< Volver a Ahorro

Aportaciones periódicas

Las aportaciones periódicas son la cantidad económica que decides aportar de forma habitual y automática a tu plan de ahorro e inversión. Para ello, deberás comunicarnos el montante que deseas transferir y la periodicidad de las mismas, con el fin de que podamos proceder a realizar este cargo en las condiciones acordadas mediante domiciliación bancaria.
Cuando tomas la decisión de suscribirte a alguno de nuestros productos de ahorro e inversión, una de las cuestiones que tendrás que comunicarnos es la cantidad económica que tienes previsto aportar a tu plan a través de aportaciones periódicas.

Las aportaciones periódicas se basan en la transferencia que decides libremente realizar desde tu cuenta bancaria a tu plan de ahorro e inversión cada cierto tiempo y de forma automática, a partir de la periodicidad que consideres más adecuada para tus intereses.

En este sentido, tú serás quien tome la decisión de establecer la cantidad económica que quieres transferir periódicamente a tu plan de ahorro, mensual, trimestral, semestral o anualmente, para que nosotros establezcamos la orden de cargo en la entidad financiera de tu elección, a través de la correspondiente domiciliación bancaria.

Asimismo, en el caso de que en cualquier momento pretendas aumentar el volumen de aportación a tu plan de ahorro, podrás hacerlo incrementando la cantidad fijada como aportación periódica o mediante la realización de una aportación extraordinaria.

¿Qué ventajas te ofrece la realización de aportaciones periódicas en tu plan de ahorro?

Si cuentas con un producto de ahorro e inversión, como por ejemplo un seguro de ahorro, o te estás planteando contratarlo para obtener una mayor rentabilidad del dinero que vas ahorrando día a día, la realización de este tipo de aportaciones te permitirá incrementar el montante de tu inversión casi sin darte cuenta.

Además, debes tener presente que la cantidad económica anual que aportes a tu plan de ahorro e inversión en concepto de aportaciones periódicas y extraordinarias cuenta con toda una serie de beneficios fiscales, asociados a las características específicas del producto elegido.

De esta forma, te resultará mucho más ventajoso tener una parte o la totalidad de tus ahorros en un plan de este tipo que en una cuenta bancaria convencional, tanto en términos fiscales como de rentabilidad.