< Volver a preguntas frecuentes Salud

Si eres autónomo, ¿qué aspectos debes tener en cuenta en relación a la contratación de tu seguro de salud?

En el caso de que estés desarrollando tu actividad profesional por cuenta propia, como trabajador autónomo, en Caser Seguros disponemos de una amplia gama de seguros de salud especialmente adaptados a tus necesidades de protección.
Si eres autónomo, somos plenamente conscientes de que tus necesidades de protección, tanto a nivel personal como profesional, son muy diferentes a las de aquellas otras personas que deciden contratar un seguro de salud a título estrictamente particular.

Por eso, hemos diseñado una amplia gama de seguros de salud pensados especialmente para satisfacer estas necesidades, con el fin de que seas tú quien decida cuál es el que más se ajusta a tus expectativas de protección.

En este sentido, vamos a dar respuesta a continuación a algunas cuestiones que pueden surgir si te estás planteando la contratación de un seguro de salud para autónomos.

¿Cuáles son los requisitos y la edad máxima para poder contratar un seguro de salud para autónomos?

Como sabes, para proceder a la contratación efectiva de cualquiera de nuestros seguros de salud para autónomos, será imprescindible que acredites tu inscripción efectiva en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y que, por tanto, te encuentres en edad legal para trabajar.

A partir de esta primera apreciación general, la edad máxima para contratar nuestras distintas modalidades de seguros de salud para autónomos son las que te mostramos a continuación:
 
  • 69 años, en el caso de las modalidades Médica e Integral.
  • 64 años, para las modalidades Activa y Prestigio.

¿Puedo hacer uso del seguro de salud para autónomos desde el primer día?

Uno de los principales beneficios que tienes a tu disposición al contratar nuestro seguro de salud para autónomos reside en tu capacidad para hacer uso de la práctica totalidad de tus coberturas de salud, sin limitaciones ni periodos de carencia.

Por tanto, podrás solicitar desde el primer día de vigencia de tu contrato de seguro de todas aquellas consultas y tratamientos médicos asociados a las coberturas incluidas en tu póliza de seguro de salud.

Únicamente se mantiene un periodo de carencia en aquellas coberturas relacionadas con tu fertilidad, como son las relativas a la asistencia al parto o el estudio y desarrollo de técnicas de reproducción asistida.

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?

Cómo contratar tu seguro Caser