< Volver a preguntas frecuentes Decesos

¿Quién puede contratar este seguro?

Podrán contratar un seguro de decesos todas aquellas personas que estén interesadas en contar con una protección específica para garantizar la realización de los servicios fúnebres en caso de fallecimiento propio o de la persona que conste como asegurada.

Únicamente existen dos excepciones, si la persona que desea contratarlo tiene más de 70 años o ha sido diagnosticada previamente de una enfermedad grave.

Contratar las coberturas de un seguro de decesos implica contar con la tranquilidad de que tu entidad aseguradora se hará cargo de los gastos relacionados con los servicios fúnebres y el acompañamiento de los familiares durante este duro trance, así como a lo largo del proceso de sucesión posterior.

Por tanto, esta protección está diseñada para todas aquellas personas que quieran disponer de un seguro en caso de fallecimiento propio o de aquellas personas que forman parte de su entorno más cercano, a nivel familiar.

En este sentido, no se trata de un seguro de suscripción exclusivamente personal, ya que tú decides si tu deseo es contar como tomador del seguro y asegurado o si, por el contrario, solamente deseas responsabilizarte del pago de las cuotas y su renovación anual, figurando otra persona como asegurada.

Asimismo, es preciso aclarar que únicamente existen dos limitaciones en la contratación de este tipo de seguros, para aquellas personas que tengan una edad superior a los 70 años o que, en el momento de la formalización de la póliza, tengan diagnosticada una enfermedad grave.

¿Te ha resultado útil esta pregunta frecuente?

Cómo contratar tu seguro Caser