¿Qué seguros son obligatorios para tu negocio?

Ser empresario conlleva una serie de obligaciones a cumplir y en este contexto administrativo, los seguros juegan un papel importante. Estos, lejos de suponer un perjuicio económico para el negocio, cobran vital importancia como red de seguridad frente a pérdidas materiales y económicas vinculadas a la actividad. Pero, ¿cuáles son los seguros que tu empresa debe tener obligatoriamente por Ley?

Lo primero que has de saber es que la respuesta puede variar en función del tipo de actividad, el sector o el número de trabajadores. Por poner un ejemplo, no es lo mismo que sea un único autónomo quien desempeñe la labor, a que exista un grupo de empleados trabajando en el negocio. Por ello, vamos a matizar qué papel juegan los seguros para cada uno de los escenarios.

Seguros obligatorios para tu empresa

  • Seguro de accidentes de convenio: esta póliza es obligatoria cuando tu negocio cuente con trabajadores y tu empresa esté sujeta a un Convenio Laboral. Con ella, respondes en forma de indemnización ante tus empleados cuando estos sufran un accidente, invalidez o fallecimiento. Las garantías, límites de indemnización o ámbitos de la cobertura vendrán determinado por el Convenio que tengas suscrito. ¿Riesgos en caso de no contratarlo? Que tú asumas todas las indemnizaciones señaladas anteriormente.

  • Seguro de Responsabilidad Civil: como empresario cada día lidias con diferentes riesgos que pueden derivar en pérdida de patrimonio personal. Con la Responsabilidad Civil, te proteges ante posibles errores o daños civiles que tu actividad pueda provocar a otros.

  • Seguro Multirriesgo: esta póliza está centrada en proteger tu local, ya sea una oficina, una tienda… Con ella cubres los daños derivados por robo o incendio, así como posibles perjuicios causados a los vecinos. También se contemplan los daños que pueda sufrir la propia mercancía almacenada en tu espacio de trabajo.

  • Seguro para vehículos: como es lógico, la obligatoriedad de este tipo de póliza está ligada al uso de cualquier vehículo durante la actividad laboral, ya sea un coche, o cualquier otro tipo de transporte o flota.

Otros seguros recomendables

Más allá de las pólizas obligatorias señaladas hasta el momento, existen otras que aunque no sean imperativo por Ley, si son altamente recomendables para cualquier empresa. Te destaco las más importantes:

  • Seguro de accidentes: porque además del accidentes de convenio que indicaba anteriormente como obligatorio, existen otras muchas modalidades de este tipo de seguro que sería conveniente tener en cuenta. Merece mención especial el seguro de accidentes colectivos, ideal para proteger a toda la plantilla cuando no exista un convenio laboral.

  • Seguro de salud: sobre todo en el caso de los autónomos, donde cualquier problema de salud puede acarrear importantes consecuencias en el negocio. Además, si perteneces a este colectivo puedes deducirte parte de la prima en la declaración del IRPF. Y como empresario, siempre es una buena garantía tener a los empleados asegurados para que puedan recibir una atención rápida y de calidad cuando causen baja. Además, también puedes deducirte el gasto en el Impuesto de Sociedades.

  • Seguro de vida: la parte económica es el motor de tu actividad, la gestión de tu empresa es tu responsabilidad y un imprevisto puede ocurrir en cualquier momento. Con el seguro de vida, en caso de fallecimiento los beneficiarios que designes recibirán el capital asegurado, de tal forma que en tu ausencia las consecuencias económicas para tus más allegados se minimicen.