia o abandono de un miembro de tus recursos humanos de su puesto de trabajo.

Por tanto, al tratarse de ausencias que, si se producen de forma voluntaria e injustificada pueden afectar a la organización y al funcionamiento normal de la empresa, el absentismo laboral constituye un auténtico riesgo para el mantenimiento de un adecuado clima laboral en tu empresa, por lo que en los casos más graves puede contemplar sanciones o, incluso, el despido del trabajador implicado.

Para que puedas hacerte una idea de los costes que supone el absentismo laboral para las empresas en nuestro país, se calcula que alrededor de 900.000 personas no acudieron diariamente a su puesto de trabajo en algún momento durante el año 2017. De ellos, cerca de un 30% lo hicieron sin que existiese una razón médica contrastada que justificase su ausencia.

¿Cómo puedes proteger tu empresa frente al absentismo laboral?

A pesar de que el absentismo laboral supone una incidencia que puede afectar considerablemente a la productividad de una empresa, no existe la posibilidad de establecer una protección directa frente a este riesgo al contratar tus seguros corporativos.

El hecho de que no se puedan cuantificar exactamente los daños o pérdidas económicas directas relacionadas con este fenómeno, hace imposible que se pueda incorporar una protección específica en este sentido.

No obstante, sí que es posible tomar medidas que puedan contribuir a reducir su ocurrencia. Multitud de estudios han demostrado que aquellos trabajadores que cuentan con un seguro de salud ofrecido o promovido por su empresa, presentan un porcentaje muy inferior de ausencias laborales por enfermedad o, incluso, por accidente

En la medida en que un trabajador cuenta con un mayor control y seguimiento de su estado de salud, tendrá unas mayores posibilidades de llevar a cabo medidas preventivas para garantizar un buen estado de salud.

Del mismo modo, el hecho de disponer de este servicio también se ha demostrado que repercute directamente en los posibles intentos de fraude asociados a la salud, y que suelen desembocar en unas mayores tasas de absentismo.