¿Qué alimentos provocan los tres grandes problemas dentales?

Muchas veces se dice que la sonrisa es el espejo del alma, y por ello cada vez somos más conscientes de que necesitamos cuidar nuestra boca. Como consecuencia, la salud, higiene y estética bucodental es un tema que nos preocupa y en el que gastamos tiempo y dinero cada día.

Conocemos la diferencia entre cepillos de dientes manuales y eléctricos, elegimos entre la gran variedad de dentífricos que hay en el mercado, y también existe una amplísima oferta de colutorios. Sin embargo, a pesar de todos estos cuidados hay algo a lo que también tenemos que prestar mucha atención si queremos tener una boca sana: los alimentos.

No seamos alarmistas, no queremos decir que haya alimentos necesariamente prohibidos si queremos tener unos dientes sanos, sino que hay una serie de precauciones que tomar, y por supuesto, necesitamos usar el sentido común y saber que no hay que abusar de algunos de ellos.

Caries, Esmalte dañado y Manchas

  • Caries.Las caries son el problema más conocido cuando hablamos de la salud dental. Es importante educar a los niños desde que son pequeños en los cuidados de la boca, cepillando los dientes al menos tres veces al día. Sin embargo, hay una serie de alimentos con los que hay que tener especial cuidado.

    • Frutas deshidratas y golosinas: ambos cumplen dos requisitos que los hacen especialmente peligrosos para nuestros dientes, tienen un alto contenido en azúcar y son pegajosos. Los alimentos pegajosos tienden a quedarse más tiempo adheridos a dientes y muelas, por lo que provocan placa y caries con mayor facilidad debido a que sus partículas están más tiempo pegadas.

    • Caramelos: los caramelos duros exponen a nuestra dentadura durante mucho tiempo a los efectos del azúcar, por no hablar de los posibles dientes astillados cuando decidimos masticarlos.

    • Alcohol: el alcohol reseca nuestra boca, por lo tanto impide que nuestra saliva cumpla una de sus funciones principales, la de limpieza y protección anticaries, eliminando azúcares y manteniendo un pH adecuado.

revisión-boca-articulo-alimentos-caries
  • Esmalte dañado. Hay alimentos que afectan directamente al esmalte. Esto es un problema ya que al dañarlo, el diente pierde protección y lo hace más vulnerable a sufrir enfermedades como las caries.

    • Cítricos: son alimentos altamente ácidos, lo cual provoca que se erosione nuestro esmalte y esto repercute en unos dientes más sensibles y propensos a sufrir caries y, por supuesto, hipersensibilidad dental.

    • Vinagre y encurtidos: el vinagre y todos los encurtidos, son alimentos altamente ácidos, y consumidos en exceso provocan este problema.

    • Masticar hielo: esta costumbre, más común en personas con anemia, no sólo puede dañar nuestros dientes, debido a la dureza del hielo, sino que también provocan un debilitamiento del esmalte.

    • Bebidas carbonatadas y bebidas energéticas: no importa si tomamos estas bebidas en su opción light o no, ya que no es sólo el azúcar lo que daña nuestra dentadura, sino que en este caso son los ácidos que tienen y que dañan nuestro esmalte ayudando a la aparición de caries. Además, el consumo diario de refrescos, puede aumentar mucho la cantidad de fósforo que ingerimos lo cual provoca la paulatina desmineralización de nuestros dientes.

  • Manchas. Las manchas en los dientes son un problema estético que altera la imagen personal y muchas veces puede provocar inseguridades y una autoestima baja. Por ello es muy importante conocer qué alimentos son los que provocan estas manchas en nuestros dientes.

    • Cítricos: son alimentos altamente ácidos, lo cual provoca que se erosione nuestro esmalte y esto repercute en unos dientes más sensibles y propensos a sufrir caries y, por supuesto, hipersensibilidad dental.

    • Café y Té: ambas bebidas contienen una gran cantidad de taninos, que ayuda a teñir los dientes. Por otro lado, es muy frecuente añadirles azúcar, lo cual incrementa también el riesgo de sufrir caries.

    • Vino: tanto el tinto como el blanco (aunque especialmente el primero) provocan la aparición de manchas grisáceas en los dientes y, una vez más, esto es debido a los taninos. Aparte, el vino es una bebida alcohólica, por lo que al secar la boca también ayuda a la aparición de caries.

    • Tabaco: aunque el tabaco no sea un alimento, era importante añadirlo a esta lista, para recordar que la nicotina del tabaco provoca manchas amarillentas en nuestros dientes.

chica-sonrisa-articulo-alimentos-caries

Tres problemas con tres soluciones

No queremos que dejes de disfrutar de los alimentos anteriormente mencionados, sino que sepas cómo actuar para evitar que dañen tus dientes.

  • Caries.Es necesario evitar a toda costa que el azúcar permanezca el tiempo suficiente como para comenzar a actuar, por ello debemos cepillarnos cuanto antes. Otro truco será el uso de chicles sin azúcar, que nos ayuden producir saliva que se ocupe de diluir estos azúcares. Especialmente en el caso de los alimentos más pegajosos o que más residuos dejan entre nuestros dientes, es necesario el uso de hilo dental, para lograr librar a nuestra boca de estos enemigos.

  • Esmalte dañado. Para ayudar a mantener nuestro esmalte existen dos consejos muy importantes. El primero de ellos es beber agua para rebajar la acidez, esto se aplicaría tanto para las bebidas carbonatadas como las energéticas, los cítricos y los encurtidos. Y el segundo tip es cepillarse los dientes una hora después de tomar el alimento ácido, ya que al contrario de lo que muchas veces se piensa, de otra forma lo único que lograremos será extender el ácido por todo el diente, agravando el problema de esmaltes.

  • Manchas. Para evitar las manchas, es bueno beber un vaso de agua, ya que el agua ayuda a eliminar los residuos, otro truco sería comer zanahoria, puesto que posee gran cantidad de agua y se puede frotar mientras comes. Aún así, lo más efectivo es también lo más sencillo, cepillarse bien los dientes nada más tomar el café, el té, o lo que provoque su aparición.

Top