¿Merece la pena contratar una hipoteca inversa?

Contratar hipoteca inversa

¿Has pensado en convertir el valor de tu casa en un complemento mensual a la pensión? Aquí encontrará los principales argumentos para acogerte a la hipoteca inversa, una operación financiera que permite mantener la propiedad de la vivienda o que sus herederos la recuperen saldando la deuda.

Quizás te sorprenda, pero los españoles ahorramos en productos específicos para la jubilación menos de lo que sería conveniente, sin embargo, estamos muy acostumbrados a invertir en ladrillo. De hecho, el 78% de las viviendas que hay en nuestro país son en propiedad. Es más, la mayoría de las personas mayores de 65 años tienen una casa ya pagada.

Precisamente tener más de esa edad, pero no superar los 100 años, y disponer de una vivienda en propiedad son los dos principales requisitos para suscribir una hipoteca inversa. Esta operación financiera hace posible convertir el valor de nuestra casa en una renta periódica muy útil para complementar la pensión de jubilación y gozar así de un retiro sin estrecheces. Pero, ¿merece realmente la pena? A continuación, te mostramos los principales beneficios de este tipo de producto.

  • Es un préstamo que permite recibir una mensualidad todos los meses. A diferencia de una hipoteca convencional (el préstamo que solemos pedir al banco cuándo compramos una casa) aquí son los titulares quienes reciben de la entidad aseguradora un importe mensual a cambio de la vivienda. Es decir, un activo como un piso se transforma en una mensualidad para completar la pensión de jubilación.
  • No se pierde la propiedad de la vivienda. Podrá seguir viviendo en la casa y disfrutando de ella como siempre y, si lo considera conveniente, en cualquier momento alquilarla o incluso vender el inmueble o cancelar la hipoteca inversa.
  • Mi cónyuge también recibe la mensualidad. La casa puede tener uno o dos titulares, que han de ser españoles o con residencia en nuestro país. También debe ser la vivienda habitual en propiedad de los titulares del crédito. Pero en el caso de que el inmueble sólo sea propiedad de uno de los cónyuges, el otro también puede ser beneficiario de los pagos periódicos.
  • Sus hijos heredan la casa con la deuda generada hasta ese momento. Los herederos mantienen la vivienda en herencia, accediendo al disfrute de la misma tras cancelar la deuda. El producto está diseñado para que, llegado el momento calculado según la esperanza de vida del beneficiario, el importe que se adeude sea inferior al valor de la vivienda, por lo que podrán disfrutar de la diferencia. Si se vive poco, le deuda acumulada también es pequeña, lo que implica que los herederos se aprovecharán de mayor diferencial respecto al valor de la vivienda.
  • Se puede cancelar total o parcialmente. Los titulares pueden cancelar el préstamo en cualquier momento de la vida de la hipoteca inversa, tanto en su totalidad como de solo una parte. En esos casos solo se les aplicará una comisión. Una vez fallecidos todos los titulares, la cancelación de la deuda por parte de los herederos, que debe hacerse dentro de los 12 meses posteriores, no tiene ninguna compensación ni penalización.
  • Cuenta con una atractiva ventaja fiscal. Las rentas mensuales recibidas de una hipoteca inversa están exentas de tributación en el IRPF. Además, el producto disfruta de exenciones en el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD) y reducción de los honorarios notariales y registrales.
  • Es una operación segura y con todas las garantías. Para su contratación es obligatorio el Informe de Asesoramiento Independiente acreditativo de que los titulares han recibido el servicio de asesoramiento previsto en la legislación vigente. De hecho, el notario debe cerciorarse de que así ha sido, advirtiendo al interesado en el supuesto de que la hipoteca inversa se formalice en contra de la recomendación realizada por el asesor.