Cobertura de daños propios en tu seguro de coche

Conduce con la tranquilidad de saber que tienes cubiertos los posibles daños que sufra tu vehículo.
Seguros de Coche, cobertura daños propios
Protección frente a daños por accidente o siniestro
Sin importar si eres el responsable
Con tu seguro a todo riesgo

¿Por qué es importante tener la cobertura de daños propios en tu seguro de coche?

  La mayor parte de las coberturas incluidas en un seguro de coche están dirigidas a garantizar tu protección personal o la de tu vehículo, pero siempre en el caso de siniestros o percances provocados por elementos externos, como puede ser otro conductor, un tiempo adverso o unas malas condiciones de la vía.

  Sin embargo, si cuentas con la cobertura de daños propios en tu seguro de coche, disfrutarás de una protección adicional integral para tu vehículo, ya que también nos encargaremos de la reparación o subsanación de los daños que este haya sufrido derivados de cualquier accidente de circulación, sin importar que tú hayas sido el responsable de dicho accidente.

Cobertura de Daños propios: protección integral para tu coche

Si decides optar por la contratación de un seguro de coche a todo riesgo y así disponer de la cobertura de daños propios, tendrás la tranquilidad de saber que tu vehículo cuenta con total protección frente a todos aquellos daños derivados de accidentes o siniestros fortuitos.

Además, en caso de pérdida total del vehículo, si la antigüedad de este no excede de dos años desde la fecha de su primera matriculación, te indemnizamos con el 100% de su valor de adquisición. Y si el siniestro total se produce durante el tercer año desde su matriculación, la indemnización será del 120% del valor venal del vehículo.

Daños propios, incluidos con el seguro de coche a todo riesgo

Con el seguro a todo riesgo le das a tu vehículo el nivel más alto de protección.

Otras coberturas del Seguro de coche para ti