Daños a terceros en tu seguro de hogar: ¿Qué son?

Como muy probablemente sabrás, la cobertura de daños a terceros en tu seguro de hogar para inquilinos es un aspecto básico para garantizar al máximo tu bienestar y tranquilidad diaria.

Recuperación postparto: Consejos a tener en cuenta

Estamos seguros de que, al plantearte la contratación de un seguro para inquilinos, tu principal objetivo residirá en proteger aquellos bienes con los que cuentas en la vivienda en la que resides como inquilino, y que en la mayoría de los casos no se encuentran contemplados como merecen en el seguro de hogar con el que cuenta tu casero, en el caso de que exista.

Sin embargo, también resulta indispensable que tengas en cuenta las posibles repercusiones provocadas de forma involuntaria en el uso habitual de tu vivienda, por ti o por las personas o mascotas con las que convives y que pueden causar daños a otras personas o inmuebles, como puede ser la caída de una maceta, una avería que afecte a otro piso o que tu perro deje marcas, en un descuido, en la puerta de tu vecina.

En este sentido, la principal particularidad que presenta la cobertura de daños a terceros frente al resto de coberturas disponibles en tu seguro de hogar para inquilinos reside en que incrementa tu protección más allá de aquellos acontecimientos inesperados que puedan afectarte a ti o a la vivienda en la que resides, al ofrecerte la tranquilidad de que asumiremos los gastos provocados por aquellos daños materiales o personales que, de forma involuntaria, puedas provocar como consecuencia de tu día a día en tu hogar.

Por tanto, tu protección frente a daños a terceros, que se encuentra contemplada en la cobertura de responsabilidad civil de tu seguro de hogar te permitirá disponer de la tranquilidad de que, ante cualquier incidente o avería inesperada e involuntaria que se pueda producir en tu vivienda, y que genere daños en otras personas o inmuebles, no tendrás que hacerte cargo personalmente de los costes de indemnización o reparación, ya que para eso estamos nosotros.

¿Por qué es esencial la protección frente a daños a terceros en tu seguro de hogar como inquilino?

La cobertura de responsabilidad civil para hacer frente a daños a terceros es especialmente interesante si resides en una vivienda de alquiler como inquilino porque tu protección no se limitará a los problemas que puedas tener con un vecino o un tercero desconocido, sino también a aquellos desperfectos ocasionados en la vivienda que, a efectos legales, se consideran como daños materiales provocados en un bien que consta a nombre del propietario del inmueble.

En consecuencia, en el caso de que, debido a un accidente o descuido cuando cocinas, realizas la limpieza de la vivienda, o incluso en la convivencia diaria con tu animal de compañía, se produzca un daño material dentro de tu hogar, contribuiremos a su reparación y evitaremos de este modo que la relación con tu casero pueda deteriorarse,

¿Hasta qué punto estarás protegido frente a daños a terceros en tu seguro de hogar para inquilinos?

Si te estás planteando contratar un seguro de hogar para proteger la vivienda en la que resides como inquilino, puede resultarte interesante saber que con la cobertura de responsabilidad civil frente a terceros podrás decidir si deseas contar con un capital máximo de 200.000 o 300.000 euros para hacer frente a aquellas indemnizaciones derivadas de daños materiales y/o personales causados de forma accidental tanto por ti como por cualquier otro miembro de tu unidad familiar, además de por tus mascotas.

Además, puedes estar totalmente tranquilo, porque dentro de este capital también se incluirán, en caso de que sea necesario, los gastos judiciales derivados de un posible litigio derivado de dicho suceso.