7 consejos para mejorar tu salud bucodental

A pesar de que se trata de uno de los aspectos que más puede condicionar tu bienestar y tranquilidad en tu día a día, es preciso reconocer que, por unas cosas o por otras, no solemos prestar a nuestra salud bucodental la atención que realmente merece.

De hecho, en muchas ocasiones nos acordamos de la importancia de contar con una buena salud bucodental, precisamente, cuando nos encontramos ante cualquier problema en alguna de nuestras piezas dentales o este se manifiesta en una molesta inflamación de las encías.

7 Consejos para mejorar tu salud bucodental

En este sentido, una gran parte del éxito de contar con una buena salud bucodental reside en realizar una correcta prevención, tanto a través de una limpieza y cuidado diario de tu boca como llevando a cabo revisiones periódicas para detectar y solucionar lo antes posible cualquier infección o problema que pueda agravarse en el futuro.

Como puedes ver, disfrutar de una buena salud bucodental puede convertirse en una tarea sencilla, si le dedicas una pequeña parte de tu tiempo cada día.

Así, si bien nos han enseñado mil formas de cepillarnos los dientes y, al final, la pregunta que uno se hace es ¿qué es lo mejor para nuestros dientes? A continuación, vamos a mostrarte, mediante siete sencillos consejos, la respuesta a esta pregunta.

El cuidado de tu salud bucodental comienza por tu alimentación

A la hora de comenzar con aquellos consejos y trucos que pueden ayudarte a contar con una buena salud bucodental, es conveniente que tengas presente la influencia que tiene tu alimentación en este sentido.

Ten en cuenta que en la medida en que controles el consumo de azúcar y carbohidratos refinados en tu alimentación diaria estarás reduciendo el riesgo de que se pueda generar una caries en tus piezas dentales.

Utiliza tu cepillo de dientes después de cada comida

Con independencia de que incluyas este tipo de alimentos en tu nutrición o no, recuerda en todo momento la necesidad de cepillarte los dientes después de cada comida.

No solo será importante convertir esto en un hábito, sino también hacerlo a conciencia y sin prisas, procediendo a una limpieza integral de los posibles restos de comida que se hayan podido quedar adheridos a tus piezas dentales.

Para ello, podrás optar por la utilización de cepillos manuales o eléctricos, seleccionando aquellos cabezales que más se ajustan a tus preferencias y necesidades, y procediendo a su renovación pasados 3 meses o si detectas que su estado se ha deteriorado.

Elige una pasta de dientes adaptada a tus necesidades

La elección de tu pasta de dientes es otro aspecto básico para favorecer un buen cuidado diario de tu salud bucodental.

En líneas generales, y salvo que tu dentista de confianza te recomiende otra alternativa, opta por una pasta dentífrica que contenga flúor, para prevenir la aparición de caries, y con un nivel bajo de abrasividad, para evitar que pueda afectar a tu esmalte dental.

En el caso de que desees utilizar pastas de dientes con efectos blanqueantes o similares, consúltalo previamente con tu dentista, ya que será quién mejor puede aconsejarte en este sentido.

Completa el cuidado de tu salud bucodental con seda o colutorio

Como complemento ideal al uso frecuente de tu cepillo de dientes, también será muy recomendable que incorpores en tus hábitos de higiene bucodental el uso de hilo dental y colutorio.

El hilo dental es el gran desconocido de los hogares españoles, pero es un buen aliado a la hora de prevenir caries y sarro. Es muy importante hacerlo después de cada comida, puesto que los restos de alimentos entre los dientes suelen ser molestos y perjudiciales.

Por su parte, el uso de colutorio o enjuague bucal al finalizar el día, te permitirá hacer frente a la posible aparición de las bacterias responsables de posibles infecciones bucales o mal aliento.

Presta atención a la salud de tus encías

Otro aspecto que no debes pasar por alto en el cuidado de tu salud bucodental residirá en prestar a tus encías la atención que merecen.

Ten en cuenta que la fortaleza de tus encías es básica para garantizar el buen estado de tus piezas dentales, por lo que será conveniente que te plantees el uso de una pasta de dientes o un cepillo específico en el caso de que detectes un incremento de su sensibilidad.

Olvídate de pagar por las visitas al dentista

¿Sabías que con el seguro dental de Caser no pagas las revisiones periódicas en el dentista, ni tampoco otros tratamientos como las limpiezas o la extracción de la muela del juicio y exodoncias?

Ver Seguro dental

Realiza revisiones periódicas acudiendo a tu dentista de confianza

Junto a todos los consejos y recomendaciones anteriores, debes tener presente la extraordinaria importancia de visitar a tu dentista de confianza al menos una o dos veces al año.

Tu dentista no es únicamente el profesional médico más adecuado para solucionar aquellos posibles problemas relacionados con tu salud bucodental. También es la persona que más puede ayudarte a prevenir que estos se produzcan, mediante su asesoramiento en todo lo relacionado con tu higiene bucodental o a través de la realización de limpiezas bucales periódicas.

Transmite a tus hijos la importancia de cuidar su salud bucodental

Para finalizar, solamente nos queda recordarte la importancia de predicar con el ejemplo para contribuir a la educación en higiene dental de los más pequeños de la casa.

Una buena educación bucodental es necesaria desde los primeros años. Además, es esencial acostumbrarles a ir al dentista y no convertirlo en un problema, sino en una actividad más. ¡Hacerlo divertido!

Por eso, lo ideal es que sigas estos consejos y transmitas a tus hijos la necesidad de que cuiden su salud bucodental cada día.