Infecciones en la piel: tipos, causas y tratamiento

Infecciones en la piel: tipos, causas y tratamiento

Las infecciones en la piel son muy frecuentes y pueden ocurrir tanto a nivel superficial, como interno. Las bacterias, virus, hongos y parásitos son los principales responsables de este tipo de infecciones, y condicionan el tratamiento posterior para corregir el cuadro clínico. Por su parte, la sintomatología es diversa teniendo que recurrir, en ocasiones, a la medicación.

¿Qué son las infecciones en la piel?

Para definir qué son las infecciones en la piel conviene tener en cuenta que este es el órgano más grande del cuerpo. Por tanto, a veces es complicado identificar si un pequeño corte en alguna zona se convierte en una vía de entrada para bacterias o si, por ejemplo, una parte húmeda no secada convenientemente acaba provocando la aparición de hongos. Algunos de los síntomas más significativos de infecciones en la piel son los siguientes:

  • Sarpullido.
  • Prurito.
  • Hinchazón.
  • Enrojecimiento.

Tipos de infecciones más comunes

Actualmente, se identifican hasta 4 tipos de infecciones de piel diferentes. Te las contamos:

Infección bacteriana en la piel

Una infección bacteriana en la piel, como su propio nombre indica, se produce debido a la acción de una bacteria. Esta penetra a través de pequeños cortes, quemaduras (incluso las solares) o mordeduras. Pero, también lo hace por los folículos pilosos, por eso, un ejemplo de este tipo de infección es la foliculitis.

La foliculitis se produce por una bacteria, Staphylococcus aureus, que penetra en los folículos y que provoca abscesos en la piel. El tratamiento se realiza con cremas antibióticas y fármacos que ayuden a controlar tanto la inflamación, como el malestar. Pues, hay ocasiones en las que los abscesos duelen mucho.

Infección micótica

En el caso de una infección micótica, es un hongo el responsable de que aparezcan las infecciones en la piel y nace en zonas húmedas. Por eso, hay que proteger bien los pies al utilizar duchas compartidas, puesto que esto puede propiciar el pie de atleta. El sarpullido, la picazón y las ampollas, son los síntomas habituales y se tratarán con medicamentos que contienen clotrimazol.

Infección viral

Como indica su nombre, esta infección en la piel se produce por un virus. Por lo tanto, será el sistema inmunitario de cada persona el encargado de combatirlo. En este caso no hay tratamientos eficaces, sino que estos se aplicarán para mejorar los síntomas. Un ejemplo de infección viral lo encontramos en las verrugas. El responsable es el virus del papiloma humano (VPH) y se pueden extirpar.

Infección parasitaria

El último de los tipos de infecciones en la piel es la parasitaria. La sarna es un ejemplo que provoca mucha picazón en la piel y que se suele contagiar por el contacto con otra persona que se encuentra infectada. El tratamiento se realiza con medicamentos tópicos y orales para matar al parásito responsable.

Otras infecciones parasitarias son los piojos, bastante habituales entre los niños pequeños. Y es que el contagio es tan sencillo como con el ejemplo anterior, ya que al estar en contacto con alguien infectado, el parásito se instala en el cuerpo o el cuero cabelludo, y deshacerse de él no es nada fácil.

Causas más comunes

Las causas por las que se producen las infecciones en la piel tienen que ver con estar en contacto con una persona infectada, pero también con una higiene deficiente. Y es que mantener una herida limpia y secar adecuadamente la piel son elementos clave para evitar algunos de los contagios mencionados.

Sin embargo, hay personas que son más propensas a contraer infecciones en la piel. Si acumulas bastante estrés durante un tiempo prolongado, eres mayor, tienes diabetes, mala circulación o alguna otra enfermedad que pueda afectar a tu sistema inmunitario, serás más vulnerable a este tipo de infecciones.

Tratamiento de las infecciones de la piel

El tratamiento de las infecciones en la piel dependerá del agente que las haya causado. Los medicamentos antimicóticos son útiles para los hongos, mientras que otros combaten bacterias y parásitos. En el caso de las infecciones virales la solución es tratar los síntomas asociados.

Sea como sea, lo más importante siempre es ponerte en manos de profesionales a la menor sintomatología. En este sentido, la dermatología es la especialidad indicada para el diagnóstico y tratamiento, aunque también puede estudiarse desde la alergología.

¿Cómo te puede ayudar un seguro médico?

¿Sabías que en todos nuestros seguros de salud Caser encontrarás las especialidades de dermatología y alergología sin coste adicional? Y lo mejor de todo es que con ello te garantizas:

  • Elegir el especialista que tú quieras, con nombre y apellidos, dentro de todos los que te ofrece el amplio cuadro médico de la compañía. 
  • Atención rápida, sin largas listas de espera y acudiendo directamente al especialista, sin tener que acudir previamente al médico de cabecera. Así, recibirás una solución temprana para ese picor, enrojecimiento o ampollas de la piel.
  • Las consultas son ilimitadas para tener un seguimiento continuado de tu dolencia o acudir a diferentes especialistas para contrastar opiniones.
  • Posibilidad de hablar con el médico también por llamada y videollamada, para agilizar la atención y evitar desplazamientos.

Y todo esto, ¿a qué precio? Pues por mucho menos de lo que imaginas. Calcula ahora el precio de tu seguro de salud, de forma online y sin ningún tipo de compromiso. ¡En 1 minuto lo tienes! Calcular ahora el precio de mi seguro de salud

 

Nota: El contenido de este artículo es meramente orientativo. En caso de presentar cualquier problema de salud, acuda a un centro sanitario. Toda sintomatología, diagnóstico o tratamiento debe ser valorado o prescrito por un especialista médico.

 

Artículos relacionados

Ver más artículos

Psoriasis: qué es, síntomas, tipos y tratamiento

La psoriasis es una enfermedad que afecta a millones de personas. Y es que según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), solo en nuestro país hay 1 millón de personas a las que se les ha diagnosticado esta dolencia, la cual no sólo provoca síntomas físicos muy molestos, sino que también tiene un impacto emocional evidente.

Tratamiento urticaria: síntomas y tipos

La urticaria es una reacción inflamatoria de la piel que se manifiesta con habones y ronchas sin que haya una causa conocida. Sí es verdad que, a veces, estos aparecen por ejemplo después del contacto con una ortiga, pero no siempre es así. Por eso, es fundamental saber qué tratamiento de urticaria emplear para calmar la sintomatología en cada situación particular.

Dermatitis en las manos: qué es, causas y tratamiento

¿Tienes la piel de las manos agrietada? ¿Esto se acompaña de picor y escozor? Tal vez te encuentres ante un caso de dermatitis en las manos, por ello, hoy queremos que descubras cuáles son sus posibles detonantes, los diferentes tipos que existen y sus características. Y, además, los tratamientos disponibles para este tipo de afección.