¿Conoces las ventajas fiscales del seguro de salud para tu empresa?

Ventajas fiscales del seguro de salud para empresas

El hecho de contratar un seguro de salud aplicable a los trabajadores de tu empresa supone, sin lugar a dudas, un factor más que apreciable para mostrar tu compromiso con tus recursos humanos y, de esta forma, incrementar de forma notable su motivación e implicación, contribuyendo así a la generación de un mejor clima laboral en el seno de tu negocio.

Además, si decides incorporar esta medida de protección, podrás disfrutar de interesantes ventajas fiscales en el seguro de salud para tu empresa. Dado que estas ventajas fiscales del seguro de salud de tu empresa serán aplicables tanto para tu negocio en sí mismo como para tus trabajadores, consideramos interesante que las conozcas con más detalle.

Ventajas fiscales del seguro de salud para tu empresa

Más allá de los múltiples aspectos intangibles asociados a la posibilidad de disponer de una protección de salud para tus recursos humanos, y que en realidad es el objetivo principal de la contratación de este tipo de pólizas colectivas, también es conveniente que tengas presente aquellos beneficios que puede aportarte en términos cuantitativos.

En cuanto a las ventajas fiscales del seguro de salud para tu empresa, puedes tener la tranquilidad de que si asumes la totalidad o una parte del coste de este seguro esta cuantía será deducible al 100% en tu declaración del Impuesto sobre Sociedades.

Ventajas fiscales para tus trabajadores

Desde la óptica de tus trabajadores, si bien la contratación de este seguro de salud colectivo para su aprovechamiento individual tiene en principio la consideración de una retribución en especie, pueden estar tranquilos en este sentido.

Las aportaciones realizadas en concepto de primas o cuotas satisfechas a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad estarán exentas en la Base Imponible de su declaración de IRPF con un límite anual de 500 euros, pudiéndose incrementar hasta los 1.500 euros anuales en caso de discapacidad.

Asimismo, esta exención también será aplicable, en la misma cuantía para aquellas aportaciones realizadas para la cobertura de enfermedad del cónyuge y de descendientes menores de 25 años que convivan contigo en el domicilio familiar, si se considera su inclusión dentro del sistema de protección colectiva contemplado para tus trabajadores.

Cuida a tus trabajadores y atrae talento

Porque el seguro de salud para empresas de Caser incluye todas las coberturas necesarias para que tus empleados reciban siempre que lo necesiten atención sanitaria de calidad. Haz que se sientan cuidados dentro y fuera de su puesto de trabajo.

¿Y si eres autónomo?

Para finalizar con este repaso acerca de las ventajas fiscales del seguro de salud para tu empresa es muy posible que te estés preguntando si estos beneficios también son aplicables a tu actividad profesional como trabajador autónomo. La respuesta es sí.

Si decides contratar un seguro de salud y realizas el cálculo de tus rendimientos de actividades económicas mediante el Método de Estimación Directa, la cuantía económica anual aportada en concepto de prima para la cobertura de enfermedad de tu póliza, tendrá la consideración de gasto deducible en la Base Imponible de tu declaración de IRPF, hasta un máximo de 500 euros (ampliable a 1.500 en caso de discapacidad).

Y no solo eso. También podrás deducirte esta misma cuantía en relación a las primas relacionadas con la cobertura de enfermedad de tu cónyuge y tus hijos menores de 25 años siempre que estos convivan contigo en tu domicilio familiar, si decides incorporarlos dentro de tu póliza.

 

Artículos relacionados

Ver más artículos