< Volver a Ahorro

Promotor de un plan de pensiones

El promotor de un plan de pensiones es la persona o entidad, de cualquier tipo, que ha concebido, diseñado y puesto en marcha este producto de ahorro e inversión, para que sea suscrito por otras personas o como beneficio social para sus trabajadores.
En el ámbito de los planes de ahorro, se considera como promotor a la persona o entidad de cualquier tipo responsable de la constitución de este instrumento de ahorro e inversión.

En este sentido, para aclararte en qué consiste este concepto es necesario diferenciar entre las distintas categorías o tipos de planes de pensiones que puedes encontrar en la actualidad, atendiendo al carácter de sus titulares.

Así, en el caso de los planes de pensiones individuales, susceptibles de ser contratados por una persona, de manera autónoma como instrumento de inversión personal, los promotores serán, en la práctica totalidad de casos, compañías aseguradoras, entidades financieras o sociedades de inversión.

Este sería el caso de aquellos productos diseñados por una aseguradora, como Caser Seguros, para que una persona a título individual pueda fomentar su ahorro y conseguir una rentabilidad a largo plazo, por ejemplo, como complemento a su pensión pública en caso de jubilación anticipada.

Por otro lado, también se pueden desarrollar planes de pensiones colectivos, promovidos por una empresa con objeto de ofrecer un beneficio social a sus trabajadores, a través de un plan de jubilación que podrán rescatar una vez que finalice su vida laboral y dejen su puesto de trabajo.

¿Qué otras figuras están presentes en un plan de pensiones?

Además de mostrarte en qué consiste la figura del promotor de un plan de pensiones, también consideramos necesario que conozcas la diferencia existente con el resto de intervinientes en este tipo de productos de ahorro e inversión.

En este sentido, el titular o participe de un plan de pensiones es la persona en cuyo nombre se contrata este producto, con independencia de que sea ella misma la que ha realizado dicho trámite o este haya sido llevado a cabo, en su nombre, por una entidad con la que tiene relación.

Por otro lado, el beneficiario de un plan de pensiones es la persona que figura como receptora de los fondos obtenidos de la inversión realizada, con independencia de que conste como titular del plan de pensiones o que haya sido designada personalmente por este.